Coronavirus en Argentina, controles en cuarentena, Agencia NAControles en cuarentena.

El médico infectólogo Tomás Orduna aseguró esta mañana que "ahora empezaríamos a ver cómo deberían bajar" los nuevos casos diarios de coronavirus, al cumplirse ocho días de la nueve etapa de aislamiento que rige en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), y calificó como "un pequeño trompazo a la cara" la cifra de 3.604 contagios difundidas ayer.

 

"Tenemos bastante arrastre de lo que ocurría hasta el 1 de julio" cuando aumentaron los controles de circulación de personas, dijo Orduna, por lo que, evaluó, "a partir de ahora empezaríamos a ver cómo deberían bajar los casos" de Covid-19.

 

El jefe de Patologías Regionales y Medicina Tropical del Hospital Muñiz e integrante del Comité que asesora al Gobierno en la emergencia sanitaria sostuvo que se debería "poder bajar a 1.500 casos diarios, la mitad de los 2.800 que veníamos teniendo desde el 24 de junio, cuando entramos en una meseta".

 

Noticias relacionadas

"Oscilando en ese rango de 2.800 casos diarios sabíamos que, a final de julio, estaría muy difícil, y ahora el número de 3.600 tiene que bajar, no quedarse estabilizado", explicó Orduna en declaraciones formuladas esta mañana a la radio AM990.

 

En este sentido, el infectólogo sostuvo que los nuevos casos "generan un goteo de personas que van a terapia intensiva" y aseguró que actualmente "hay 40% de camas de terapia libres".

 

"Un cálculo que se puede pensar es que, cuando se vayan dando de alta a pacientes (o se produzcan decesos), que las camas liberadas no sean ocupadas nuevamente", estimó al referirse a la necesidad de reducir el número de infectados diarios.

 

Por otro lado, estimó que es probable que se deba "convivir con focos y microfocos" de brotes de Covid-19 que pueden producirse por el relajamiento de las medidas de aislamiento, hasta que se pueda aplicar una vacuna.

 

"Hace varias semanas que hemos bajado de tener 14 o 15 provincias sin casos registrados, y ahora son pocas. Llega una persona asintomática, entra en contacto con otros y puede generarse un brote", explicó el infectólogo, quien destacó la importancia de la vigilancia epidemiológica para contener esa situación.

 

"En la academia, está claro que este virus no es como el SARS 1, que llegó, arrasó y se fue; el coronavirus llegó para quedarse", concluyó.