UNA MARAVILLA EN ESPAÑA

Mallorca, el paraíso terrenal que los alemanes buscan para sus vacaciones

Mallorca sigue consolidándose como uno de los principales destinos turísticos de Europa incluso en tiempos de coronavirus. Los alemanes aman este lugar paradisíaco. ¿Por qué será?
Lunes 29 de junio de 2020

Mallorca, España, turismo, Foto: ReutersLas maravillas de Mallorca. Foto: Reuters.

Hay lugares en el mundo que, simplemente, son irresistibles y, en muchos casos, difíciles de describir. Son sitios "tocados por la mano de Dios" que generan una atracción muy especial, sobre todo a la hora de vacacionar.

 

Existen muchos lugares con estas características alrededor del planeta, sin embargo este que nos ocupa, tiene un efecto cautivador que se destaca del resto.

 

Se trata de la localidad de Mallorca, en España. Y no es un sitio más. 

 

Noticias relacionadas

Mallorca es, hoy en día, y desde hace largo tiempo, el lugar en el mundo que sigue consolidándose como uno de los principales destinos turísticos de Europa. Y lo más curioso es que esto es así,  incluso en tiempos de coronavirus.

 

Los alemanes aman este lugar paradisíaco. ¿Por qué será? Mirá las fotos para entenderlo.

 

Aseguran que no hay mejores vacaciones que éstas.
Quinientos kilómetros de costa, bahías apacibles como Cala Formentor (en la foto) y temperaturas cálidas incluso en otoño, hacen de la mayor de las Baleares un lugar ideal para pasar las vacaciones. Viajeros solitarios, grupales o celebridades, para todos hay espacio en Mallorca. Y está al alcance de la mano a buen precio: desde Frankfurt se llega a esta isla en solo dos horas y media.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Así empezó todo.
En 1833, se estableció un servicio regular de ferry entre Barcelona y Mallorca. Pero fueron unos amantes los que hicieron de la isla un destino apetecido. La escritora George Sand y el pianista Frédéric Chopin pasaron el invierno de 1838/1839 en un monasterio de Valldemossa (en la foto). La novela "Spiridión" fue escrita allí y su descripción de la isla desencadenó el primer boom turístico.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

En busca de sol, arena y naturaleza.
Los primeros turistas de comienzos del siglo XX llegaban principalmente de España y Reino Unido, buscando naturaleza y romance. La mayoría de las playas de Mallorca siguen sin ser explotadas a cabalidad, como estas de Calvià y Alcúdia (en la foto). En 1935, el clima templado atrajo a 50.000 turistas, en 1950, ya eran 100.000 y, en 1960, llegaron al millón.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Pasión por unas vacaciones junto al mar.
En la década de 1960, el turismo empezó a crecer velozmente. A lo largo de la costa aparecieron hoteles y pioneros de la venta de viajes, como Neckermann y Dr. Tigges, que invirtieron con prontitud. Los alemanes querían vacaciones asequibles y tranquilas, que es lo que obtuvieron en Mallorca. El pequeño pueblo de El Arenal, a 20 kilómetros de la capital, Palma, pronto se volvió irreconocible.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

La zona de fiestas y celebración.
A comienzos de los 80, El Arenal era el centro de reunión de los veraneantes. Además de alemanes, británicos y escandinavos llegaban al lugar a celebrar fiestas. El "Ballermann 6" rápidamente se volvió un punto de encuentro para las orgías alcohólicas. La palabra es una alteración alemana de "Balnearia", nombre de los puestos de playa, que se instalan cada 500 metros y están numerados del 1 al 15.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Palma de Mallorca: cultura local y playas inigualables.
La catedral es uno de los puntos de referencia de la capital de la isla, Palma, y también uno de sus lugares más visitados. Hasta la crisis del coronavirus, los 400.000 habitantes de la ciudad luchaban contra el exceso de turistas. Esto, por los cruceros que atracan y llenan las calles del casco antiguo con miles de visitantes. En 2019, más de 7 millones de personas pasaron una noche en Mallorca.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

El atractivo de los almendros en flor.
La primavera y la temporada baja comienza en Mallorca con el florecimiento de los almendros. Los primeros turistas disfrutan de una atmósfera aún plácida en la isla, donde pueden gozar a sus anchas de pintorescas localidades y villas del interior, además de variada naturaleza. Más de un tercio de la isla son zonas naturales protegidas.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Aventuras en la montaña.
Aquellos que aman los desafíos deportivos se dirigen sin titubear a las montañas Tramuntana, donde las alturas -que suelen superar 1.000 metros- cubren amplias zonas del norte y este de la isla. Los ciclistas de montaña pueden encontrar senderos impresionantes, como el de Cap Formentor. Los excursionistas pueden tomar el tramo GR 221 y los ciclistas de carrera, los serpenteantes pasos montañosos.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Un paraíso ideal para los deportes náuticos.
En el agua se pueden vivir grandes experiencias. Al menos en Mallorca. Aquellos que no se pueden permitir el lujo de un yate, al menos podrán disfrutar de la belleza de puertos pesqueros como Cala Figuera, Porto Colom o Port Sollér. Antiguamente, a través del puerto de Sóller, las naranjas cultivadas en las montañas mallorquinas eran enviadas a Francia.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

