ECONOMÍA ARGENTINA

Deuda externa: fondo de inversión negocia con el Gobierno y aguarda nueva oferta

Se trata de BlackRock. Junto al resto de los bonistas apuesta a un acuerdo por la reestructuración de deuda pública, pero amenazan con avanzar hacia los tribunales de Nueva York si no cierran una propuesta que cumpla sus expectativas económicas
Domingo 24 de mayo de 2020

Martín Guzmán, AGENCIA NAMartín Guzmán, AGENCIA NA

Uno de fondos de inversión, considerado entre los más poderosos, negocia con el Gobierno una nueva oferta antes de preparar su demanda en Nueva York para solicitar el default de nuestro país.

 

Se trata de BlackRock, el poderoso fondo que tiene línea directa con la Casa Blanca y resiste al ministro de Economía como único negociador de la reestructuración de la deuda externa.

 

Este sábado hubo una nueva ronda de conversaciones entre Guzmán y los distintos acreedores privados pero se avanzó poco y nada: Guzmán propone un Valor Presente Neto (NPV) de 45 dólares por cada 100 dólares invertidos, mientras que BlackRock exige un promedio de 53 dólares (NPV).

 

Noticias relacionadas

Pese a las diferencias, las líneas más poderosas del gobierno dialogan con BlackRock y buscan contener su voluntad de iniciar una demanda contra Argentina, si la oferta de Guzmán no satisface sus expectativas económicas y financieras.

 

Será una tarea ardua y compleja, ya que los roces entre BlackRock y su ministro de Economía se replican en todo momento. Hace unos días, los bonistas más poderosos de New York leyeron un reportaje que Guzmán concedió a Bloomberg y volvieron a pintarse la cara contra el ministro de Economía.

 

Guzmán sostuvo ante esta agencia de noticias que había acordado con los fondos de inversión que no habría consecuencias económicas y jurídicas por el default, una afirmación que los acreedores privados rechazaron por “maliciosa e inexistente”.

 

Bloomberg publicó una entrevista al titular del Palacio de Hacienda -realizada por los periodistas Jorgelina do Rosario y Patrick Gillespie- adonde se refiere lo siguiente: "Bonistas claves se han comprometido a no demandar un inmediato pago de la deuda defolteada, permitiendo que las conversaciones continuaran en términos amistosos, agregó Guzmán”.

 

El default consumado ayer por incumplir un pago de 503 millones de dólares en intereses del bono Global permite a los tenedores de títulos soberanos ejecutar un aceleramiento y solicitar en los tribunales de Manhattan que la Argentina pague ya todos sus compromisos asumidos hacia adelante. Si eso ocurriera, las arcas del Tesoro y del Banco Central tomarían la forma del Titanic rumbo al fondo del mar.

 

Guzmán trabajará todo el fin de semana largo con su equipo técnico para presentar a los bonistas su nueva propuesta de reestructuración de la deuda externa privada. El ministro ya sabe de memoria las ofertas presentadas por los fondos y está modelizando una serie de variables que contemplan los intereses de la Argentina y las intenciones de los fondos de inversión.

 

Por ahora, las cifras son fáciles de exponer: Argentina propone 45 dólares por cada lámina de 100 y los acreedores privados exigen 53.

 

El Presidente no desea un default con todas sus consecuencias jurídicas, políticas y económicas, y apuesta a un trato sostenible con los bonistas.

Deuda externa
Martín Guzmán
Bonistas
DEUDA ARGENTINA

En el ministerio de Economía creen que BlackRock rechazará la nueva oferta

La mejora de la propuesta ya consiguió respaldos formales tanto de bonistas como de bancos de inversión. Sin embargo, aún falta el veredicto del principal acreedor.
Martes 7 de julio de 2020

Larry Fink, CEO de BlackRock.Larry Fink, CEO de BlackRock.

Martín Guzmán desconfía de la respuesta de BlackRock, el administrador de activos más grande del mundo y posiblemente el acreedor individual más grande de la Argentina, obviamente detrás del FMI. El ministro de Economía prácticamente da por descontado que el fondo manejado por Larry Fink no apoyará la nueva propuesta, lo que hará dudar en los próximos días del verdadero éxito de la misma.

 

El Gobierno había negociado con UBS y el grupo de bonistas en el que participan Fintech y Gramercy una mejora de la oferta, que quedó plasmada en las nuevas condiciones que se enviaron a la SEC. Además, estableció condiciones mucho más favorables para el canje de los bonos 2005, que poseen cláusulas mucho más fuertes para los acreedores. Para los Discount, por ejemplo, el valor de la nueva oferta orilla los USD 60, es decir una diferencia a favor de estos bonistas, representados por el consorcio Exchange Bondholders. En la flamante oferta, el Gobierno ofrece un valor cercano a USD 53, calculando un rendimiento para los futuros bonos que emita la Argentina del 10% anual en dólares.

