ROMPIERON LA CUARENTENA

VIDEO: drogas, alcohol y descontrol, así era la mueblería de la fiesta clandestina por dentro

Al llegar a la mueblería, los policías observaron que la fachada estaba ordenada pero que había unos sillones dispuestos en forma vertical y un cortinado que impedía visualizar el salón, y que ingresaban varias personas, incluso una con un equipo de audio.
Domingo 28 de junio de 2020

Fiesta clandestina en muebleríaFiesta clandestina.

Dos personas que tenían en su poder pastillas de MDMA y éxtasis fueron detenidas esta madrugada cuando ingresaban a una mueblería del barrio porteño de Balvanera, en la que se desarrollaba una fiesta clandestina violando las restricciones impuestas por el aislamiento social preventivo y obligatorio por el coronaviurs.

 

En el lugar otras 30 personas fueron notificadas por el incumplimiento de la cuarentena, informaron hoy fuentes policiales.

 

El hecho ocurrió durante esta madrugada cuando efectivos de la División Precursores Químicos y Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comisaría Comunal 3 de la Policía de la Ciudad se trasladaron hasta el comercio ubicado en la avenida Belgrano al 2300 donde según una denuncia se realizaba una fiesta privada.

 

Noticias relacionadas

Al llegar a la mueblería, los policías observaron que la fachada estaba ordenada pero que había unos sillones dispuestos en forma vertical y un cortinado que impedía visualizar el salón, y que ingresaban varias personas, incluso una con un equipo de audio.

 

En las imágenes puede verse que el local es amplio y tiene dos pisos y un subsuelo, donde se llevó a cabo la fiesta. En ese espacio, había mesas repletas de vasos, copas y botellas de alcohol. Además, los participantes llevaron una consola, equipos de audio y luces.

 

En el lugar había, también, varios sillones de la mercadería cubiertos con plástico y dados vuelta para dejar más espacio libre.

 

Minutos después, los efectivos demoraron a dos hombres, de 32 y 35 años, quienes dijeron que iban a la “Fiesta de los Muebles” y a los que le encontraron siete bolsas con cristal MDMA, con 14,5 gramos; cuatro bolsas con 18 pastillas de éxtasis y 12.500 pesos en efectivo.

 

En simultáneo, otros efectivos ingresaron al lugar y encontraron a unas 30 personas, equipos de audio, luces y bebidas alcohólicas.

 

Tras identificar a todos los presentes, se corroboró que algunos tenían antecedentes de notificación por incumplimiento al aislamiento social, preventivo y obligatorio.

 

El hecho es investigado por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 10, quien dispuso la detención de los dos hombres que tenían drogas por infracción a la Ley 23.737 y el secuestro de las sustancias.

 

Asimismo, se notificó a los restantes por incumplimiento de la cuarentena, mientras que personal de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) clausuró el comercio donde se llevaba adelante la fiesta.

Fiesta
Cuarentena
Alcohol
Drogas
video
IMÁGENES SENSIBLES

VIDEO: vecinos incendian casa en Merlo y arrojan al fuego a joven acusado de un crimen

La víctima del ataque ocurrido anoche es un joven de 20 años que tiene una hermana que es la actual concubina de Jonathan Acosta (27), quien está preso por el crimen del colectivero Federico Rivero (43). IMÁGENES SENSIBLES.
Lunes 22 de junio de 2020

Linchamiento en MerloCapturas del video.

Un cuñado de uno de los dos detenidos por el crimen del colectivero cometido el martes pasado en el partido bonaerense de Merlo resultó herido luego de que un grupo de vecinos que lo acusaba de haber participado de ese homicidio incendió la casa en la que se encontraba y lo arrojó al fuego, informaron hoy fuentes policiales. IMÁGENES SENSIBLES.



La víctima del ataque ocurrido anoche es un joven de 20 años que tiene una hermana que es la actual concubina de Jonathan Acosta (27), quien está preso por el crimen del colectivero Federico Rivero (43).



Fuentes policiales informaron que este muchacho se encontraba ayer junto a su hermana y otras personas de su entorno en una casa situada en Marcos Sastre al 1300, de Merlo, cuando varias personas se reunieron frente a la vivienda y comenzaron a gritarles "¡asesinos!, ¡chorros!".



Luego, los manifestantes arrojaron piedras, palos y botellas contra la casa, mientras que uno de los agresores ingresó armado con un cuchillo al lugar aunque no logró herir a nadie de los allí presentes.



De acuerdo a los voceros, quienes encabezaban el ataque, seis de los cuales fueron identificados por los testigos como vecinos del barrio, acusaban al joven de haber participado del crimen de Rivero.



En esas circunstancias, otros manifestantes irrumpieron en el lugar y prendieron fuego el humilde inmueble, tras lo cual, tomaron al muchacho por la fuerza y lo arrojaron a las llamas.



A raíz de la agresión, intervino personal policial y de bomberos que auxiliaron a la víctima y la trasladaron al hospital Eva Perón de Merlo, al tiempo que todas las personas que residían en la vivienda atacada debieron abandonarla ya que la misma quedó completamente destruida.



Según las fuentes, los médicos constaron que el paciente presentaba lesiones por quemaduras que le comprometieron la vía área, por lo que fue entubado y permanecía internado en estado reservado.