 

Las fincas, una alternativa frente a los hoteles completos de gente.
Los que deseen escapar del ajetreo y el bullicio de las playas pueden encontrar espacio en una finca, que suelen contar con todas las comodidades del caso. Acá, la relajación está garantizada. No importa si eres amante del sol, de las fiestas, buscador de paz o un vacaconista hiperactivo. En Mallorca hay espacio para todos. Cuatro millones de alemanes al año no pueden estar tan equivocados.

Mallorca, España, turismo, Foto: DW

Fotos de Mallorca, gentileza de DW.

Mallorca
Turismo
España
Vacaciones
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus en Cataluña: multas de hasta 100 euros por no usar tapabocas

La decisión se conoció a pocos días de que las autoridades sanitarias catalanas confinaran a más de 200.000 personas por un brote de coronavirus en la provincia de Lérida y ante la previsión de un incremento de los contagios en las próximas semanas.
Jueves 9 de julio de 2020

Coronavirus en Cataluña, España, REUTERSCoronavirus en Cataluña.

El Gobierno catalán anunció que obligará a usar barbijos o tapabocas a los habitantes de la norteña región de España siempre que salgan a la calle, por más que estén al aire libre y puedan mantener el distanciamiento social, como marca la normativa hasta el momento en todo el territorio español. De no cumplirlo, deberán pagar multas de hasta 100 euros.

 

La decisión se conoció a pocos días de que las autoridades sanitarias catalanas confinaran a más de 200.000 personas por un brote de coronavirus en la provincia de Lérida y ante la previsión de un incremento de los contagios en las próximas semanas.

 

Con la decisión de hacer obligatorio el uso del barbijo o tapaboca se pretende combatir las "actitudes de relajamiento" que se detectaron entre los ciudadanos en las últimas semanas, según afirmó la vocera del Gobierno regional, Meritxell Budó.

 

“Creo que es importante seguir esta medida para reducir los riesgos ”, argumentó la vocera, tras subrayar que el objetivo es que los brotes nuevos de Covid-19 no se extiendan.

 

España registró casi 50 brotes de coronavirus desde que se levantó el estado de alarma el pasado 21 de junio.

 

El más extenso está en la región de Aragón, pero el de Cataluña es "delicado", según las autoridades sanitarias locales, que están preocupadas por la alta movilidad en la región debido al gran número de personas que se desplazan a la zona costera por las vacaciones de verano.

 

El número de casos diagnosticados en Segrià, la zona más afectada de Lérida, se multiplicó en la última semana.

 

“La incidencia de nuevos casos es alta y continuará creciendo. La tendencia no se tumba en dos días”, dijo la consejera de Salud catalana, Alba Vergés.

 

Además, la responsable subrayó que la mitad de las personas hospitalizadas en terapia intensiva en este momento es gente joven de unos 40 años.

 

“No por ser más jóvenes nos debemos sentir más inmunes. Cuando aumentan los casos, aumenta la probabilidad de casos graves”, recordó.

 

De acuerdo con los datos de hoy del Ministerio de Sanidad español, cuatro personas fallecieron en España por coronavirus en los últimos siete días, lo que eleva el total de muertos por la enfermedad a 28.392 personas.

 

Además, en las últimas 24 horas se contabilizaron 124 nuevos contagios que incrementan el global hasta 252.130.

 

El dato más relevante, no obstante, es que la tasa de transmisión del virus -que calcula los contagios por 100.000 habitantes durante dos semanas- se elevó a 10,01 infecciones, una cifra que no se registraba desde el 12 de junio, hace casi un mes.

 

La mayor tasa de contagios se da en Aragón, donde alcanza la cifra de 35,47, seguida de Cataluña, donde se disparó hasta los 26,4 puntos tras el rebrote de Lérida.

Coronavirus
Cataluña
España
Pandemia
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Coronavirus en España: por rebrote en una región de Cataluña, aíslan a 200.000 personas

"Hemos decidido implementar controles perimetrales alrededor de la comarca de Segriá en respuesta a datos de un crecimiento significativo en el número de casos de Covid-19", anunció el presidente regional catalán Quim Torra en una conferencia de prensa.
Sábado 4 de julio de 2020

Coronavirus en Cataluña, REUTERSCoronavirus en España, REUTERS.

El Gobierno de la norteña región española de Cataluña puso hoy bajo virtual cuarentena a toda una comarca de la provincia de Lérida, habitada por unas 200.000 personas, debido a un gran brote de coronavirus, en la primera orden de confinamiento masivo desde que el 21 de junio se levantó el estado de emergencia que regía en España para contener la enfermedad.