 

Sin embargo, el caso del grupo Ad Hoc, en el que participan Black Rock, Ashmore y otros es diferente. Poseen títulos de los bonos emitidos por el gobierno de Mauricio Macri a partir de 2016, pero vienen presionando para obtener mejores condiciones de la Argentina. La semana pasada incluso habían expresado públicamente su decepción porque el equipo económico había decidido cortar el diálogo en medio de la negociación.

 

La nueva propuesta fue negociada sólo con un grupo de acreedores. Pero Black Rock y otros fondos del consorcio Ad Hoc pretenden todavía una mejora de entre 5 y 7 dólares, por lo que no aceptarían esta oferta. Y ahora esta nueva propuesta no cuenta con el visto bueno de Black Rock ni mucho menos. Por eso, se espera algún comunicado que no pasaría de las próximas horas en el que este fondo exprese nuevamente su preocuapación porque la oferta no satisface sus demandas.

 

La clave de la oferta es llegar a las mayorías necesarias para arrastrar al resto de los bonistas a la operación. Por ejemplo, en el caso de los bonos del canje 2005 hace falta una mayoría especial de 85% para que entren quienes se negaron a participar de la operación. Y para los bonos del 2016 la mayoría que requiere la Argentina baja al 66%.

 

Se viene una nueva pulseada en la que la estrategia oficial ya se va vislumbrando: generar divisiones en el propio consorcio de acreedores para generar mayor adhesión.

 

Además, si bien la oferta se extenderá hasta el 4 de agosto, lo más probable es que se vuelva a prorrogar hasta fin de agosto. Pero en los términos permitidos en los bonos actuales, la propuesta debe prolongarse entre 10 días como mínimo y 30 como máximo, por lo que el límite caía a principios de agosto.

Bonistas
BlackRock
Deuda externa
DEUDA ARGENTINA

Martín Guzmán, sobre la propuesta de canje de la deuda con los acreedores: “La pelota está del lado de ellos”

El ministro de Economía se refirió a la oferta a los bonistas internacionales y destacó que Argentina busca llegar a un acuerdo con todos los acreedores, pero que este es el límite al que puede llegar el país.
Martes 7 de julio de 2020

Martín Guzmán, AGENCIA NAMartín Guzmán, NA.

El ministro de Economía Martín Guzmán se refirió este lunes por la tarde a la nueva propuesta de canje de deuda que se presentó hoy ante la Securities Exchange Commission (SEC), la autoridad de títulos valores de los Estados Unidos y en ese contexto, remarcó: “Argentina tiene una deuda insostenible. Hay un límite al que podemos llegar, este es el límite para cuidar a la Argentina y mantener una relación sostenible con los acreedores”.

 

El titular del Palacio de Hacienda aseguró que el período anterior a la nueva oferta fue de negociaciones arduas. En ese sentido, dijo que las demandas de los acreedores eran imposibles de sostener, aunque reconoció que las partes se fueron acercando y destacó que con un grupo ya se logró un acuerdo.

 

Argentina quiere tener una integración sana en la economía internacional, incluyendo los aspectos financieros. Y para que Argentina pueda tomar crédito debe estar en una situación en donde se puede sostener. La confianza ha sido muy dañada y reconstruirla requiere demostrar manejos macroeconómicos consistentes, un país que se va ordenando”, aseguró.

 

“La pelota está del lado de los acreedores, hemos mostrado un fuerte interés de la Argentina por llegar a un acuerdo”, aseguró. Y añadió: “Esta es la última oferta, el proceso de negociación ha sido duro, y se ha convertido en un baño de realidad para los acreedores sobre la situación real en que estaba la Argentina”.

 

Cabe recordar que el Gobierno Nacional presentó el domingo su nueva propuesta de canje, una enmienda a la oferta de reestructuración de deuda pública en moneda extranjera bajo legislación extranjera. Además extendió el plazo de adhesión hasta las 17 (hora de Nueva York), del próximo 4 de agosto, según se informó oficialmente desde el Palacio de Hacienda.

 

En otro orden, Guzmán señaló que el Gobierno va a tomar todas las medidas que sean necesarias para proteger a las personas, trabajadores y empresas en medio de una profunda crisis macroeconómica. 

 

Según el funcionario, va a haber un debate en el que el Gobierno va a involucrar a la sociedad en su conjunto para debatir modificaciones a la matriz tributaria.

Martín Guzmán
Deuda externa
Gobierno nacional