PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Las claves que explican el preocupante aumento de casos de coronavirus en EEUU

El país es el más afectado por la pandemia y en los últimos días sufrió un importante incremente de casos. ¿Qué pasó?
Martes 30 de junio de 2020

Coronavirus en EEUU, REUTERSCoronavirus en Estados Unidos.

Estados Unidos superó por segundo día consecutivo, su propio récord de nuevas infecciones de coronavirus, con más de 45.000, y se mantenía como el país más afectado por la pandemia, con más de 2,5 millones de casos, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, mientras registra rebrotes en las regiones sur y oeste del país.

 

En las últimas 24 horas murieron 1.024 personas, con lo que la cifra total ascendía a 125.434, de acuerdo a la base de datos de actualización permanente de esa universidad estadounidense.

 

El balance provisional de fallecidos superó la marca más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

 

Noticias relacionadas

Con un nuevo record de contagios, los casos detectados en las últimas 24 horas llegaron a 45.300 y ya suman 2.501.244 desde el inicio de la pandemia, más de un cuarto de los infectados a nivel mundial.

Coronavirus en EEUU, REUTERS 

Los nuevos repuntes, que suman cerca de la mitad de los últimos casos reportados, se registraron en Florida, Texas, California y Arizona, aunque Nueva York continúa siendo el estado con mayor número de casos, con 391.220 y 31.342 fallecidos, una cifra sólo superada por Brasil, el Reino Unido e Italia.

 

California es el segundo estado por detrás de Nueva York con 202.072 infectados, y registra además 5.816 muertos, cifra superada también por Pensilvania con 6.579 y Michigan con 6.134.

 

El reciente incremento en California puede estar impulsado por una alza en los contagios de personas entre 18 y 49 años, mientras los mayores de 65 años representan ahora menos de 15% de las pruebas positivas, en línea con su proporción de la población, según el diario Los Angeles Times.

 

El gobernador californiano, Gavin Newsom, pidió a los ciudadanos que cumplan con el requisito de usar tapabocas pero no restableció ninguna de las restricciones que comenzó a flexibilizar a principios de mayo, subrayó el medio.

 

Distinto fue en Texas, donde el gobernador Gregg Abbott ordenó cerrar todos los bares y reducir a la mitad la capacidad de los restaurantes, para frenar la propagación del coronavirus ante el repunte de casos, divulgó el portal Dallas News.

 

La medida de cerrar los bares había sido ordenada por primera vez el 16 de marzo; un mes después se permitió la reapertura con 25% de su capacidad y desde el 3 de junio operaban al 50%.

 

La nueva disposición responde al aumento del índice de casos, que pasó de ser menor a 5% en mayo a 11.76% durante los últimos siete días, apuntó el periódico local, en un estado que contó con nuevas máximas, como los 496 casos reportados en Dallas el jueves pasado.

 

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, culpó al repunte de casos que se registró en el país en las últimas semanas a los "jóvenes indisciplinados" que no siguen las directrices del gobierno.

 

Si bien Pence resaltó la importancia del aumento de test a la hora de detectar más casos, también puntualizó que en los estados de Texas y Florida, donde hubo marcados crecimientos de infectados, la mayoría de los positivos son personas menores de 35 años.

 

Otra característica de la fase actual por la que está pasando Estados Unidos es un descenso notable de la cifra de muertes. La cifra refleja una caída notable desde el máximo de 6.409 muertes registrado el 16 de abril, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

 

El estado de Florida registró también un nuevo récord con 9.585 casos y sumó 24 muertes, alcanzando desde el 1 de marzo un total de 132.545 infectados y 3.390 muertes.

 

En la última semana, el número superó los 33.000 casos y el aumento se adjudicó a la segunda fase que se inició este mes de la reapertura económica implementada en mayo.

 

La cifra de contagios fue en aumento: 8.942 ayer, 5.004 el jueves, 5.508 el miércoles, 3.286 el martes, 2.926 el lunes, 4.049 el sábado y 3.494 del domingo, según datos del Departamento de Salud estatal, y reflejó un incremento de los casos entre grupos más jóvenes con una edad media de 41 años, similar a lo ocurrido en California.

 

Como medida frente al repunte de infecciones, el estado también dio la primera marcha atrás en el proceso de reactivación económica, y prohibió ayer la venta de alcohol en bares, luego de que algunos casos tuvieran gran repercusión mediática.

