Actores porno en publicidadActores porno protagonistas de la campaña.

El Gobierno de Nueva Zelanda lanzó una campaña de concientización sobre educación sexual que se volvió viral en todas partes del mundo. Una de las particularidades de este video que impactó tanto al público es la participación de actores porno.

 

Se trata de un anuncio oficial neozelandés que forma parte de una serie de videos para llamar la atención sobre las buenas maneras de usar Internet y los peligros que puede traer su uso sin conciencia ni control.

 

El video comienza con una señora vestida de entrecasa, aparentemente terminando de desayunar, abriendo la puerta de su hogar tras sentir el llamado del timbre. Al abrir la puerta, se encuentra con dos actores porno totalmente desnudos que le preguntan por su hijo y le comentan: "Hola. Somos Sue y Derek . Estamos aquí porque tu hijo nos acaba de ver en Internet, ya sabés, para mirarnos.Ya sabés, él nos ve en su tablet , el iPad, la P lay Station , su celular, el tuyo, la tele".

 

Noticias relacionadas

"Nosotros actuamos para adultos, pero tu hijo es solo un niño. Quizá él no sepa cómo son en realidad las relaciones. Nosotros ni siquiera hablamos de consentimiento. Nos metemos en faena directamente, nunca actuamos así en la vida real", agregan.

 

En ese momento, se ve a un menor de edad bajando la escalera, quien se paraliza y deja caer un vaso que llevaba en la mano tras ver a la pareja desnuda en la puerta de la casa. Al comprender el mensaje que le había traído la pareja, la mujer mira a su hijo y le dice: "Parece que ha llegado el momento de tener una charla sobre las diferencias que hay entre lo que ves en Internet y las relaciones en la vida real".

 

Finalmente, el anuncio se cierra con una voz en off que informa: "Muchos niños usan Internet para aprender sobre sexo. Intentemos de que entiendan cuál es la verdad".

 

El fin del video es tratar de alertar a los padres del consumo de porno de los menores de edad y de la importancia de hablar con ellos para que entiendan la diferencia de lo que se ve en esos videos y lo que realmente sucede en la vida real. Es decir, fomenta tratar temas relativos al sexo con sus padres y no mediante el consumo de Internet.