Anahí BenítezAnahí Benítez

La justicia dictó veredicto condenatorio para Marcos Esteban Bazán, el dueño de la casa de la reserva de Santa Catalina de Lomas de Zamora donde se cree que fue retenida, drogada, violada y asesinada la adolescente de 16 años Anahí Benítez en 2017.

 

El fallo fue dado a conocer este mediodía por el Tribunal Oral en lo Criminal 7 de Lomas de Zamora, que anunció que la lectura de la sentencia, es decir la pena y el delito por el que fue condenado, y los fundamentos, se darán a conocer recién el 2 de junio a las 12 en una nueva audiencia.

 

En su alegato de la semana pasada, el fiscal Carrión afirmó que Anahí fue "torturada y cosificada" y pidió para Bazán la pena de prisión perpetua como coautor, o en su defecto partícipe necesario, de los delitos de "privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género" (femicidio) y como partícipe necesario de un "abuso sexual agravado por acceso carnal".

 

Noticias relacionadas

Bazán es el dueño de la casa donde se cree que Anahí fue retenida, drogada, violada y asesinada. La hipótesis de la fiscalía es que Anahí conocía a Bazán por el interés que ambos tenían por la naturaleza y por sus inclinaciones artísticas y que, en ese contexto, el imputado la secuestró, la retuvo en su casa, la drogó con "burundanga" y ahí fue violada por Villalba. Al ver la búsqueda policial que se desarrollaba por la joven, los acusados "tomaron la decisión de quitarle la vida" para ocultar los delitos que habían cometido.

 

La defensa de Bazán, a cargo de los abogados de la Asociación Gremial de Abogados Rosario Fernández y Eduardo Soares, insiste con la inocencia del hombre y afirmaron que con este juicio “se protege a la policía”. Sostienen que en el femicidio está vinculado Damián Lozano, entonces jefe del distrito Lomas de Zamora Norte de la Bonaerense, quien fue detenido cuatro meses despúes del crimen tras la investigación por narcotráfico y trata que operaba en el barrio Parque Barón, donde vivía Anahí.

 

Anahí fue vista por última vez el 29 de julio de 2017 cuando salió de su casa de Parque Barón, en Lomas de Zamora, para dar un paseo y el 4 de agosto su cadáver fue encontrado desnudo, con lesiones cortantes y golpes en la cabeza, enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina. La autopsia determinó que fue estrangulada, que le habían suministrado drogas y que en esas condiciones había sido abusada.