Bill Gates, empresario, magnate, ReutersBill Gates. REUTERS.

El cofundador de Microsoft, Bill Gates, había comentado el pasado jueves 26 de junio que la creación de una vacuna contra el coronavirus no garantiza la detención de la transmisión de la enfermedad en todo el mundo. Así lo había afirmado a CNN, en una entrevista que vuelve a tomar protagonismo por estas horas en medio de anuncios de medicamentos y fármacos que se están probando en diferentes países en la lucha contra el Covid-19.

 

El multimillonario estadounidense ha mostrado su acuerdo con el epidemiólogo Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., de que una vacuna viable podría estar lista a finales de este año o principios de 2021.

 

Gates había explicado que los especialistas están evaluando dos características durante el desarrollo de una vacuna. La primera es que la inyección impida enfermarse a las personas y la segunda, que impida la transmisión a otros. "No está garantizado que la vacuna sea un inhibidor de transmisión perfecto", dijo Gates sobre la segunda característica.

 

Noticias relacionadas

Según el empresario millonario, uno de los desafíos también será generar confianza para que las personas usen esta vacuna en el futuro porque debido a la necesidad urgente, se reducirá el tiempo para que los científicos la prueben en diferentes grupos de edad y mujeres embarazadas. Sin embargo, ha notado que, en su opinión, la mayoría de personas tomará la vacuna.

 

"Si se trata de una vacuna buena, incluido el bloqueo de la transmisión, todos se beneficiarán del hecho de que del 70 al 80 % de las personas se vacunarán", destacó el cofundador de Microsoft.

 

Además, el multimillonario ha notado que EE.UU. "ni siquiera está cerca" de hacer lo suficiente para combatir la pandemia porque la gente sigue muriendo. Gates ha atribuido el aumento de los casos de infección a la falta de rastreo de contactos, una cuarentena poco estricta, así como a la falta de uso de mascarillas.

 

"El panorama global y el de EE.UU. son más sombríos de lo que hubiera esperado", ha comentado Gates.

 

En febrero la Fundación Bill y Melinda Gates proporcionó 100 millones de dólares de ayuda para la respuesta global a la pandemia de coronavirus. Unos 20 millones de esa suma se destinaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, en abril la Fundación anunció la donación de 150 millones de dólares adicionales para la lucha contra el coronavirus.

 

La filántropa Melinda Gates dijo en esos días: "Estos fondos apoyarán los esfuerzos contra el covid-19 en países de ingresos bajos y medios, donde los líderes locales y los trabajadores de la salud están haciendo un trabajo heroico para proteger a las comunidades vulnerables y frenar la propagación de la enfermedad".