ECONOMIA ARGENTINA

Bolsa argentina sube a la espera de novedades por reestructuración de deuda

El Gobierno argentino extendió hasta el 24 de julio el plazo para las negociaciones con acreedores, que ahora se centran en cuestiones legales más que financieras, dicen analistas.
Lunes 29 de junio de 2020

Bolsa de Comercio de Buenos Aires, acciones de empresas, ReutersBolsa de Comercio de Buenos Aires. Reuters.

La Bolsa de Comercio de Argentina comenzó con mejoras el lunes, en una plaza que se mantiene expectante a novedades en torno a novedades sobre la reestructuración de deuda soberana en moneda extranjera por unos 65.000 millones de dólares.

 

El Gobierno argentino extendió hasta el 24 de julio el plazo para las negociaciones con acreedores, que ahora se centran en cuestiones legales más que financieras, dicen analistas.

 

El índice líder S&P Merval ganaba un 1,94%, a un nivel de 41.376,80 unidades, a las 11.10 hora local (1410 GMT), encabezado por la mejora anotada en acciones energéticas y financieras.

 

Noticias relacionadas

"El índice se mueve de forma casi proporcional con la probabilidad de un acuerdo, donde cada vez que aumenta dicha probabilidad, el índice sube considerablemente", dijo la correduría Portfolio Personal Inversiones.

 

"Los otros 'drivers' afectan obviamente, pero un acuerdo marcará un antes y un después en los niveles de precios del Merval donde suena poco probable volver a testearlos en el corto plazo -siempre y cuando se logren negociaciones exitosas-", agregó.

 

Argentina  extendió para la capital de Argentina y sus suburbios una etapa de un aislamiento obligatorio estricto desde el 1 de julio hasta el 17 de julio para atenuar los efectos de la pandemia de coronavirus.

Deuda
Bolsa de Comercio de Buenos Aires
Acciones de empresas

Guzmán sobre negociación de deuda: "Hay una distancia que cubrir en términos económicos y también legales"

El ministro de Economía dijo que reestructurar los 66.238 millones de dólares que se pretende es un "proceso complejo, que lleva tiempo y requiere mucho diálogo".
Jueves 25 de junio de 2020

El ministro de Economía, Martín Guzmán, NAEl ministro de Economía, Martín Guzmán, en webinar de Bloomberg. NA.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó hoy su "esperanza" de llegar a un acuerdo con los acreedores externos y señaló que si bien hubo avances con un grupo de tenedores aún "hay una distancia que cubrir en términos económicos y también legales" con otro.

 

El funcionario dijo que reestructurar los 66.238 millones de dólares que se pretende es un "proceso complejo, que lleva tiempo y requiere mucho diálogo", pero aclaró: "Mantenemos la esperanza de que en algún momento podamos llegar a un acuerdo".

 

Así respondió Guzmán al participar este jueves de un webinar titulado la "Deuda en Mercados Emergente: una Ruta más allá del Covid-19" organizado por Bloomberg, donde fue consultado: ¿Realmente quiere hacer un trato con los bonistas?

 

Guzmán dijo que todo el mundo sabe que la Argentina ha estado trabajando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para evaluar la capacidad de pago del país y cuáles son los parámetros para un acuerdo sostenible y cumplible.

 

Precisó en ese sentido que para reestructurar la deuda externa en manos de agentes privados no está hablando sólo con un representante sino con varios, por lo que también enfrenta una "variedad de puntos de vista" entre los propios bonistas.

 

El funcionario precisó que las mayores diferencias se dan con el grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos Argentinos, que lidera el megafondo de inversión BlackRock, mientras que hubo más avances que acercan un acuerdo con el Exchange Boldholder Group (EBG).

 

A veces, dijo, es "difícil" de conciliar incluso los intereses que coexisten entre los bonistas, por lo que se está avanzando en el diálogo con los dos grupos principales que más reparos han puesto a la propuesta del país.

 

"Las discusiones han evolucionado de manera muy constructiva con un grupo y ha habido mayores diferencias con otro", puntualizó.

 

Dijo que en términos legales, una de las contraofertas que recibió el Gobierno recibimos le pide a la Argentina "que retroceda en el tiempo" y aplique cláusulas de acción colectiva que datan del canje de 2005, cuando lo que pretende el país es avanzar sobre la letra chica de la deuda de 2016.

