Venta o alquiler de departamentoCompra de vivienda. ARCHIVO.

El sueño de la vivienda propia se convirtió definitivamente en una quimera, ya que los salarios perdieron en un año alrededor del 40% de capacidad de compra de una propiedad nueva o usada en Capital, según un informe difundido hoy por la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).

 

Si bien el mercado inmobiliario está prácticamente paralizado por la pandemia del coronavirus, el informe arroja dos conclusiones: la fuerte pérdida que tuvieron los salarios en dólares y la leve baja de los precios de las propiedades.

 

De acuerdo con el estudio, en mayo, con un salario promedio un trabajador sólo pudo adquirir el 15% de un metro cuadrado en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, proporción que es inferior a la registrada en igual mes de 2019, cuando alcanzó al 25%.

 

Noticias relacionadas

En términos interanuales, el indicador elaborado por el Instituto de Economía de la UADE muestra que en términos interanuales durante mayo, hubo una reducción del 40% para los departamentos nuevos y del 42% para los usados, con lo que se ubicaron en el nivel más bajo de la serie iniciada en 2010.

 

"Esta caída fue resultado de una fuerte reducción de las remuneraciones promedio en dólares de los trabajadores registrados del sector privado (40,6% interanual) y la leve reducción de los precios de las unidades nuevas (1,1%)", explicó la entidad.

 

Agregó que si la comparación se formula con las propiedades usadas se produjo una caída del 42,5% y en este caso el salario permitió adquirir el 17% del metro cuadrado de la vivienda, proporción inferior al 29,3% registrado en mayo de 2019.

 

El índice de salario real en términos de metros cuadrados (ISRV) presenta el valor más bajo desde que se comenzó a elaborar el índice: 35,9 para los departamentos nuevos y 36,9 para los usados.

 

El promedio simple del precio de oferta del metro cuadrado para el conjunto de barrios relevados históricamente por UADE (Recoleta, Palermo, Belgrano y Nuñez) fue de US$ 3.697 para los departamentos nuevos y de US$ 3.336 para los usados.

 

Según el estudio, se necesitaron en promedio 6,67 salarios para adquirir un metro cuadrado de vivienda nueva y 5,87 para adquirir un metro cuadrado de una propiedad usada, en los barrios relevados.

 

Los precios para el segmento "a estrenar" rondaron entre los US$ 2.731 (Balvanera) y los US$ 3.913 (Belgrano), mientras que para el sector de usados los valores oscilaron entre US$ 2.242 (Balvanera) y los US$ 3.474 (Palermo).