Carlos Bilardo y Diego MaradonaDiego Maradona y Carlos Bilardo en el Mundial de Italia 90

Diego Armando Maradona recordó la victoria de la Selección argentina sobre Brasil en el Mundial de Italia 1990, de la que mañana se cumplen 30 años, y afirmó que ese equipo albiceleste "era diez mil veces más guapo" que el que se consagró campeón en México 1986.

 

"El otro día miraba el partido otra vez y sigo pensando que alguna va a entrar, Goyco parecía un flipper, iba de un palo al otro. No sé cómo hicimos, pero cuando nos dimos cuenta estábamos corriendo por la pista festejando, todos afónicos", manifestó Maradona en una entrevista con el diario Clarín.

 

Y añadió: "Ganarle a Brasil en un Mundial y eliminarlos es hermoso, pero lo más feo fue no traer la Copa, era la segunda. Hoy los pibes entienden lo difícil que es ganar un Mundial y nosotros estuvimos a nada de ganar dos seguidos".

 

Noticias relacionadas

A su vez, apuntó contra el árbitro Edgardo Codesal, quien cobró un polémico penal en contra de Argentina en la final con Alemania.



"Nunca más me lo crucé. Sé que tiene un cargo en México con los árbitros. Es increíble, hacés las cosas mal y te premian", resaltó el actual entrenador de Gimnasia de la Plata.

 

Sin embargo, consideró: "Te digo que si jugamos hoy otra vez ese partido, Alemania nos hace cinco goles. Nosotros teníamos a Ruggeri con pubalgia, no estaba Cani, yo tenía el tobillo hecho pelota y los aductores a punto de romperse. Nosotros llegamos ahí por los huevos que le pusimos, pero Alemania era tremenda, tenía una selección impresionante".

 

Por otra parte, el "Diez" exteriorizó su deseo de volver a ver a Carlos Salvador Bilardo: "Me dijeron que estaba mal, que después se recuperó un poco, pero que venía jodido. Fue una piña en la boca, ojalá se mejore".

 

"Carlos fue muy importante y te llegaba bien adentro. El otro día alguien dijo que solo daba las arengas, que no armaba el equipo. ¿Y? ¿Te parece poco? Llegarle al jugador puede cambiar un partido y eso no lo tiene cualquiera. Hay técnicos que no le llegan nunca y por más que sepan mucho no van a ganar nada porque el jugador no les cree. Bilardo te llegaba hasta lo más profundo. Ojalá pueda hablar con él en estos días, si se puede…", concluyó.