 

Guzmán aclaró que su objetivo es mantenerse "lo más cerca posible del lenguaje contractual" de la deuda de 2016, dado que el mismo tiene parámetros que son respaldados por el Fondo Monetario Internacional y por el G20.

Deuda
Martín Guzmán
Bloomberg
Economía argentina
PARA INTENTAR LIMAR DIFERENCIAS

Deuda: el Gobierno extendió hasta el 24 de julio el plazo para negociar con acreedores

El plazo vencía este viernes 19 de junio para negociar con los acreedores y poder superar las diferencias que persisten. En lo económico superarían los u$s 7.000 millones,
Viernes 19 de junio de 2020

Martín Guzmán, ministro de economía, NAMartín Guzmán, ministro de economía, NA

El Gobierno prorrogó hasta el 24 de julio próximo el plazo que vencía hoy para negociar con los acreedores y poder superar las diferencias que persisten, que en lo económico superarían los u$s 7.000 millones, aunque también se relacionarían con cuestiones de índole legal.

 

Al mismo tiempo que se producía la finalización del período para cerrar negociaciones, el Ministerio de Economía difundió la nota donde comunica a la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés) la quinta prórroga en las tratativas, aunque en esta ocasión abrió un llamativo período de más de un mes.

 

En el documento, donde reitera consideraciones legales y conceptuales emitidas en los anteriores informes, la cartera que conduce Martín Guzmán señaló que "Argentina cree firmemente que una reestructuración de deuda exitosa contribuirá a estabilizar la condición económica actual".

 

"Argentina y sus asesores pretenden aprovechar esta extensión para continuar con las discusiones y permitirles a los inversores continuar contribuyendo con una reestructuración de deuda exitosa", remarcó el Palacio de Hacienda y agregó que el 27 de julio será la fecha en que se divulgarán los resultados.

 

Este viernes, el presidente Alberto Fernández confió en que se llegará a un entendimiento, pero reconoció que se avanza a los "tironeos" en la dura negociación.

 

También pidió quitarle dramatismo a la cuestión y hasta afirmó que la falta de un convenio en el corto plazo no cambiaría la situación porque la Argentina de todas manera carece de financiamiento externo.

 

Esta semana, el ministro de Economía resolvió en acuerdo con los grupos de bonistas levantar la confidencialidad de las propuestas y allí empezaron a notarse las diferencias que existen entre lo que piden los acreedores y lo que el Gobierno está dispuesto a aceptar.

 

Según estimaciones que se manejan en el mercado financiero, la diferencia económica superaría los u$s 7.000 millones, una cifra en la que nadie cree que pueda ser el factor determinante para cerrar un entendimiento.

 

Pero, a esa discrepancia, se le sumó otra de carácter legal, ya que los acreedores pretenden que los títulos a emitir se ajusten por cláusulas legales similares a las del canje 2005, lo cual mejoraría la situación de los bonistas si es que en un futuro inician reclamos legales.

 

Por el lado de los bonistas, los más agresivos y firmes parecen estar en el influyente fondo BlackRock, cuya negociadora es ahora Jennifer O´Neill, quien asumió ese rol en reemplazo del duro negociador mexicano Gerardo Rodríguez, por expreso pedido de Guzmán a Larry Fink, cabeza del grupo.

 

Reclama un pago del 56,5% y también exigió el cambio en las cláusulas legales, cuestiones que Guzmán rechazó de plano por "inconsistentes" con el objetivo de sustentabilidad del pago de la deuda.

 

Hasta ahora, el Gobierno, a través de Guzmán, ofreció pagar hasta u$s 49,90 por cada lámina de 100 y un cupón atado a la evolución de las exportaciones.

 

Esta propuesta cuenta con el respaldo del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuya titular, Kristalina Georgieva, reiteró en los últimos días el apoyo a la Argentina y pidió a los acreedores que acepten la oferta.

 

Durante la semana, tras el levantamiento de la claúsula de confidencialidad, el grupo Ad Hoc Argentina Bondholder, conformado entre otros por los fondos Black Rock y Ashmond, advirtió que si el Gobierno no atiende los reclamos podría iniciar demandas judiciales. (NA)

Deuda
FMI
Martín Guzmán
Acuerdo con FMI
Economía argentina