TENÍA 28 AÑOS

Murió policía que integró operativo de Villa Azul y aguardan resultados para saber si tenía coronavirus

Se trata de la oficial Daiana Barrios, quien falleciera el domingo por la madrugada en el Policlínico de Lomas de Zamora. Prestó servicio hasta el domingo 21 de junio, ya que ese día comenzó a sentirse mal.
Lunes 29 de junio de 2020

Daiana Barrios, policía del operativo de Villa Azul que fallecióDaiana Barrios, policía de 28 años que trabajó en operativo de Villa Azul

Daiana Barrios, una oficial de la Policía Bonaerense que prestó servicio en el operativo realizado en Villa Azul, murió tras sufrir una crisis en las vías respiratorias. Debido a la sintomatología que presentaba se espera el resultado del hisopado para comprobar si ese desenlace pudo haberse precipitado por el contagio de COVID-19.

 

Barrios tenía 28 y se desempeñaba en la Comisaría 1ª de Avellaneda. Según informaron fuentes judiciales y policías, la oficial bonaerense prestó servicio hasta el domingo 21 de junio, ya que ese día comenzó a sentirse mal.

 

Los primeros síntomas que presentó Barrios fueron la falta de olfato y gusto. Inmediatamente le dio aviso a sus superiores, quienes le pidieron que se aísle y que se comunique con el servicio médico.

 

Noticias relacionadas

Tras internarse, los médicos habrían resuelto aislarla, ya que presentaba síntomas compatibles con coronavirus, aunque no fue llevada a una terapia intensiva. Mientras se esperaban los resultados del hisopado, la mujer murió, la madrugada del domingo. Según indicaron fuentes judiciales, la mujer habría sufrido una grave falla respiratoria que causó la muerte.

 

"Nos vamos a cag… infectando todos, algunos porque no tenemos opción, y me refiero a la gente que tiene que poner el pecho porque es su trabajo (seguridad, salud, transporte, etc)", había publicado en sus redes sociales.

 

Según sostuvieron sus familiares, hasta el momento, Barrios no tenía en su historial clínico ninguna patología previa, por lo que no era una paciente denominada del “grupo de riesgo”.

 

El resultado del hisopado, según indicaron, estará este martes. Así, si se confirma el resultado positivo, la muerte de Barrios será la segunda por coronavirus de un agente de la Policía Bonaerense.

Villa Azul
Policía
Coronavirus en Argentina
Coronavirus
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Organizaba marchas anti cuarentena y murió por coronavirus

Angel José Spotorno era jubilado y minimizó los riesgos de la pandemia hasta que aparecieron los primeros síntomas. Falleció en su casa, a pesar de haber consultado a la línea 107 y acudir al hospital.
Lunes 6 de julio de 2020

anticuarentenista fallecidoÁngel José Spotorno falleció por coronavirus a los 74 años. 

Jubilado y a sus 74 años, Ángel José Spotorno estaba muy activo. Falleció el 16 de junio por coronavirus en su departamento del barrio porteño de Mataderos. La enfermedad lo encontró después de hacer una actividad riesgosa, pero que disfrutaba desde antes de la pandemia: organizar acciones callejeras políticas desde las redes sociales. Spotorno descreía que le pudiera pasar algo y estaba enfurecido contra el aislamiento preventivo y obligatorio.

 

“De los 90 días que vivió en cuarentena, unos 85 habrá estado en la calle. Él siempre se cuidó mucho, no tenía ninguna enfermedad ni había tomado nada. Era mi único primo hermano. Teníamos muy buena relación”, recuerda Marita Riera. Ángel enviudó hace cinco años y siguió adelante. Padre de dos hijas y abuelo de dos nietos.

 

Radical de toda la vida, con el correr de los años se incorporó a las filas del PRO y se convenció del proyecto de Mauricio Macri. En su Facebook aparece con fotos con algunos dirigentes, como los diputados Cristian Ritondo y Fernando Iglesias y fue uno de los convocantes a las movilizaciones de apoyo a Juntos por el Cambio durante la campaña electoral de 2019. Le encontró el gusto al activismo virtual. Se la pasaba hasta altas horas de la madrugada en las redes sociales, compartiendo flyers y comentarios políticos. La realidad es que la pandemia no le significó un mayor cambio en su rutina, solo que radicalizó su opinión contra el Gobierno y el kirchnerismo.

