RACISMO EN ESTADOS UNIDOS

Crimen de George Floyd: otra noche de disturbios, saqueos y tensión social en EUU

Miles de estadounidenses desafiaron el toque de queda y las amenazas del presidente Donald Trump. La Policía reprimió con gases lacrimógenos en Dallas, Atlanta y Washington.
Martes 2 de junio de 2020

Protestas Raciales en Estados UnidosBrutalidad policial en Estados Unidos. 

Miles de estadounidenses desafiaron el toque de queda y las amenazas del presidente Donald Trump y salieron anoche a las calles de varias ciudades para protestar por el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco, en una noche de furia que dejó miles de detenidos.

 

En Dallas, ubicada en el estado de Texas, la policía usó gases lacrimógenos para sofocar las protestas cuando los manifestantes llegaban al puente Margaret Hunt Hill, donde se registraron enfrentamientos. Varios de los manifestantes que protestaban pacíficamente fueron arrestados.

 

El toque de queda entró en vigencia a partir de las 19 en Dallas, pero sólo rige en algunas partes de la ciudad, por lo que los manifestantes marcharon bordeando esas zonas. En Washington, en tanto, los manifestantes marcharon por las calles violando el toque de queda impuesto mientras al menos un helicóptero militar sobrevolaba la ciudad en un intento por dispersar a las multitudes.

 

Noticias relacionadas

 

El pico de tensión se vivió en las afueras de la Casa Blanca, donde la policía usó gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar una multitud, algo que le permitió a Trump visitar la iglesia de Saint John, para lo que debió cruzar el parque Lafayette.

 

En contraste con el discurso presidencial, la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, condenó a través de Twitter las acciones de la policía y calificó como "vergonzoso" y "sin provocación" el uso de gases lacrimógenos contra los manifestantes en las inmediaciones de la Casa Blanca.

 

En Nueva York, las manifestaciones se iniciaron de manera pacífica pero pocas horas después mutaron y decenas de personas rompieron vidrieras y las puertas de varias tiendas cerca del Rockefeller Center, antes de saquearlas. Después de los episodios de violencia y daños a la propiedad privada registrados, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, extendió el toque de queda a la noche de hoy, "Estas protestas tienen poder y significado. Pero a medida que avanza la noche, vemos que los grupos las usan para incitar a la violencia y destruir la propiedad", aseguró de Blasio en Twitter.

 

 

"El toque de queda está vigente y los oficiales están trabajando para garantizar su cumplimiento y realizar arrestos donde sea necesario", agregó. En Los Ángeles, en tanto, el alcalde Eric Garcetti, pidió a las personas manifestarse sin violencia, luego que tiendas, edificios y centros comerciales fueran saqueados y vandalizados en los últimos días. Garcetti reconoció que la muerte de Floyd fue "fundamentalmente no americana, inhumana" y aseguró que "clama por justicia".

 

 

También se registraron protestas y disturbios en Filadelfia, donde cientos de manifestantes tomaron las calles en el corazón de la ciudad, y en Atlanta, donde la policía disparó gases lacrimógenos contra los manifestantes. La policía de esta última ciudad, informó que arrestó a un total de 52 personas durante las protestas del lunes.

 

 

"Hemos encontrado varios problemas durante el día, incluyendo casos en que los manifestantes bloquearon el tráfico en varias carreteras", precisó un comunicado oficial. La policía de Richmond, en Virginia, también utilizó lacrimógenos contra los manifestantes, después de advertirles de que pararan de intentar derribar algunas estatuas ubicadas en Monument Avenue, informó la agencia Europa Press.

George Floyd
Racismo
Estados Unidos
Protesta
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Académico James Galbraith: "La economía de EEUU era un castillo de naipes que se derrumbó con la pandemia"

El especialista en economía brindó una entrevista y dio sus motivos sobre porqué la economía más poderosa del mundo podría tardar en recuperarse a raíz de la pandemia.
Jueves 9 de julio de 2020

Economía, Estados Unidos, coronavirusWall Street.

Estados Unidos está siendo el país más afectado por la pandemia del coronavirus, teniendo serios efectos negativos en su economía.

 

Si bien el país intenta acelerar la actividad económica, el aumento de casos en ciertos estados lo está impidiendo. Hay pronósticos sobre una posible activación de la economía en el último trimestre del 2020, pero dependerá de cómo se controle el virus.

 

James Galbraith, profesor de la Escuela de Asuntos Públicos Lyndon B. Johnson de la Universidad de Texas, Austin, brindó una entrevista con BBC Mundo y dio su opinión.

 

"La economía de EE.UU. es un castillo de naipes que se derrumbó con la pandemia. No veremos una recuperación económica rápida porque los problemas de la economía estadounidense son estructurales", comentó Galbraith.

 

Según el especialista una serie de cambios en el último medio siglo de la economía norteamericana dificultan la recuperación económica:

 

Cambio en la producción y demanda global de productos

 

En la década de los 60 la economía estadounidense producía bienes con distintos niveles de desarrollo tecnológico y estaba más orientada al consumo interno. Pero ahora es distinto ya que Estados Unidos produce bienes y servicios de tecnología avanzada en sectores como la industria aeroespacial, tecnologías de información, armamento, servicios petroleros o finanzas, para abastecer una demanda global.

