Omar Perotti, gobernador de Santa FeOmar Perotti.

Tras conocerse la noticia de la intervención de Vicentín en Santa Fe se viven horas convulsionadas y en el medio de la discusión quedó la figura del gobernador Omar Perotti quien quedó en la discusión entre el gobierno nacional y el provincial. 

 

Perotti, alineada a Alberto Fernández, le sirve al presidente para evitar choques con el sector agropecuario.

 

En Santa Fe hay voces cruzadas y ya el ministro de Producción, Ciencia y Tecnología de Perotti, Daniel Costamagna, rechazó abiertamente la intervención de Vicentín.

 

Noticias relacionadas

“El federalismo se observa en hechos concretos, en hechos reales. El concepto de soberanía alimentaria debe pasar por cuidar a nuestros productores y a nuestras empresas”, explicó el ministro en una nota con el diario El Litoral.

 

A lo largo de los últimos seis meses, cuando empezaba la debacle de la cerealera, el gobierno de Perotti participó de las negociaciones para buscar una solución. El objetivo del oficialismo era preservar los empleos y pagarle a los productores, cooperativas y acopiadores que proveían a Vicentín. Porque la empresa del norte santafesino, la única en su rubro de capitales argentinos (y santafesinos en particular), dejó de pagarles a principios de diciembre.

 

Perotti por su lado apoyó la medida vía Twitter: "Acompañamos este proceso en resguardo de los intereses de todos los santafesinos, por lo que significa hasta aquí una empresa como Vicentin y con las dificultades que ha atravesado en la última instancia, con la preocupación que ha generado en muchísimos productores que son acreedores”.

 

Pero por otro lado el intendente de Avellaneda, donde está la empresa, Dionisio Scarpín manifestó: "Me cuesta creer que Perotti esté convencido”.