 

El anuncio, realizado por el gobernador de Florida, Ron De Santis, apuntó a que los más jóvenes eviten espacios cerrados y con mucha gente, pero no incluyó a comercios como restaurantes y cafeterías, donde se puede seguir consumiendo alcohol.

 

Si bien el republicano De Santis no emitió una orden de usar barbijos para todo el estado, en muchos condados y ciudades ya es obligatorio y desde ayer, por ejemplo, en Miami son multados quienes no los lleven en lugares públicos.

 

Además, en Miami, foco principal de infectados con un total 31.562 casos y 947 muertes, se anunció el cierre de las playas y la prohibición de desfiles de más de 50 personas y reuniones del 3 al 7 de julio, con el fin de evitar la propagación del Covid-19 de cara a la celebración del Día de la Independencia de Estados Unidos, el sábado próximo.

 

"Cuando hay gente que no va a ser responsable y no se va a proteger a sí misma y a los demás de esta pandemia, el gobierno debe actuar y restablecer el sentido común para salvar vidas", manifestó el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, según la agencia de noticias EFE.

Coronavirus en EEUU, REUTERS 

Arizona superó hoy los 70.000 contagios al sumar 3.591 nuevos casos en las últimas 24 horas, y registró 44 nuevas muertes, alcanzando un total de 1.579, según datos del Departamento de Salud estatal.

 

El gobernador Doug Ducey exhortó a la población a permanecer en sus hogares, aunque al igual que en California, no revisó su plan de reapertura de la economía local.

 

Mientras tanto, el presidente Donald Trump incrementó hoy las medidas de prevención para evitar contagiarse, aunque sigue rechazando el uso de máscara y el control de temperatura, según la televisora CNN.

 

Cada vez que Trump, de 76 años, está por visitar un lugar, la Casa Blanca envía un equipo sanitario para que se encargue de que cada baño que pueda visitar sea desinfectado a conciencia y revise el estado de salud de cualquier persona que vaya a tener contacto directo con el mandatario.

 

El propio Trump, que es conocido por su fobia a los gérmenes, le dijo a sus colaboradores, regularmente sometidos a testeos, que él no puede enfermarse y según CNN se enojó al enterarse que uno de los militares encargado de prepararle su comida se había contagiado.

Coronavirus
Estados Unidos
Pandemia
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Remdesivir: el medicamento contra el coronavirus abre una disputa entre gobiernos

Al principio, los gobiernos querían cooperar en materia de fármacos y vacunas. Pero se inició una disputa por el posible medicamento contra el coronavirus, Remdesivir. El fabricante Gilead el beneficiado de esta pelea.
Jueves 2 de julio de 2020

CORONAVIRUS, GILEAD, empresa de REMDESIVIR, VACUNA, MEDICAMENTOS, REUTERSCORONAVIRUS, REMDESIVIR, MEDICAMENTOS, REUTERS

El posible fármaco contra el coronavirus Remdesivir de la estadounidense Gilead se transformó de la noche a la mañana en el medicamento donde se posaron todos los ojos del mundo y ha generado una guerra de laboratorios y gobiernos por encontrar e remedio contra el Covid-19.

 

Por otro lado, el medicamento más caro del mundo también está disponible en Alemania desde este 1 de julio. Se llama Zolgensma y es un remedio usado para tratar enfermedades musculares raras en niños pequeños. El tratamiento cuesta 1,9 millones de euros y según los expertos, el producto de la farmacéutica suiza Novartis ambos usan el mismo patrón. La diferencia son los precios.

CORONAVIRUS, GILEAD, empresa de REMDESIVIR, VACUNA, MEDICAMENTOS, REUTERSCORONAVIRUS. REMDESIVIR, LA VACUNA DE LA DISPUTA. REUTERS

Por ejemplo, Novartis estima que un tratamiento alternativo sin su medicamento costaría entre 2,5 y 4 millones de euros. Aunque ese costo es de otro nivel frente al Remdesivir, el argumento sigue siendo el ahorro que ha logrado el medicamento.

 

En una carta abierta, el jefe de Gilead, Daniel O'Day, estima el ahorro en 12.000 dólares por cada paciente de COVID-19. El precio ahora negociado con el Gobierno de Estados Unidos de 390 dólares por una dosis de Remdesivir y 2.340 dólares por el tratamiento completo con seis unidades, es significativamente más bajo, según O'Day.