En tanto, la mencionada vivienda de la calle Marcos Sastre había sido allanada en 2018 en una causa por drogas y en esa oportunidad detuvieron al padre y a un hermano del joven atacado anoche.



Por otra parte, Acosta permanece detenido por el crimen del colectivero Rivero junto a Sergio Armoa, quien ayer se negó a declarar ante el fiscal de esa causa, Fernando Capello.



Al momento de ser capturado por la Policía, el acusado Acosta manifestó tener síntomas compatibles con el coronavirus, por lo que se le efectuó un primer testeo que arrojó resultado negativo, lo que indica que en principio no estaría infectado.



El propio fiscal Capello ya pidió un segundo testeo que se realizará mañana para confirmar si efectivamente el joven no padece la enfermedad, aunque probablemente continuará aislado con el protocolo de rigor, por 14 días, con custodia policial en el hospital Eva Perón.



Los dos acusados del crimen del colectivero, que ya contaban con antecedentes penales, fueron apresados entre el jueves y el viernes en el barrio La Blanquita y el Pericón, ambos en la localidad de Libertad, de Merlo.



El crimen de Rivero ocurrió el martes último, cerca de las 19.30, cuando el chofer llegó a su casa luego de finalizar su día de trabajo en la línea 312 de la empresa de colectivos "La Perlita" y fue con su esposa, Andrea Caballero, a hacer compras en su camioneta.



Según contó la mujer, se detuvieron en un comercio situado en Sucre, entre Esquiú y Finocchietto, del barrio La Blanquita, donde ella bajó a comprar una gaseosa y su marido se quedó a bordo del rodado en marcha.



"En eso veo a dos (personas) en la ventanilla del lado de mi esposo, digo 'lo estarán saludando' y oigo que él cambia el tono de voz y dice 'a vos qué te voy a dar', ahí siento el tiro y el grito de él", relató la mujer.



En ese momento, su marido estaba caído para el costado con medio cuerpo colgando del rodado porque los delincuentes "lo querían sacar a toda costa y llevarse la camioneta".



Luego, la mujer se apoderó de las llaves del vehículo y los asaltantes escaparon a pie con los teléfonos celulares de la pareja y algo de dinero que llevaba Rivero.



Tras ello, y junto con su hijo que maneja, la mujer llevó al herido hasta el hospital Eva Perón, donde Rivero murió poco después.

Linchamiento
Incendio
Crimen
Merlo
video
INSEGURIDAD

Durante la cuarentena por coronavirus, hubo más de 500 robos en paradas de colectivos

Los datos son preocupantes y surgen de un estudio de la ONG Defendamos Buenos Aires. Inseguridad en aumento para quienes esperan viajar en transporte público.
Jueves 18 de junio de 2020

Parada de colectivos, policía, NAInseguridad en paradas de colectivos. NA.

Cuando apenas ya pasaron siete días desde el violento asesinato de Silvia Apazú, la joven madre de dos niños que recibió un balazo en la cabeza, en barrio Congreso, de Córdoba, cuando esperaba el colectivo, los datos que surgen, siguen sumando preocupación. Todo se repite y, según un relevamiento difundido recientemente, se ha multiplicado la ola de robos en paradas de colectivos en el período de cuarentena preventiva contra el coronavirus.

 

Un estudio divulgado por la ONG Defendamos Buenos Aires en colaboración con el Estudio Miglino y Abogados, afirma que en la cuarentena se produjeron al menos 500 robos violentos en las paradas de colectivos de la Capital Federal y el conurbano, mientras las víctimas esperan el ómnibus o descendían de este para ir a trabajar, durante el aislamiento legal y obligatorio.

 

Tal ha sido el caso de la playera Débora Ángela Ríos, que la semana pasada fue asesinada en un intento de robo en momentos en que se dirigía a la parada de colectivos para ir a su trabajo en una estación de servicio de Olivos. Por el caso hay dos detenidos, que están acusados de haber matado a botellazos a la mujer, de 36 años, y madre de un hijo de 13.

 

Un hecho de violencia muy parecido tuvo lugar el domingo pasado a un agente de la Policía Federal, que es custodio en la casa de la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, en San Isidro, que se defendió a los tiros cuando dos motochorros intentaron asaltarlo mientras esperaba el colectivo para regresar a su casa.

 

Con el centro de atención a lo que sucede en el transporte, hace tiempo que la ONG viene alertando a través de su Encuesta Mensual de Inseguridad (EMI) que "proliferan los robos tipo piraña en el transporte público de colectivos, trenes y subtes; a partir de la presencia de bandas que irrumpen en número de cuatro o cinco en las formaciones y en los colectivos fuera del horario pico, es decir de lunes a viernes entre las 11 y las 16 y los fines de semana, simulando hablar en tono muy alto y despreocupadamente. Al llegar a una estación de tren o de subte determinada o una parada de colectivos, uno de ellos roba un celular y se escapa mientras los otros cuatro o cinco interrumpen el paso de la víctima, asegurando el botín", amplió en su último informe.

Ola de robos
Cuarentena
Coronavirus en Argentina
Coronavirus
Parada de colectivos