Uno de los locales de la cadena La Parolaccia en Puerto Madero, cierre de locales, coronavirusUno de los locales de la cadena La Parolaccia en Puerto Madero.

Debido a la cuarentena por el coronavirus, el sector gastronómico es uno de los más golpeados especialmente en el Área Metropolitana. Varios reconocidos restaurantes debieron cerrar sus puertas ante la imposibilidad de poder mantenerlo.

 

La Parolaccia Casa Tua, en Puerto Madero, La Bistecca,  Sorrento, Trapiche, Ravello y El Rey del Vino, entre otros han sido algunos de los locales reconocidos en Puerto Madero que tuvieron que cerrar. La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra), manifestó que el  65% de los hoteles y el 75% de los restaurantes están “al borde de la quiebra”.

 

Verónica Sánchez, integrante de la Cámara de Restaurantes de la Argentina, expresó: “La situación de Puerto Madero es muy difícil. Los establecimientos se nutrían de turistas, que ya no vienen; de oficinistas que tampoco están trabajando en la zona y los deliverys y take-away no alcanzaron para cubrir los gastos y derivó en el cierre de varios locales. Además, el panorama pospandemia no se vislumbra mejor. Los establecimientos no se van a llenar de gente al otro día que se levante la cuarentena, ni va a tener disponibilidad para hacer este tipo de gastos”.

 

Noticias relacionadas

“La gran pregunta es saber hasta cuándo vamos a poder aguantar en el sector. Los establecimientos no están pagando alquileres, servicios ni impuestos, no se puede acceder a los créditos oficiales, no se puede suspender personal por motivos de fuerza mayor, tal como sería en este caso. Con ingresos en cero se cortó la cadena de pagos que estaban apalancados a los ingresos de los locales”, manifestó.

 

El secretario General de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la Argentina (Uthgra), Dante Camaño, dijo: “Esta situación es una tragedia y afecta directamente a unos 25 mil trabajadores del sector gastronómico, pero que llegan a los 100 mil, de manera indirecta. En el caso puntual de Puerto Madero, por ejemplo, es un golpe de muerte, la nueva modalidad de venta no sirve para mantener los locales. Solo sirve para mover un poco las instalaciones y representa menos del 20% de las ventas”.