 

“Tenía un montón de nombres en Facebook y era administrador de grupos de Whatsapp diferentes. Lo bloqueaban a cada rato. Estaba entretenido. Decía que los comunistas no tenían que volver y que no quería ver una bandera roja. Era muy cómico, nos gustaba escucharlo”, comentó Riera.

 

El punto de quiebre fue cuando empezó a ir a las movilizaciones anticuarentena en el Obelisco en pleno aislamiento. En las primeras marchas, Spotorno llegó a aparecer en un programa de televisión y hasta demostró su enojo a las cámaras con el clásico gesto de “fuck you”. Ángel siguió participando de las movilizaciones. Habrá estado en al menos dos de las iniciativas de los “autoconvocados” de los grupos “Argentina no se rinde” y “La República nunca será roja”, las páginas de Facebook que administraba. Siempre se tomó colectivo para ir a las marchas y no evitaba el distanciamiento social recomendado. Corría el mes de junio.

 

Spotorno empezó a sentirse mal y a faltarle el aire. El día 10, se fue al Hospital Álvarez y en la guardia le midieron la temperatura, le recomendaron tomar paracetamol y hacerse vapores de de sal. Ya con algo de mucosidad, a los tres días concurrió de nuevo, pero los médicos le diagnosticaron que debía ser una alergia, por lo que le sugirieron que abra las ventanas de su casa. Desde entonces ya no volvió más y, según Riera, se comunicó en varias oportunidades con la línea 107.

 

De acuerdo a la reconstrucción que pudo hacer la familia, el lunes 15 Ángel conversaba por chat con una compañera de partido hasta que, súbitamente, dejó de contestarle los mensajes. La última conexión quedó marcada a las 22.20. Por casualidad, la misma mujer le había solicitado hacía un tiempo a Ángel el número de sus hijas para tener su contacto ante cualquier eventualidad. Su correligionaria dio el aviso a la familia que algo estaba pasando. Pero la primera teoría fue que podría estar sin luz o con la batería agotada del celular.

 

Al día siguiente, Spotorno continuaba sin responder. Una de las hijas fue hasta el departamento y tocó el timbre. Nuevamente no hubo respuesta del otro lado del intercomunicador. Le tocó el timbre a otro vecino para que compruebe el domicilio de su padre. La puerta, cerrada desde adentro. Fue entonces cuando llamaron al 911 y con la asistencia policial lograron entrar. Allí estaba el padre: yacía sin vida sentado en uno de los sillones al frente del televisor.

 

En un principio se creyó que su fallecimiento se había producido por un infarto. Al ser una muerte dudosa y en plena cuarentena, el juzgado interviniente colocó una faja en la casa. El departamento requería ser desinfectado y había que resolver algunos temas prácticos. Los gatos de Spotorno, por ejemplo, seguían dentro del domicilio y requerían ser alimentados y recuperados. Cuando logró ingresar a la casa, su prima hermana pudo comprobar, al igual que las hijas, que Ángel había dejado un termómetro sobre una de las mesas. Marcaba 38 grados.

 

El creía que era un resfrío como cualquiera. Era anti. Se murió pensando que tenía una alergia, aunque se asustó un poco cuando me dijo ‘me la pesqué‘. Me preocupa porque no sé cuanta gente debe estar pensando lo mismo. Él me decía: ‘Me voy caminando a todas partes, no me va a agarrar nada'. Ni sé si usaba barbijo. Y saludaba a todos, hasta al policía de la esquina. 

Coronavirus
Muerte
Cuarentena
CORONAVIRUS

Polémica: más de 200 expertos contradicen a la OMS y afirman que el coronavirus se transmite por el aire

Si la transmisión aérea es un factor significativo en la pandemia, especialmente en lugares abarrotados y poca ventilación, las consecuencias para la contención serán significativas, dicen expertos.
Domingo 5 de julio de 2020

Coronavirus, científicos argentinos, NACientíficos argentinos ante el coronavirus. NA.

El coronavirus está encontrando nuevas víctimas en todo el mundo, en bares y restaurantes, oficinas, mercados y casinos, dando lugar a grupos temibles de infección que confirman cada vez más lo que muchos científicos han estado diciendo durante meses: el virus permanece en el aire en ambientes interiores, infectando a los que están cerca.

