Alberto Fernández junto a infectólogosAlberto Fernández junto a infectólogos.

El Gobierno nacional decidió postergar para mañana el anuncio de la próxima etapa de la cuarentena, a partir del próximo 29 de junio, con el propósito de "definir cuestiones de implementación" a las "mayores restricciones" que se aplicarán en la movilidad, en medio de diferencias y tensiones entre Nación, Ciudad y Provincia.

 

Así lo confirmaron a NA fuentes oficiales, las que señalaron que el encuentro de este jueves entre el presidente Alberto Fernández, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Rodríguez Larreta, se prevé muy "extenso", motivo por el cual decidieron postergar el anuncio oficial.

 

El presidente estuvo reunido por la tarde con infectólogos que aconsejaron “restringir la movilidad” y volver el asilamiento obligatorio en la Argentina a la Fase I para evitar un brote mayor de contagios de COVID-19.

 

Noticias relacionadas

Especialistas se mostraron preocupados por la curva ascendente de COVID-19 en el país que se registró en los últimos días y sin dudarlo aconsejaron restringir al máximo los movimientos de gente en las calles y la circulación de pasajeros en el transporte público para evitar la propagación del virus.

 

Infectólogos evaluaron que los niveles de ascenso de contagios del virus son acelerados y muy preocupantes. Por el contrario, analizaron que la cantidad de contagiados que se recuperaron (14.788) hasta ahora es una cifra baja que no alcanza a aplanar la curva.

 

Respecto de "la próxima fase de la cuarentena, el Gobierno afirmó que requiere de "precisiones dada la delicada situación que estamos viviendo y las condiciones que impone la virulencia de la enfermedad".

 

"El Presidente, el Gobernador y el Jefe de Gobierno de la Ciudad están comprometidos en alcanzar las mejores soluciones entendiendo que la ciudadanía ha realizado un gran esfuerzo estos meses para lograr los objetivos. Necesitamos reforzar la responsabilidad que ha tenido la ciudadanía hasta el momento para seguir cuidándonos entre todos", enfatizó el Ejecutivo.

 

En sintonía, el Gobierno nacional aclaró que "la decisión a la que se ha arribado tiene como fundamento la evolución de la situación epidemiológica en AMBA, tanto en la multiplicación de casos como en la contagiosidad del virus".

 

Ante este panorama, las fuentes consultadas afirmaron a NA que "se aplicarán mayores restricciones al uso del transporte público", pero negaron que se restrinja el recorrido de colectivos entre la Ciudad y el Gran Buenos Aires.

 

En tanto, detallaron que "los tres están de acuerdo en que habrá una marcha atrás", pero "aún restan definir cuestiones específicas, como la cuestión del esparcimiento o salidas recreativas".

 

Por último, precisaron que una de las cuestiones a "mirar con precisión" tiene que ver con "terminar de analizar si se puede mejorar los permisos de circulación para que sean más restrictivos".