Crimen en Tapalqué, estanciero que mató al amigo del hijoEl estanciero que mató al amigo del hijo.

El hombre que mató de un balazo a un amigo de su hijo en la ciudad bonaerense de Tapalqué cuando quiso hacerle una broma con un rociador de alcohol en una mano y un revólver calibre .44 Magnum en la otra, fue trasladado al penal de Sierra Chica, ya que el juez de la causa consideró que debió representarse “el riesgo que implicaba su conducta” y convirtió su aprehensión en detención.

 

Fuentes judiciales informaron que, tal como había solicitado el fiscal de la causa, el juez de Garantías 2 de Azul, Federico Barberena, dejó detenido a Néstor Félix Hirtz (66) bajo la imputación de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego con dolo eventual”, por la muerte del futbolista Tomás Echegaray (26).

 

En su resolución y al analizar la figura del dolo eventual, el juez afirmó que “no caben dudas de que el imputado estaba en innegables condiciones de conocer el riesgo que implicaba su conducta”.

 

Noticias relacionadas

“No sólo por apuntar con un arma de fuego a corta distancia contra una persona que había concurrido a su vivienda, sino por apretar el gatillo que dio inicio a la acción de desarrojo del proyectil que ingresó en zonas vitales del cuerpo del joven Etchegaray ocasionando que horas después perdiera su vida”, analizó Barbarena.

 

Además, el magistrado descartó que el caso encuadre como un “homicidio culposo”, con una pena de 1 a 5 años de prisión, menor al rango de 10 a 25 años que implica la actual calificación.

 

Barbarena ordenó que el productor agropecuario Hirtz quede detenido en alguna dependencia del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), desde donde informaron que le consiguieron cupo en la Unidad 2 de Sierra Chica.

 

El hecho ocurrió a las 2.30 del domingo pasado en la casa del imputado Hirzt, ubicada en la calle Luis Brané 36, de Tapalqué, ciudad cabecera del partido bonaerense homónimo, ubicada en el centro de la provincia y unos 270 kilómetros de la Capital Federal.

 

La víctima jugaba al fútbol en el club Atlético Tapalqué y este año había pasado a Boca Juniors de Azul, donde no llegó a debutar, y, además, era hermano del presidente del bloque de concejales de Juntos por el Cambio, Juan Echegaray.

 

El futbolista arribó a la casa en su camioneta Toyota Hilux junto a otro joven para una juntada, ya que era amigo de Estanislao Hirtz, el hijo del dueño de la vivienda.

 

Según lo que se pudo reconstruir, Hirtz padre, quien es productor agropecuario, quiso hacerle una broma relacionada a las medidas de higiene por la pandemia del coronavirus y salió a recibirlo con un rociador de alcohol en una mano y con el revólver marca Smirth & Wesson calibre .44 Magnum en la otra, del que se le escapó un tiro.

 

“Se equivocó y en vez de gatillar el alcohol, le gatilló el arma”, confió una fuente de la investigación.

 

El propio hijo de Hirtz cargó a su amigo herido en la camioneta de la víctima y lo llevó hasta el hospital de Tapalqué, donde decidieron trasladarlo al hospital Pintos de Azul, pero falleció en la ambulancia.

 

El autor del disparo también fue hasta el hospital, donde al ser interrogado por la policía les dijo: “Me mandé una cagada. Le quise hacer una joda y se me escapó un tiro”.

 

El fiscal de a causa, Marcelo Fernández, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Azul, dispuso su inmediata aprehensión por el homicidio y le secuestró no sólo el revólver .44 Magnum con el que cometió el hecho, sino también otro revólver calibre .38 que tenía en su vehículo, armas de las que es legítimo usuario.

 

Ayer, a pedido del abogado de Hirtz, Gabriel Di Giulio, quien calificó el hecho como “una lamentable tragedia”, el fiscal envió a la Policía Científica a la casa del acusado a secuestrar el vaporizador de alcohol relacionado con la broma que culminó en el homicidio.

 

La autopsia a Echegaray determinó que el proyectil ingresó en la región abdominal -por la fosa ilíaca derecha-, con orificio de salida en región posterior izquierda del tórax y que en su trayecto lesionó el hígado y causó la ruptura de la arteria aorta, lo que produjo la muerte por un shock hipovolémico.

 

Luego de atravesar a la víctima, el proyectil terminó incrustado en el paragolpe delantero de la camioneta del detenido.