Si la transmisión aérea es un factor significativo en la pandemia, especialmente en lugares abarrotados y poca ventilación, las consecuencias para la contención serán significativas. Es posible que se necesiten máscaras en interiores, incluso en entornos socialmente distantes. Los trabajadores de la salud pueden necesitar máscaras N95 que filtran incluso las gotas respiratorias más pequeñas a medida que atienden a pacientes con coronavirus.

Es posible que los sistemas de ventilación en escuelas, hogares de ancianos, residencias y negocios necesiten minimizar la recirculación de aire y agregar nuevos filtros potentes . También es probable que se necesiten luces ultravioletas para matar las partículas virales que flotan en pequeñas gotas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sostenido durante mucho tiempo que el coronavirus se transmite principalmente por grandes gotas respiratorias que, una vez expulsadas por personas infectadas con tos y estornudos, caen rápidamente al piso.

Pero en una carta abierta a la OMS, 239 científicos en 32 países han resumido la evidencia que muestra que las partículas más pequeñas pueden infectar a las personas y están pidiendo a la agencia que revise sus recomendaciones. Los investigadores planean publicar su carta en una revista científica.

Coronavirus, cuarentena en el AMBA, Agencia NANA.

Incluso en su última actualización sobre el coronavirus, publicada el 29 de junio, la OMS dijo que la transmisión del virus en el aire es posible solo después de procedimientos médicos que producen aerosoles o gotas de menos de cinco micras (un micrón es igual a 1 millonésima parte de un metro).

La ventilación adecuada y las máscaras N95 sólo son necesarias en esas circunstancias, según la OMS. En cambio, su guía de control de infecciones, antes y durante esta pandemia, ha promovido en gran medida la importancia del lavado de manos como estrategia de prevención primaria , a pesar de que hay pruebas limitadas de la transmisión del virus desde las superficies. (Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ahora dicen que es probable que las superficies incluso jueguen un papel menor).

La doctora Benedetta Allegranzi, líder técnica de la OMS en control de infecciones, dijo que la evidencia de que el virus se propaga por el aire no era convincente.

"Especialmente en los últimos meses, hemos estado afirmando varias veces que consideramos que la transmisión aérea es posible, pero ciertamente no está respaldada por evidencia sólida o incluso clara", dijo. "Hay un fuerte debate sobre esto".

Pero las entrevistas con casi 20 científicos, incluidos una docena de consultores de la OMS y varios miembros del comité que diseñaron la guía, y los correos electrónicos internos muestran la imagen de una organización que, a pesar de las buenas intenciones, no está al día con la ciencia.

Coronavirus, Alemania, pandemia, uso de bicicletas, ReutersCoronavirus en Alemania. REUTERS.

La mayoría de estos expertos señalaron la reducción del presupuesto de la OMS, y las difíciles relaciones políticas que tiene que gestionar, especialmente con Estados Unidos y China . También elogiaron al personal del organismo por realizar sesiones informativas diarias y responder incansablemente a preguntas sobre la pandemia.Ya sea que lo transporten grandes gotas que se elevan por el aire después de un estornudo, o por gotas exhaladas mucho más pequeñas que pueden deslizarse a lo largo de una habitación, dijeron estos expertos, el coronavirus se transmite por el aire y puede infectar a las personas cuando se inhala.

Pero el Comité de Prevención y Control de Infecciones en particular, dijeron los expertos, está sujeto a una visión rígida de la evidencia científica , es lento y reacio al riesgo de actualizar su guía y permite que algunas voces conservadoras griten la disonancia.

"Morirán defendiendo su punto de vista" , dijo una consultora de la OMS hace un tiempo, que no deseaba ser identificada debido a su continuo trabajo para la organización. Incluso sus partidarios más firmes dijeron que el comité debería diversificar su experiencia y relajar sus criterios de prueba, especialmente en un brote de rápido movimiento.

"Me siento frustrada por los problemas del flujo de aire y el tamaño de las partículas", dijo Mary-Louise McLaws, miembro del comité y epidemióloga de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sídney.

"Si comenzamos a revisar el flujo de aire, tendríamos que estar preparados para cambiar mucho de lo que hacemos", dijo. "Creo que es una buena idea, una muy buena idea, pero causará un enorme estremecimiento en la sociedad de control de infecciones".

