Coronavirus en Francia, ciencia, médicos, laboratorio, REUTERSVariante en laboratorio de Sars-Cov2 

Una variante del coronavirus Sars-Cov2, “extremadamente menos potente” ha sido aislada en los laboratorios de los Hospitales Civiles de Brescia, una de las zonas más castigadas por la pandemia, en el norte de Italia. El presidente de la Sociedad de Virología italiana, profesor Armando Caruso, está al frente del descubrimiento en el que participaron otros especialistas.

 

Caruso señaló que “mientras las cepas virales que estamos habituados a ver en estos meses, son verdaderas bombas biológicas capaces de exterminar las células en dos o tres días, esta variante necesita al menos seis días, el doble de tiempo, para comenzar a atacar”.

 

Según los datos de este martes, la curva epidémica continúa bajando y se registraron 78 muertos en 24 horas, con un total de 32.955 Los actualmente contagiados descendieron a 52.942, con un aumento diario de 397 casos. Las cifras representan una reducción de dos tercios con respecto a tres semanas atrás.

 

Noticias relacionadas

Algunos grandes expertos italianos, como Massimo Galli, director del hospital y centro universitario “Sacco” de Milán, dieron opiniones cautelosas. Galli destacó la importancia de un amplio estudio publicado por la revista “Nature”, según el cual el microorganismo no ha sustancialmente cambiado desde el comienzo de la epidemia.

 

Giuseppe Ippolito director científico del Instituto Spallanzani de Roma, destacó que alrededor de 30 mil secuencias virales depositadas en el banco de datos Internacional, “dicen que desde diciembre a hoy el virus ha sufrido mutaciones poco significativas”.

 

“El número de los infectados ha disminuido, el afinamiento de las estrategias de vigilancia permite individuar con más precocidad los casos de contagio”. Pero otros médicos que han vivido todos los meses de la pandemia muestran una experiencia distinta, Han visto en marzo y abril la mayor tempestad del coronavirus que convirtió a Italia en el país europeo con más muertos y contagiados.

 

Matteo Bassetti, director de Enfermedades Infecciosas del hospital San Martín de Génova afirmó que “hoy las cosas han cambiado”. Todavía llegan enfermos con más de noventa años, que en marzo y abril murieron casi todos. Ahora “no arriesgan la vida, sufren formas más leves de la infección”. “El objetivo de contener la pandemia ha sido centrado.”

 

Para Giorgio Palu, presidente de la Sociedad Europea de Virología, ”el descubrimiento de una cepa viral con baja eficacia para replicarse en los seres humanos es de un grandísimo interés”. Elogia al profesor Caruso pero aclara que todavía no se puede afirmar que exista una forma mutada del coronavirus.

 

El virólogo Carlo Federico Perno señala también la importancia del “modelo preciso” descubierto por el profesor Caruso. “Ha sido identificado un tipo de virus que mata las células menos rápidamente que las cepas que de marzo y abril, pero esto no significa un debilitamiento del germen sino de su capacidad para hacer daño”. Perno sostiene que la enfermedad es también menos agresiva porque los pacientes son individualizados y curados más precozmente.

 

El presidente de los virólogos italianos insiste en que el SARS-CoV-2 “está perdiendo fuerza”. “La evidencia científica existe, como emerge de un trabajo colectivo de los colegas de Hong Kong que han encontrado versiones atenuadas de Covid-19”.

 

El virólogo es moderadamente optimista respecto al verano. “Cuando llega la estación caliente la capacidad de contagio baja, como ocurre con las gripes. No significa que el virus haya desaparecido, pero hace menos daño”.

 

“En primer lugar en verano puede hacer mucho daño en los individuos más débiles. Las cosas serán distintas en setiembre-octure con el otoño. Tenemos que estar listos para saber con tiempo que variante del coronavirus circulará y tomar las debidas medidas de prevención y contraste de la infección.”