Juan Pistarini y Juan Domingo PerónJuan Pistarini junto a Juan Domingo Perón y Evita.

En 1956, un 29 de mayo, moría el ministro de Juan Domingo Perón, Juan Pistarini, el impulsor de la construcción entre varias grandes obras del aeropuerto internacional de Ezeiza, estación aérea que lo recuerda justamente llevando su nombre. Pese a la enorme importancia que tuvo la tarea de Pistarini, en 1955 terminó encarcelado en Ushuaia, en penosas condiciones, investigado e inhibido para administrar sus escasos bienes.

 

Pistarini fue un ingeniero militar argentino nacido en el seno de una familia italiana en 1882, en Victorica, La Pampa. Se graduó de ingeniero civil en Europa y, ya en la Argentina cursó en la Escuela Superior Técnica y en la Escuela de Guerra, hasta convertirse en ingeniero militar y oficial militar, llegando a integrar el Estado Mayor del Ejército. Llegó a ser designado como director general de área de Ingenieros de la fuerza.

 

En 1943, Pistarini participó en la revolución del 4 de junio y al año siguiente fue nombrado como ministro de Obras Públicas, cargo que había ejercido en 1935, cuando gestó la idea de un aeropuerto. En 1945 fue el vicepresidente del general Edelmiro Farrell y en 1946, se convirtió en el ministro de Obras Públicas del gobierno de Juan Domingo Perón, llevando adelante el primer Plan Quinquenal (1946-1952).

 

Noticias relacionadas

La gestión de Pistarini como ministro finalizó el 4 de junio de 1952, pero tres años después, con el golpe que había terminado con el gobierno de Perón, Pistarini fue recluido en la cárcel de Ushuaia con cientos de dirigentes peronistas de todo el país. El gobierno militar de 1955 resolvió por decreto Nº 194 del 29 de noviembre (resolución Nº 2/55), borrar el nombre de Pistarini en la estación aérea, rebautizando al aeropuerto simplemente como "Ezeiza".

 

La familia de Pistarini también fue perseguida y a él se le quitó incluso la pensión militar, negándosele asistencia médica, hasta su fallecimiento el 29 de mayo de 1956.

 

"Personaje controvertido, sus críticos le achacan su participación en conjuras golpistas contra el gobierno constitucional de Yrigoyen y, sobre todo, sus abiertas simpatías por la Alemania de los 40 que lo llevó, por ejemplo, a una estrecha amistad y sociedad comercial con Ludwig Freude, sindicado como uno de los jefes de la red de espionaje nazi en Sudamérica", lo había descripto en alguna de sus revisiones el historiador Pacho O'Donell.

 

Aeropuerto de Ezeiza, Juan PistariniAeropuerto Internacional de Ezeiza "Ministro Pistarini".

 

Además, el mismo O'Donell recordó que "sus defensores resaltan su energía y eficacia de gestión que lo llevó a crear la Flota Fluvial del Estado. Fue el protagonista de la construcción de hospitales, escuelas, centros de recreación, mucha obra pública al servicio de los sectores populares en consonancia con el gobierno peronista. Se le deben el complejo de Chapadmalal y el de Embalse de Río III. Fue su compromiso político el que lo llevó a morir en prisión en 1956, en medio de investigaciones por corrupción".

 

Por último, en 1985, durante la presidencia de Raúl Alfonsín, el nombre de Pistarini volvió a ser reconocido, haciéndose lugar al pedido de restitución del nombre "Ministro Pistarini", al aeropuerto de Ezeiza.

 

El 30 de abril de 1949 el presidente de la Nación Juan D. Perón inauguró el Aeropuerto Internacional de Ezeiza "Ministro Pistarini". Dicho aeropuerto lleva el nombre «Ministro Pistarini», ya que el ministro de Obras Públicas, general Juan Pistarini fue el gran impulsor del proyecto de construcción. La obra se inició el 22 de octubre de 1945 y casi cuatros años después se logró inaugura, siendo por varios años el aeropuerto mas grande del mundo en superficie.

 

A continuación compartimos parte de la disertación del General Perón:

"Cuando los hechos ponen obras de esta naturaleza en evidencia, las palabras huelgan. Yo sólo quiero decir dos para que queden grabadas en el pueblo argentino: esta magnífica obra, que habla del genio, la capacidad y energía del pueblo argentino, la ofrecemos a la Patria. En nombre del gobierno, agradezco al señor ministro que la ha dirigido; a los técnicos y administrativos que han hecho posible esta gran empresa con su intervención, y a los compañeros obreros que pusieron su bendito músculo al servicio de la grandeza de la Patria, en una obra sin igual".