A principios de abril, un grupo de 36 expertos en calidad del aire instó a la OMS a considerar la creciente evidencia sobre la transmisión del coronavirus en el aire . La agencia respondió con prontitud y llamó a Lidia Morawska, líder del grupo y consultora de la OMS desde hace mucho tiempo, para concertar una reunión.

Pero la discusión estuvo dominada por unos pocos expertos que eran firmes partidarios del lavado de manos y consideraron que debía enfatizarse sobre los aerosoles, según algunos participantes, y el consejo del comité se mantuvo sin cambios.

Morawska y otros señalaron varios incidentes que indican la transmisión del virus en el aire, particularmente en espacios interiores poco ventilados y abarrotados. Dijeron que la OMS estaba haciendo una distinción artificial entre aerosoles pequeños y gotas más grandes, a pesar de que las personas infectadas producen ambos.

"Sabemos desde 1946 que toser y hablar generan aerosoles", dijo Linsey Marr, experta en transmisión de virus en el aire en Virginia Tech.

Los científicos no han podido cultivar el coronavirus a partir de aerosoles en el laboratorio. Pero eso no significa que los aerosoles no sean infecciosos, dijo Marr: la mayoría de las muestras en esos experimentos provienen de habitaciones de hospital con un buen flujo de aire que diluiría los niveles virales.

En la mayoría de los edificios, dijo, "la tasa de intercambio de aire suele ser mucho más baja, lo que permite que los virus se acumulen en el aire y supongan un mayor riesgo".

La OMS también se basa en una definición anticuada de transmisión aérea , dijo Marr. La agencia cree que un patógeno en el aire, como el virus del sarampión, tiene que ser altamente infeccioso y viajar largas distancias.

En general, la gente "piensa y habla de la transmisión por vía aérea de manera profundamente estúpida", dijo Bill Hanage, epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard.

"Tenemos la noción de que la transmisión por aire significa gotas que cuelgan en el aire capaces de infectarte muchas horas después, que van a la deriva por las calles, a través de los buzones y que llegan a las casas de todas partes", dijo Hanage.

Todos los expertos están de acuerdo en que el coronavirus no se comporta de esa manera. Marr y otros dijeron que el coronavirus parecía ser más infeccioso cuando la gente estaba en contacto prolongado a corta distancia, especialmente en interiores , y más aún en eventos de superdifusión, exactamente lo que los científicos esperaban de la transmisión en aerosol.

Coronavirus, Colombia, pandemia, ReutersCoronavirus en Colombia. REUTERS

Desaciertos de la OMS

La OMS se ha encontrado en desacuerdo con grupos de científicos más de una vez durante esta pandemia. La agencia se quedó atrás de la mayoría de sus países miembros en el apoyo al uso de mascarillas en público. Mientras que otras organizaciones, incluida la CDC, han reconocido desde hace tiempo la importancia de la transmisión por parte de personas sin síntomas .

"A nivel de los países, muchos de los técnicos de la OMS se rascan la cabeza", dijo un consultor de una oficina regional del Asia sudoriental, que no quiso ser identificado porque le preocupaba perder su contrato. "Esto no nos está dando credibilidad" . El consultor recordó que los funcionarios del organismo internacional de su país eran los únicos que no llevaban máscaras después de que el gobierno de ese país los respaldara.

Muchos expertos dijeron que la OMS debería adoptar lo que algunos llamaron "principio de precaución" y otros "necesidades y valores" , es decir, la idea de que incluso sin pruebas definitivas, la agencia debería asumir lo peor del virus, aplicar el sentido común y recomendar la mejor protección posible.

"No hay pruebas irrefutables de que el SARS-CoV-2 viaja o se transmite significativamente por medio de aerosoles, pero no hay absolutamente ninguna evidencia de que no sea así", dijo Trish Greenhalgh, médico de atención primaria de la Universidad de Oxford en Gran Bretaña. "Así que en este momento tenemos que tomar una decisión ante la incertidumbre, y por Dios, será una decisión desastrosa si nos equivocamos", dijo. "Así que, ¿por qué no nos enmascaramos durante unas semanas, por si acaso?"