 

Al respecto, el director de la revista alemana "Medicinal Telegramm", Wolfgang Becker-Brüser dijo sobre los medicamentos y precios: "Se trata de dar la impresión de que es un precio justo. Pero posiblemente hubiera sido mucho más alto sin la pandemia y sin la atención pública". Así lo afirmó Becker-Brüser en entrevista de DW.

 

La Asociación Alemana de Empresas Farmacéuticas de Investigación (vfa) no quiso dar una opinión al respecto: "La vfa no comenta los precios de empresas particulares", dijo a DW. No obstante, en el pasado, la vfa también enfatizó en la responsabilidad de la industria farmacéutica y abogó por medicamentos y vacunas de bajo costo disponibles para todos.

CORONAVIRUS, GILEAD, empresa de REMDESIVIR, MEDICAMENTOS, REUTERS

Un estudio de investigadores británicos citado por el medio alemán "Der Spiegel" demostró que el precio por dosis de Remdesivir debería ser de unos ocho euros. Se sabe que los costos de venta son considerablemente más altos que los costos de producción, porque las empresas invierten grandes sumas de dinero en el desarrollo de un medicamento.

 

En el caso del Remdesivir, Gilead informó de un costo total de alrededor de mil millones de dólares. Una suma que corresponde aproximadamente a la menor contribución que hace la vfa para el desarrollo de un nuevo producto. La farmacéutica estadounidense explicó a DW que las empresas normalmente esperaban invertir entre 1 y 1.6 billones de dólares.

 

Para el médico y farmacéutico Wolfgang Becker-Brüser estos precios son "de fantasía" y sospecha una clara estrategia detrás de ello: "Si se calculan de esta manera altos costos para desarrollar el medicamento, entonces se pueden cobrar precios más altos".

 

Por su parte, el experto farmacéutico Alexander Nuyken, de la empresa consultora EY, al ser consultado por DW, señala que los productos exitosos también han cofinanciado esta investigación y el desarrollo fallido de otros productos. "Debe haber un costo agregado por el riesgo de desarrollo hasta su aprobación", comenta Nuyken.

CORONAVIRUS, REMDESIVIR, MEDICAMENTOS, REUTERSCORONAVIRUS. REMDESIVIR, LA VACUNA DE LA DISPUTA. REUTERS

En general, el experto Becker-Brüser observa una tendencia hacia medicamentos más caros. "Las cifras de prescripción de nuevos medicamentos patentados siguen siendo las mismas, pero los costos por nuevos medicamentos aumentan". Así era también antes del coronavirus.

 

Según un informe de la Caja de Salud AOK, las compañías de seguros de salud en Alemania tienen que gastar una parte cada vez mayor de sus presupuestos para medicamentos particularmente caros. Y un fármaco que vale millones como el Zolgensma es solo la punta del iceberg.

 

Sin embargo, la industria farmacéutica había previsto que los precios del Remdesivir eran más altos de lo que ahora se estima. Por ejemplo, el Instituto de Revisión Clínica y Económica de Boston estimó un precio justo de 2.800 dólares. Algunos analistas incluso propusieron el precio de 4.000 dólares.

 

Según informes de medios, EE.UU. ya aseguró la totalidad de la producción de Remdesivir para julio y el 90 por ciento de la producción prevista para agosto y septiembre. También Alemania, según se informó, ya se habría asegurado un contingente: su ministro de Salud, Jens Spahn, espera que la empresa farmacéutica Gilead "suministre a Alemania y Europa un medicamento de este tipo". Gran Bretaña también tiene suficientes reservas, según el gobierno británico.

CORONAVIRUS, REMDESIVIR, MEDICAMENTOS, REUTERSCORONAVIRUS. REMDESIVIR, LA VACUNA DE LA DISPUTA. REUTERS

Hasta la fecha, Remdesivir no ha sido aprobado en ningún país del mundo y la efectividad en el curso de COVID-19 aún no se ha investigado lo suficiente. No obstante, junto con la dexametasona, el medicamento sigue siendo el tratamiento más prometedor para un curso más corto de la infección por el SARS-CoV-2. Esta es probablemente una de las razones por las que los países industrializados están mostrando un comportamiento similar. Algo que se veía venir, según Alexander Nuyken de EY: "Esto hace que sea aún más importante que busquemos soluciones conjuntas en alianzas internacionales".

