María Fernanda CallejónMaría Fernanda Callejón junto a su hija Giovanna y su esposo Ricardo Diotto.

María Fernanda Callejón, su marido, Ricardo Diotto, y su hija, Giovanna, recibieron el alta médica y ya se encuentran en su casa, después de haber permanecido internados un día en el sanatorio La Trinidad de San Isidro por haber inhalado monóxido de carbono.

 

El cuadro de intoxicación que presentaron en su ingreso al centro médico evolucionó favorablemente. Por ese motivo, y también para evitar una exposición innecesaria a un posible contagio de coronavirus, recibieron el alta el domingo a la tarde y la familia continúa recuperándose en su casa.

 

“El dato alentador es que los tres están bien, a pesar de que la pequeña Giovanna, una vez internada, debió ser derivada a una cámara hiperbárica para su tratamiento. Vivieron un momento muy traumático por el hecho de internarse y, justamente, por el miedo adicional de la cuarentena”, aseguraron fuentes cercanas a la familia.

 

Noticias relacionadas

A través de su cuenta en Instagram, la actriz subió una foto con Ricardo y Giovanna, en la que se los ve a los tres asistidos por un respirador en el centro médico. Junto a la imagen, publicó un sentido mensaje: “¡Aquí estamos los tres vivos! Agradecemos a mi hija Giovanna, nuestro verdadero ángel. Si no hubiese sido por vos, hijita, distinta hubiese sido la historia. Queremos agradecer a todos por el amor y fundamentalmente a todo el equipo del Sanatorio de La Trinidad de San Isidro, que nos salvó la vida”.

 

 

La cámara hiperbárica es un instrumento que sirve para proporcionar al paciente oxígeno medicinal al 100 por ciento que ayuda a tratar y mejorar diferentes patologías. En este caso, sirvió para “limpiar” el monóxido que ocasionó la intoxicación de la pequeña.

 

Callejón confirmó que unos días atrás habían instalado una nueva estufa en su hogar: “Era nueva, de tiro balanceado, y la instaló un gasista matriculado. Pero se ve que algo se filtró, explicó. El sábado los tres se despertaron con malestar y rápidamente se dirigieron al centro médico para ser asistidos por profesionales”.