 

"El problema es que no van a crecer las compras de aviones si la gente en el futuro va a viajar menos Ese no es un problema que se pueda resolver con medidas de estímulo fiscal", dijo Galbraith.

 

Menos puestos de trabajo

 

"La incertidumbre sobre el futuro de los empleos provocará que la gente ahorre enormemente. No van a ir a conciertos, eventos deportivos, a cenar fuera de casa o viajar", agregó.

 

Endeudamiento

 

Galbraith cuenta que los sueldos no crecen a esa velocidad y el aumento del gasto en la última década está muy relacionado con un aumento en las deudas personales y corporativas.

 

“Las deudas personales como la hipoteca, la renta, los servicios básicos o la educación, seguirán escalando. La gente dice que si nos recuperamos de esa crisis, nos recuperaremos de esta. Pero eso es engañoso porque las circunstancias son muy distintas", aseguró Galbraith.

 

"Esto no es un shock económico como un terremoto. La gente sabe que vendrá la reconstrucción y la vida seguirá. Ahora no sabes qué pasará el próximo año o los que vienen", comentó.

 

“El modelo económico que generaba empleo en base a los servicios tiene que ser reestructurado. Hay mucha gente luchando por sobrevivir y cuando se acaben las medidas de estímulo, vendrá el descontento social, la rabia", cerró.

 

 

Coronavirus
Estados Unidos
Economías mundiales
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus en Estados Unidos: el país está desbordado y supera 3 millones de infectados

En las últimas 24 horas hubo más de 60.000 nuevos contagios, la cifra más alta en toda la pandemia. Pese a esto y de los 131.521 muertos por coronavirus, el presidente Trump dijo que la mayoría de los nuevos casos son "inofensivos".
Miércoles 8 de julio de 2020

Coronavirus, Estados Unidos, pandemia, ReutersPandemia imparable en EE.UU. Reuters.

Estados Unidos se ha pasado a ser este miércoles 8 de julio en el único país con más de 3 millones de contagios de coronavirus luego desuperar por primera vez los 60.000 en un día, mientras el presidente Donald Trump continúa defendiendo su criticada gestión de la crisis, discrepando con los epidemiólogos de su Gobierno e insistiendo en relanzar actividades, incluyendo las clases.

 

A pesar de que el país vive el mayor repunte de casos de coronavirus en dos meses, Trump ha dicho que la mayoría de los nuevos contagios son "inofensivos" y ha exagerado el alcance de una caída en la tasa de la mortalidad de la enfermedad en Estados Unidos, asegurando falsamente que es la menor del mundo.

 

Desde el comienzo del brote nacional, que es lejos el peor del planeta, con más de 131.500 muertes, el presidente republicano ha minimizado la gravedad de la enfermedad, se negó a hacer obligatorio el uso del barbijo a nivel nacional y se ha resistido a usarlo en público, además de oponerse a las cuarentenas decretadas en algunos estados en el pico de los contagios.

 

Con el país ante una casi segura e inevitable recesión antes de las elecciones presidenciales de noviembre, en las que busca su reelección, Trump, decidido a reabrir la economía a como dé lugar, amenazó hoy con recortar fondos a las escuelas públicas que no reabran, luego de exigir ayer a los colegios que vuelvan a dar clases desde septiembre, cuando empieza el ciclo lectivo en Estados Unidos.

 

Sindicatos docentes, padres de alumnos y autoridades de Educación de estados republicanos, como Texas, rechazaron la intención del presidente, pero Florida, que es uno de los estados más golpeados por el actual repunte, decretó la obligatoriedad de la reapertura de las escuelas desde septiembre.

 

Para volver a abrir las escuelas, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos ha recomendado desinfecciones, tapabocas, alternar clases presenciales con clases online, dividir los cursos en dos, contratar personal de reserva, modificar la disposición de los pupitres para mantener el distanciamiento, poner barreras físicas y cerrar espacios comunes.

 

En un tuit, el presidente dijo que las estas recomendaciones del CDC son "muy duras y caras" y agregó que podría "recortar fondos" a los colegios que no reabran, aunque el grueso de la financiación de las escuelas públicas corre por cuenta de los gobiernos estatales o locales.
Más tarde, en conferencia de prensa, el vicepresidente Mike Pence dijo que el CDC elaborará una nueva lista de recomendaciones para abrir las escuelas que será publicada la semana próxima.

 

Pence manifestó que era tiempo de que los chicos volvieran a las aulas y dijo que el Gobierno será "muy respetuoso" de aquellos estados o localidades que no puedan reabrir sus escuelas.
Agregó que el Gobierno enviará personal médico adicional a los estados con repuntes de casos.

 

En la misma conferencia de prensa, la doctora Deborah Birx, una de las principales asesoras del Gobierno ante la crisis, dijo que aquellos estados con repuntes de contagios deberían volver a la fase uno de confinamiento casi total en las casas.

 


Birx agregó no obstante que veía tendencias "alentadoras" en la evolución de los brotes en Arizona, Florida y Texas, tres de los estados más afectados por el repunte, luego de un aplanamiento de la curva de contagios en los últimos siete días, informó la cadena estadounidense CNN.

Estados Unidos
Coronavirus
Pandemia
Muertos
Contagio