Lionel Messi, Barcelona, fútbol de España, ReutersLionel Messi, Reuters.

El Barcelona no pasó del empate ante Celta en su visita a Balaídos: fue 2-2 con la igualdad agónica del dueño de casa, que estuvo dos veces abajo en el tanteador.

 

Lionel Messi asistió en dos ocasiones a Luis Suárez pero no pudo anotar su gol número 700 (Fedor Smolov e Iago Aspas convirtieron para los célticos). Con este resultado los de Quique Setién le sacaron un punto de ventaja en la cima al Real Madrid, que este domingo visitará al Espanyol y puede quedar como único líder de La Liga.

 

El Barça no cerró un partido que lo tuvo dos veces en ventaja como visitante. Hizo méritos para irse con diferencia a favor en el primer tiempo y lo consiguió tras una asistencia magistral de Messi a la salida de un tiro libre cercano al área para Luis Suárez, quien conectó de cabeza para el 1-0. El argentino, que a los 5′ de juego ya había enviado un centro a un Piqué que estrelló la pelota contra el travesaño, de cabeza, se mostró muy activo a lo largo del encuentro pero no pudo hallar el gol.

 

Noticias relacionadas

Los graves desacoples defensivos de los culés lo llevaron a pagar caro. Ter Stegen tuvo atajadas providenciales desde el primer tiempo. Instantes después del 1-0 ganó un mano a mano que dio en el palo y pudo ser una igualdad que llegó en el amanecer del complemento: Rakitic perdió la pelota, Umtiti salió a cortar lejos y dejó desprotegido a Piqué, que en un dos contra uno no pudo cerrar para evitar el grito de Smolov.

 Lionel Messi, Luis Suárez, Barcelona, fútbol de España, Reuters

Muchos pidieron un supuesto penal sobre Messi al rato, en una jugada que fue revisada por el VAR, pero los reclamos del Barcelona cesaron al minuto 67, cuando Semedo presionó arriba y recuperó, la Pulga asistió casi involuntariamente a Suárez y el uruguayo no perdonó con un zurdazo letal.

 

Ter Stegen desvío un balón clave a Nolito en los minutos finales y pudo haber tenido algo de responsabilidad en el armado de la barrera que burló Iago Aspas de tiro libre, tras una falta inexistente de Piqué sobre un ex Barcelona como Rafinha. Tras el 2-2 que sería definitivo, Piqué se fue al ataque en busca de la victoria y los Culés casi lo pierden: un contragolpe a favor del Celta, con superioridad numérica, no terminó en gol de milagro. Ter Stegen salvó sobre la línea.

 

Esta parda deja al Barcelona un punto por encima de la línea del Real Madrid aunque con un partido más. Si este domingo ganan los Merengues, le sacarán dos de diferencia a seis jornadas para el final. Cabe recordar que en caso de terminar igualados en puntaje, los de Zinedine Zidane serán campeones por los resultados a favor entre ambos.

 

Por las circunstancias del cotejo, Celta se llevó un punto de oro que le servirá en su lucha por la permanencia. Le lleva 8 de ventaja al Mallorca (perdió en primer turno con Athletic Bilbao) y la zona de descenso.