MURIÓ A LOS 83 AÑOS

Masacre de La Plata: los aberrantes detalles de los femicidios de Ricardo Barreda

El escenario fue una casona de la calle 48 entre 11 y 12 de La Plata, donde Barreda convivía con su esposa Gladys Margarita Mc Donald (57), su suegra Elena Arreche (86) y sus hijas Celina (26) y Adriana (24).
Martes 26 de mayo de 2020

Masacre de La Plata, crimen de Ricardo BarredaRicardo Barreda.

El odontólogo Ricardo Barreda, quien murió a los 83 años, conmocionó a la opinión pública en 1992 cuando mató a sus dos hijas, su esposa y su suegra en una casa de La Plata, señaló alguna vez que se arrepintió de lo que había hecho, pero aclaró que "volvería a actuar de la misma manera", porque, siempre dijo: "eran ellas o yo".

 

"Estoy arrepentido. Pero en el momento que fue, y en las circunstancias como fueron y como se fueron dando escalonadamente, creo que actuaría de la misma manera. Sentí liberación", aseguró Barreda en una entrevista televisiva en 1995 sobre lo que había sentido tras el cuádruple crimen, antes de que la Justicia condene a pisión perpetua.

 

El 15 de noviembre de 1992 en su casa de La Plata a sus hijas, Adriana, de 24 años y abogada, Cecilia, de 26 y odontóloga, a su esposa, Gladys McDonald, de 57, y a su suegra, Elena Arreche, de 86, en la casa que compartían en la ciudad de La Plata.

 

Noticias relacionadas

"Fue una cosa que se me fue haciendo carne. Porque estaba la cosa dada que era, o ellas o yo. Solo viviendo ahí se podía entender", había dicho Barreda sobre lo que, para él, era estar conviviendo con sus hijas, su esposa y su suegra.

Masacre de La Plata, crimen de Ricardo Barreda 

Incluso, en varias ocasiones dijo que las mujeres lo trataban de "conchita" (sic) cada vez que le hablaban y que tenía que hacer tareas en la casa.

 

"Lo ignoraba, directamente", comentó Barreda sobre lo que hacía cada vez que lo llamaban así, y en también aseguró sentir "toda la presencia satánica a mi alrededor".

 

Barreda afirmó que "siempre creí en Dios" e incluso en otra entrevista había dicho que era "una cosa que parece irreal, todo lo que estoy viviendo. Es una cosa que es como que uno está inmerso en algo que nunca pensó que le podía llegar a pasar".

 

Tras concretar el cuádruple femicidio, Barreda contó que arrojó todos los cartuchos de la escopeta con la que mató a sus familiares en una boca de tormenta.

 

Luego, según quedó acreditado en el marco de la causa, el odontólogo se deshizo de la escopeta tirándola en un canal en las afueras de la ciudad de La Plata.

Masacre de La Plata, crimen de Ricardo Barreda 

Barreda se sentó en un banco y miró a los elefantes como si contemplara una obra de arte. Luego se quedó fascinado con la jirafa. Cuando salió del zoológico de La Plata, dejó flores en las tumbas de sus padres y se encontró con su amante en una pizzería.

 

Comieron, bebieron y tuvieron sexo en un hotel alojamiento. Cuando volvió a su casa, Ricardo Barreda se encontró con los cadáveres de su esposa, su suegra y sus dos hijas. Mucho antes del zoológico, el cementerio, la pizzería y el hotel, el odontólogo había matado a escopetazos a toda su familia. Pero esa noche pareció olvidarlo. Llamó a la policía con el mismo tono con el que hubiera llamado para pedir un turno con el médico.

 

En 1995 Barreda fue condenado a reclusión perpetua por triple homicidio calificado y un homicidio simple y en mayo de 2008 abandonó la Unidad Penal 9 de La Plata, beneficiado con un arresto domiciliario.

 

En diciembre de ese mismo año, y luego de varias idas y vueltas judiciales, Barreda recibió la libertad condicional, mientras que en mayo de 2016 se declaró "extinguida la pena impuesta" y se hicieron "cesar las accesorias legales impuestas".