 

Algo que también se está intentando hacer en varios foros internacionales. Especialmente en lo que respecta a la distribución de una vacuna, se está formando una alianza en torno a la Organización Mundial de la Salud (OMS), especialmente en Europa.

 

El problema es el mismo que con el tema del clima: si EE.UU. con su poder en el mercado no es parte del juego, el impacto seguirá siendo limitado. Esto puede verse ahora en el ejemplo de Remdesivir. Becker-Brüser cree que las diferencias entre los países industrializados también ayudan a mejorar la posición negociadora de la industria farmacéutica. "Por supuesto que las compañías están en una posición en la que pueden decir que pueden subir el precio", subraya.

 

Queda por ver cuánto está explotando Gilead esta posición. La UE está negociando actualmente con la compañía estadounidense para asegurar el suministro de Remdesivir a los 27 países de la UE.

Vacuna
Remdesivir
Coronavirus
Medicamentos
Laboratorio

Estados Unidos y un récord histórico: sumó 4,8 millones de puestos de trabajo en junio y el desempleo cayó al 11,1%

Es el aumento más alto desde que se comenzó a registrar el índice, en 1939. Se suma a una serie de datos, incluido el gasto del consumidor, que muestran un fuerte repunte tras el levantamiento de las restricciones por la pandemia, que causó más de 128 mil muertes en el país
Jueves 2 de julio de 2020

Estados Unidos, Donald Trump, caída del desempleo, anuncio de julio, REUTERSEstados Unidos, Donald Trump, caída del desempleo, REUTERS.

La economía de los Estados Unidos creó empleos a un ritmo récord en junio a medida que más restaurantes y bares reanudaron sus operaciones, una nueva muestra de que la recesión de COVID-19 probablemente ha terminado, aunque un aumento en los casos de coronavirus amenaza la recuperación incipiente.

 

Las trabajos no agrícolas aumentaron en 4,8 millones de empleos en junio, según mostró el jueves el informe mensual del Departamento de Trabajo. Eso fue lo máximo desde que el Gobierno comenzó a llevar registros, en 1939.

 

La tasa de desempleo cayó a 11,1% el mes pasado, desde 13,3% en mayo. El empleo está aumentando a medida que las empresas vuelven a contratar trabajadores cuando los negocios no esenciales, como restaurantes, bares, gimnasios y consultorios dentales, entre otros, se cerraron para frenar la propagación de COVID-19.

 

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que las nóminas aumentarían en 3 millones de empleos en junio.

 

VIDEO REUTERS / EFE, El desempleo cae en EE.UU.


El aumento de puestos de trabajo se agregaron a una serie de datos, incluido el gasto del consumidor, que muestran un fuerte repunte en la actividad. Pero la reapertura de las empresas después de ser cerradas a mediados de marzo ha desatado una ola de infecciones por coronavirus en gran parte del país, incluidas las populosas California, Florida y Texas.

Varios estados han estado reduciendo o pausando las reaperturas desde finales de junio y enviaron a algunos trabajadores a casa. El impacto de estas decisiones no apareció en los datos de empleo, ya que el Gobierno encuestó a las empresas a mediados de mes.

 

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reconoció esta semana el repunte de la actividad y dijo que la economía “había entrado en una nueva fase importante y antes de lo esperado”. Pero Powell advirtió que la perspectiva “es extraordinariamente incierta” y dependería de su éxito para contener el virus.

 

Los economistas han atribuido la explosión en el aumento de empleos al Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP) del Gobierno, que otorga préstamos a las empresas que pueden ser parcialmente perdonados si se usan para salarios. Esos fondos se están agotando.

 

En una economía que ya había caído en recesión a partir de febrero, muchas compañías, incluidas algunas que no se vieron afectadas inicialmente por las medidas de cierre, están luchando con una demanda débil.

 

Los economistas y los observadores de la industria dicen que esto, junto con el agotamiento de los préstamos PPP, ha desencadenado una nueva ola de despidos que mantiene nuevas solicitudes semanales de beneficios de desempleo extraordinariamente altas.

 

En otro informe el jueves, el Departamento de Trabajo dijo que las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo totalizaron 1.427 millones desestacionalizados durante la semana que terminó el 27 de junio, por debajo de 1.482 millones la semana anterior.

(Reuters)

Estados Unidos
Donald Trump
Creación de empleo
Empleo