Después de todo, la OMS parece dispuesta a aceptar sin muchas pruebas la idea de que el virus puede ser transmitido desde las superficies, ella y otros investigadores señalaron, incluso cuando otras agencias de salud han dado un paso atrás enfatizando esta ruta.

Vacuna contra el  coronavirus, REUTERSBúsqueda de la vacuna, una lucha contra el reloj. REUTERS

"Estoy de acuerdo en que la transmisión de fómites no está directamente demostrada para este virus", dijo Allegranzi, líder técnico de la OMS en el control de la infección, refiriéndose a los objetos que pueden ser infecciosos. "Pero es bien sabido que otros coronavirus y virus respiratorios se transmiten por contacto con el fómito".

El organismo también debe considerar las necesidades de todos sus países miembros, incluidos los que tienen recursos limitados, y asegurarse de que sus recomendaciones se atenúan por "la disponibilidad, la viabilidad, el cumplimiento y las consecuencias en materia de recursos" , dijo.

Los aerosoles pueden desempeñar un papel limitado en la propagación del virus , dijo Paul Hunter, miembro del comité de prevención de infecciones y profesor de medicina de la Universidad de East Anglia en Gran Bretaña. Pero si la OMS presiona para que se adopten medidas de control rigurosas en ausencia de pruebas, los hospitales de los países de ingresos bajos y medios pueden verse obligados a desviar los escasos recursos de otros programas cruciales.

"Ese es el equilibrio que una organización como la OMS tiene que lograr", dijo. "Es lo más fácil del mundo decir: 'Tenemos que seguir el principio de precaución', e ignorar los costos de oportunidad de eso". En las entrevistas, otros científicos criticaron este punto de vista como paternalista. "No vamos a decir lo que realmente pensamos, porque pensamos que no puedes lidiar con ello? No creo que eso sea correcto", dijo Don Milton, un experto en aerosoles de la Universidad de Maryland. Incluso las máscaras de tela, si son usadas por todos, pueden reducir significativamente la transmisión, y la Organización Mundial de la Salud debería decirlo claramente, agregó.

Varios expertos criticaron los mensajes de la OMS durante la pandemia, diciendo que el personal parece valorar más la perspectiva científica que la claridad.

"Lo que usted dice está diseñado para ayudar a la gente a entender la naturaleza de un problema de salud pública", dijo William Aldis, un colaborador de la OMS con sede en Tailandia desde hace mucho tiempo. "Eso es diferente a describir científicamente una enfermedad o un virus".

La OMS tiende a describir "una ausencia de evidencia como evidencia de ausencia" , añadió Aldis. En abril, por ejemplo, la OMS dijo: "Actualmente no hay pruebas de que las personas que se han recuperado del Covid-19 y tienen anticuerpos estén protegidas de una segunda infección". La declaración tenía por objeto indicar incertidumbre, pero la frase avivó el malestar del público y mereció las reprimendas de varios expertos y periodistas. La Organización Mundial de la Salud finalmente se desdijo.

En una instancia menos pública, la OMS dijo que no había "ninguna evidencia que sugiriera" que las personas con VIH tuvieran un mayor riesgo de contraer el coronavirus. Después de que Joseph Amon, el director de salud global de la Universidad de Drexel en Filadelfia, que ha formado parte de muchos comités de la agencia, señaló que la frase era engañosa, la OMS la cambió para decir que el nivel de riesgo era "desconocido".

Pero el personal de la OMS y algunos miembros dijeron que los críticos no daban suficiente crédito a sus comités. "Los que se hayan sentido frustrados pueden no saber cómo funcionan los comités de expertos de la OMS, trabajan lenta y deliberadamente", dijo McLaws.

Soumya Swaminathan, científico jefe de la OMS, dijo que los miembros del personal de la agencia estaban tratando de evaluar las nuevas pruebas científicas lo más rápido posible, pero sin sacrificar la calidad de su revisión. Añadió que la agencia intentará ampliar la experiencia y las comunicaciones de los comités para asegurarse de que todos sean escuchados. "Nos tomamos en serio cuando los periodistas o científicos o cualquiera que nos desafía a ser mejores", dijo. "Definitivamente queremos hacerlo mejor".

Fuente: The New York Times

Coronavirus
Aire
Protocolo covid-19
Salud
Ciencia
Médicos