Alex Saab, el testaferro de Nicolás MaduroAlex Saaab.

El colombiano Álex Saab, señalado testaferro de Nicolás Maduro, fue sacado de la cárcel  central de Ribeirinha, en la ciudad de Mindelo, y trasladado vía aérea a la Isla de Sal, donde fue capturado el pasado 12 de junio por solicitud de Estados Unidos.

 

Su traslado se produce cinco días después de que Cabo Verde aceptara la solicitud formal de extradición por parte de Estados Unidos que lo acusa de blanqueo de capitales y de corrupción vinculada al régimen de Nicolás Maduro.

 

El medio local RCV, que informó del traslado, dice que este puede deberse tanto al inicio de su extradición como a una posible libertad, la cual también viene pidiendo el régimen de Nicolás Maduro.

 

Noticias relacionadas

Sin embargo, fuentes judiciales aseguran que el cambio de lugar de reclusión se puede deber al otorgamiento de medidas de seguridad más altas. La duda es que la Isla de Sal es turística y no cuenta con sistema carcelario de alta seguridad.

 

El 9 de junio, tres días antes de que Saab fuera detenido en Cabo Verde, la Fiscalía dictó medidas cautelares con fines de extinción de dominio sobre siete inmuebles de Saab valuados en conjunto en 9,7 millones de dólares.

 

Saab fue detenido a principios de junio en la Comarca Do Sal, Cabo Verde, cuando un avión privado en el que viajaba de Rusia a Irán se detuvo a cargar combustible.

 

El 25 de julio de 2019, Estados Unidos incluyó a Saab y a dos de sus hijos en una lista de 10 personas -entre las cuales también estaban tres hijastros de Maduro- y 10 empresas a los que aplicó sanciones económicas por su supuesta vinculación con negocios irregulares con autoridades de Venezuela.

 

El Departamento del Tesoro lo señaló entonces como el cerebro de "una vasta red de corrupción que permitió al ex (sic) presidente Nicolás Maduro y a su régimen obtener un significativo beneficio de las importaciones de comida y su distribución en Venezuela".

 

Mancera aclaró que las investigaciones, los eventuales procesos y los delitos que se imputan a Saab en Colombia no están relacionados con las acusaciones de Estados Unidos ni la detención del empresario en Cabo Verde.