Jorge LanataJorge Lanata, en PPT Box.

Jorge Lanata analizó, en una nueva emisión de Periodismo Para Todos Box (eltrece), los hechos más trascendentes de la semana. Y antes de darle curso a la parte humorística de su monólogo, reflexionó sobre "la grieta del odio" que se escuchó en los últimos días.

Noticias relacionadas

 

"Quería hablarles de lo que se dijo de 'odiadores seriales' y quería dirigirme al Presidente y decirle que realmente espero no odiar. Odiar es pequeño y miserable, y el odio se asemeja al amor en eso de no poder sacárselo nunca de encima. Yo me avergonzaría de mi odio, pero lo que le quiero decirle es que tengo bronca, estoy enojado", empezó Lanata, mirando a cámara.


A partir de ahí, enumeró -aunque sin nombrarlos- hechos que resonaron durante la semana, como la prisión domiciliaria para Lázaro Báez. "Me enoja que le hayan robado tanta plata a la gente y que ahora no solo salgan de la cárcel, sino que pretendan que se los felicite. Me da bronca que crean que se puede construir un país en el que la Justicia no funcione", aseveró.

 

Luego, continuó: "Me da bronca que ustedes, que fueron perseguidos gran parte de su vida por ser peronistas, no acepten una opinión distinta. Me da bronca lo cínico del relato y que a la gente no le propongan trabajo, sino limosna. Me da bronca que se sientan el pueblo cuando el pueblo somos todos".

 

"Señor Presidente, no tengo odio, tengo bronca. Pero no se preocupe porque no es una bronca violenta, no voy a tomar ningún arma, como alguna vez hicieron ustedes. Como tengo bronca voy a tratar de ser mejor, voy a estudiar y laburar más, voy a esforzarme para que esto cambie. Y es probable que me pegue 100 veces más la cabeza contra la pared, pero algún día voy a empezar a ver cómo esto cambia", cerró Lanata.

 

"Alberto presentó el 15 de mayo un 'invento argentino': un test de base molecular rápido, de bajo costo y fácil de operar denominado el 'Neokit'. El anuncio fue realizado en Olivos junto a los ministros de Salud Ginés González García y de ciencia, Roberto Salvarezza", señaló Lanata. "El kit fue desarrollado por un consorcio entre científicos del Instituto Milstein y el laboratorio Cassará. Combo Nac & Pop. Esto se vendió como un paso más de la ciencia argentina hacia la 'soberanía tecnológica'. Un dato: el kit se hace con 100% de componentes importados, es decir, es como un electrodoméstico ensamblado en Tierra del Fuego. O sea que sí dependemos de insumos de afuera", completó.