Alberto Fernández, presidente de Argentina, NAAlberto Fernández, NA.

El presidente Alberto Fernández reconoció que "tuvo una percepción errada de lo que aparentaba ser una aspiración de recuperación de (la empresa cerealera) Vicentin", y aclaró que ante "la reacción que hubo", se quedó "esperando" que alguien le "traiga una solución".

 

“Cuando miro para atrás y me pregunto qué hice mal en Vicentin, veo que me equivoqué porque pensé que estaba más asumida la situación de crisis. Pensé que iban a salir a festejar. No pasó, empezaron a acusarme de cosas horribles”, explicó.

 

"Seguimos esperando a que alguien diga cuál es la alternativa a lo que dijo Alberto Fernández, que evidentemente tuvo una percepción errada de lo que aparentaba ser una aspiración de recuperación de Vicentin", enfatizó Fernández.

 

Noticias relacionadas

En declaraciones a radio La Patriada, detalló: "Lo que uno quiere es salvar una empresa que es referencia en la exportación de cereales en Argentina y que no la desguacen judicialmente".

 

“Yo no soy un loco suelto, no ando con una chequera de expropiaciones. Salgo y digo que me preocupa lo que está pasando con la principal exportadora oleaginosa del país y me dicen que soy un chavista que quiere expropiar. Si quisiera expropiar, no expropiaría una empresa en quiebra sino una cerealera floreciente”, agregó.

 

“Soy muy respetuoso de la propiedad privada. Pero el Banco Nación también es propiedad privada”, cerró.