 

"Hemos decidido implementar controles perimetrales alrededor de la comarca de Segriá en respuesta a datos de un crecimiento significativo en el número de casos de Covid-19", anunció el presidente regional catalán Quim Torra en una conferencia de prensa.

 

Hubo un "crecimiento demasiado importante de casos de contagio", agregó Torra.

 

El encierro, que comenzó al mediodía, incluye la capital provincial de Lérida y será implementado por 24 puestos de control policiales en todo el perímetro de la comarca, evitando el movimiento de entrada y salida, excepto para trabajar o para atender a personas con necesidades especiales, dijeron funcionarios catalanes citados por la agencia de noticias EFE.

 

Durante las últimas semanas, el personal médico se abocó a controlar varios brotes de coronavirus en Segriá, que involucró a trabajadores agrícolas temporales y también a un centro de atención para adultos mayores y un pequeño hotel que atiende a las personas sin hogar.

 

España registró desde el inicio de la pandemia de coronavirus más de 28.000 muertes y 250.000 casos confirmados, pero el confinamiento en todo el país durante tres meses y medio desaceleró el ritmo de propagación del virus.

 

El Gobierno español devolvió el control a los 17 gobiernos regionales de España cuando levantó el estado de emergencia el 21 de junio.

 

Desde el fin del estado de emergencia se informaron unos 50 brotes de nuevos casos en todo el país, localizados alrededor de empresas, centros de atención e incluso fiestas, pero ninguno alcanzó a la situación que se cierne sobre Segriá.

 

España comienza este fin de semana las vacaciones de verano con el sistema sanitario en alerta ante los brotes de coronavirus.

 

Los residentes de Segriá podrán moverse dentro de la comarca para cuestiones esenciales, pero se prohíben las reuniones de más de diez personas en espacios privados y públicos y las visitas a residencias de ancianos.

 

La comarca ha registrado ocho brotes, con más de 4.000 positivos, 356 nuevos contagios en la última semana, y las personas con coronavirus ingresadas en el hospital de Lérida se triplicaron en los últimos diez días.

 

Las restricciones de movilidad afectan a las salidas y entradas de trabajadores de la comarca y al transporte de las actividades empresariales y económicas, aunque se permitirán los desplazamientos por autovías y autopistas que atraviesan la zona, siempre que no sean con origen o destino en Lérida y sus alrededores.

 

En Barcelona, en tanto, la icónica basílica de La Sagrada Familia reabrió hoy sus puertas tras cuatro meses de estar cerrada por la pandemia de coronavirus, pero exclusivamente para trabajadores de la salud, en un reconocimiento por el enorme trabajo que ha hecho el sector.

 

La basílica invitó a un primer grupo de trabajadores de la salud a visitar hoy el templo modernista diseñado por el arquitecto Antoni Gaudí.

 

El próximo fin de semana, 11 y 12 de julio, está invitado otro grupo, en un "homenaje" de la monumental basílica a los médicos, enfermeras y otros profesionales del rubro.

 

A esto le seguirá una segunda fase solo para los residentes de Barcelona. La iglesia dice que todavía está esperando anunciar cuándo se permitirá la entrada a visitantes de fuera de la ciudad.

 

Además del de Lérida, también se registraron 13 brotes en Andalucía, la mayoría en la provincia de Granada, aunque hay focos en casi todas las regiones españolas.

 

En la localidad de La Mariña, en la norteña Galicia, por ejemplo, se detectó un brote, con 85 infectados con la Covid-19, y la consejería de sanidad gallega informó esta mañana que detectó 26 nuevos casos positivos, según informó la agencia EFE.

 

La Plataforma de Vigilancia y Control Epidemiológico y los servicios de medicina preventiva y salud pública de Galicia recordaron que el primer contagio se conoció en la tarde del 23 de junio, una confirmación inicial a partir de la cual se hizo un rastreo masivo que llevó a someter a PCR a todos los contactos estrechos, actuaciones que siguen en marcha.

 

Del total, la mayoría de los positivos, informa un comunicado, son asintomáticos y presentan síntomas de carácter leve.

 

Cuatro personas están ingresadas en el Hospital Público da Mariña y aquellas cuyas pruebas dieron resultado negativo permanecen en seguimiento en su domicilio, se informó.

 

Ayer, la atención se centró en la Comunidad de Madrid, la región más afectada por la pandemia, que anunció su primer rebrote, con cinco positivos.

 

Desde que España puso fin a las medidas de restricciones a la movilidad el 21 de junio, tras más de tres meses de limitaciones, la aparición de botes de coronavirus fue la principal preocupación de las autoridades sanitarias, que insisten en la necesidad usar mascarillas, mantener la distancia social y seguir una higiene de manos.

Coronavirus
España
Cataluña