Masacre en Paraguay, asesinatoLa casa del horror.

Un aberrante hecho tuvo lugar en la ciudad de Capiatá, Paraguay: un agente policial ingresó a la casa de su ex mujer y desató una verdadera masacre al asesinar a sus dos hijos, sus ex suegros y otra mujer. Eso no es todo, en las últimas horas se conoció que el hombre transmitió el crimen a través de una videollamada a la abuela de los niños.

 

El hecho ocurrió en el pueblo San Miguel, una ciudad de más de 200.000 habitantes ubicada a 20 kilómetros de la capital Asunción.

 

El diario local La Nación informó que testigos del crimen indicaron que el funcionario policial abrió fuego apenas ingresó a la vivienda, asesinando a los dos niños, a sus ex suegros y a su ex cuñada, sin mantener ningún tipo de conversación con ellos.

 

Noticias relacionadas

“Vi como la vida de Amilcar Isidro, de tan solo un añito, acabó en manos de su propio padre. Puso la pistola en la sien de su hijo y le disparó“, relató Isidora Caballero, una vecina de la ciudad en Paraguay que fue testigo de la masacre.

 

El hombre transmitía su ataque en vivo a través de su teléfono móvil, quien de acuerdo a los testigos se trataba de una videollamada a la madre del policía, que se encuentra trabajando en España junto a su ex nuera, madre de los niños.