Ricardo Barreda
Muerte
Femicidio
La Plata
BUSCAN A UN HOMBRE

Horror en Constitución: quemaron viva a una mujer en situación de calle

Los investigadores sospechan, tras la declaración de un testigo, que el hecho fue provocado de manera intencional por un hombre que, tras prender fuego la casilla, abandonó el lugar caminando en dirección a la calle Cochabamba.
Martes 7 de julio de 2020

Mujer quemada viva en Constitución, móvil Canal 26

El hecho ocurrió el pasado sábado cerca de la medianoche sobre la calle Virrey Ceballos 1248, justo debajo de la Autopista 25 de Mayo, en el barrio de Constitución de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Fuentes de la Policía de la Ciudad aseguraron que personal de la Comisaría Vecinal 1C concurrieron al lugar tras ser alertados por un vecino que denunció que se estaba incendiando un asentamiento precario.

Al arribar al lugar, los efectivos observaron una casilla que se prendía fuego, por lo que solicitaron la presencia de los bomberos.

 

Una vez sofocado el incendio por parte de los bomberos, entre los restos se halló el cuerpo de una persona totalmente carbonizada.

 

Fuentes judiciales confirmaron que la víctima fue una mujer y que falleció por las quemaduras en su cuerpo.

 

Los investigadores sospechan, tras la declaración de un testigo, que el hecho fue provocado de manera intencional por un hombre que, tras prender fuego la casilla, abandonó el lugar caminando en dirección a la calle Cochabamba.

 

La causa está a cargo de la fiscal Romina Monteleone, de la Fiscalía Criminal y Correccional Número 52, quien ordenó una serie de medidas para intentar identificar al sospechoso y lograr su detención.

Asesinato
Mujer quemada
Constitución
Muerte
EN INGENIERO WHITE

Ladrón murió incinerado en intento de robo a iglesia: el hecho milagroso que sorprendió a bomberos

Fuentes policiales indicaron que en ese lugar funciona una vivienda particular y también una iglesia adventista, donde, tras sofocar el fuego se halló a un joven muerto detrás de la puerta principal.
Lunes 6 de julio de 2020

La iglesia adventista de Ingeniero White, muerte de ladrón en intento de roboLa iglesia adventista de Ingeniero White.

Un joven murió hoy durante un incendio en una iglesia adventista en la localidad bonaerense de Ingeniero White a la que presuntamente había ingresado a robar y por el hecho demoraron a un sospechoso, informaron fuentes policiales.

 

Todo comenzó pasadas las 3, cuando personal policial y de Bomberos fueron alertados sobre un incendio en un inmueble situado en Cárrega al 3400, en dicha localidad portuaria, a unos 8 kilómetros del centro de Bahía Blanca.

 

Fuentes policiales indicaron que en ese lugar funciona una vivienda particular y también una iglesia adventista, donde, tras sofocar el fuego se halló a un joven muerto detrás de la puerta principal.

 

Las pérdidas materiales de su interior fueron casi totales. Lo único que no sufrió daños fue una Biblia que quedó intacta arriba de un atril. Todos hablan de un hecho milagroso y tanto los bomberos como los vecinos se mostraron sorprendidos de que lo único que no se hubiera convertido en cenizas fuera la palabra de Dios.

 

De acuerdo a los pesquisas, el fallecido fue identificado como Ramón Arce (25), quien se cree había ingresado a robar al inmueble junto a otras dos personas.

La iglesia adventista de Ingeniero White, muerte de ladrón en intento de robo 

Poco después, los policías demoraron a pocos metros de la iglesia a un sospechoso que corría por la calle y arrojaba una garrafa de 10 kilogramos como así también tirantes de madera, presuntamente robados del templo.

 

"Se está tratando de establecer cómo murió el joven en el lugar a través de la autopsia que se realizará en las próximas horas", explicó un vocero.

 

El hecho es investigado por el fiscal en turno bahiense en el marco de la causa caratulada como "averiguación causales de muerte y hurto".

Robo
Muerte
Iglesia