Coronavirus en Estados Unidos, Florida, Foto EuroNewsPandemia en estado de La Florida. Foto gentileza EuroNews.

"Miami es el nuevo epicentro de la pandemia" en Estados Unidos, expresó la especialista en enfermedades contagiosas Lilian M. Abbo, del Sistema de Salud de la Universidad de Miami, que habló en una videoconferencia junto al alcalde Giménez. La ciudad que debería ser un destino turístico en auge durante el verano, ahora está plagado de coronavirus.

 

El fin de semana el estado de Florida tuvo su mayor número de nuevos casos de COVID-19 en un día: 15.300 infectados, según datos de la Universidad Johns Hopkins, que dijo que detectaron más de 9.140 nuevos contagios este martes.

 

Alarmante situación al comparar que al país entero le tomó 59 días para llegar a tal cifra.

 

Noticias relacionadas

Florida, con una población de 21 millones de personas, cuenta con más de 282.400 casos mientras que Australia, de 25 millones, solo posee 9.980 casos de coronavirus. Más 4.270 personas han perdido la vida en el estado sureño.

 

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, fue increpado el lunes por un hombre que le acusó de no hacer nada para frenar la pandemia de la COVID-19 durante una rueda de prensa en la que el goberante anunció el envío de 3.000 sanitarios adicionales a centros médicos del sur del estado.

 

"Eres una vergüenza. Estamos teniendo récord de casos todos los días y no estás haciendo nada. Estás falsificando la información y confundiendo al público. Más de 4.000 personas han muerto y están culpando a los manifestantes. No tienen ningún plan y no están haciendo nada", le increpó.

 

Avance del coronavirus en Florida. Video gentileza EuroNews.

 

Florida fue uno de los primeros estados en abrir y retornar a cierta normalidad. A finales de agosto se estima la reapertura de las escuelas por orden ejecutiva, sin embargo, DeSantis parece obligado a evaluar otras opciones.

 

Por el momento los bares vuelven a cerrar hasta nuevo aviso pero el confinamiento no es obligatorio. Con una situación similar, el estado de California, replica la medida ante masivos brotes en las últimas semanas.

 

Estados Unidos contabiliza más de 3.400.000 casos confirmados y más de 137.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia.