Hertz, bancarota, coronavirusHertz.

La empresa multinacional de alquiler de vehículos Hertz entró en cesación de pagos en los Estados Unidos al no haber podido llevar a cabo una reestructuración de su deuda, como consecuencia del impacto de la pandemia del coronavirus en su negocio.

 

Así, Hertz optó por acogerse a la protección del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras estadounidense, para algunas de sus filiales tanto en los Estados Unidos como en Canadá, aunque asegura que cuenta con US$ 1.000 millones de liquidez para continuar con sus operaciones actuales.

 

La compañía "no ha tenido más remedio que optar por esta medida después de que este viernes venciese la ampliación del plazo otorgada por las entidades acreedoras para alcanzar un acuerdo en relación con una reestructuración de su deuda y evitar, de esta forma, la bancarrota", reportó la agencia de noticias DPA.

 

Noticias relacionadas

La multinacional, con sede en el Estado de Florida, explicó que se vio abocada a esta situación por el impacto "repentino y dramático" que ha tenido la crisis del coronavirus sobre la demanda de vehículos de alquiler, lo que motivó una abrupta reducción en sus ingresos y en las reservas.

GENTILEZA EURONEWS

Hertz ha explicado que "El impacto de la COVID-19 en la demanda de viajes fue repentino y dramático, causando una disminución abrupta en los ingresos de la compañía y en las futuras reservas".

 

Hertz, fundada en 1918, es la última víctima económica de gran volumen de la pandemia.