Masajista erótica filmaba sesiones para extorsionarDetención en Esquel.

Una mujer de 28 años fue imputada por el delito de extorsión en Esquel, tras una denuncia presentada por un hombre en el Ministerio Público Fiscal de Esquel, luego de filmar sesiones de masajes y exigir compensaciones económicas. Ya se pidieron medidas de prueba al juez José Colabelli.

 

Con la orden del magistrado, personal de la División de Investigaciones Policiales de la Unidad Regional Esquel, a cargo del subcomisario Pablo Carrizo, se dirigió a una vivienda para realizar un procedimiento de allanamiento.

 

Carrizo informó que “una masoterapeuta, en ejercicio de su actividad laboral, estaba extorsionando a una persona”. La diligencia se cumplió con identidad reservada, por lo que sólo fueron con la orden, sin saber con anticipación el motivo del allanamiento.

 

Noticias relacionadas

“Nosotros sólo procedimos al secuestro del dinero que había sido parte de esa extorsión, y algunos elementos relacionados con la maniobra, como un aparato celular y una computadora, que serán periciados por el Equipo Técnico Multidisciplinario de la Procuración General”, narró el funcionario policial.

 

El subcomisario se limitó a consignar que secuestró una importante suma de dinero, y por otra fuente pudimos saber que se trató de $ 20.000 aproximadamente, cifra que denunció el damnificado en la extorsión que ahora se investiga, ocurrido en una vivienda del barrio 133 Viviendas de esa ciudad cordillerana chubutense.

 

Masajista erótica filmaba sesiones para extorsionar, billetes marcadosBilletes marcados.

 

Puntualmente sobre el hecho, Pablo Carrizo dijo que la extorsión es un delito muy complejo de investigar, y se debe actuar de manera minuciosa, indicando que por la gravedad del hecho, el juez José Colabelli habilitó el horario nocturno para el procedimiento en el domicilio, con la supervisión de funcionarios de turno de la Fiscalía local.

 

El titular de la Brigada de Investigaciones esquelense agregó que para estos hechos las penas son altas, y la persona denunciada fue imputada, sin detención, mientras se averiguará si no hay otras víctimas que padecieron con la misma modalidad delictiva. Según indicaron otras fuentes policiales, se trata de una masajista acusada de filmar las sesiones con sus clientes, y luego extorsionarlos para sacarles dinero. Caso contrario publicaba esas sesiones.