Desabastecimiento, productos faltantes, góndolas vacías, NADesabastecimiento durante cuarentena. NA.

Empresarios de la industria láctea advirtieron este martes que podría haber faltantes de leche y productos derivados en las próximas 48 horas, tras el paro dispuesto por el gremio del sector, que luego levantó la medida por una conciliación obligatoria.

 

El sector industrial lácteo estimó que recién este jueves se normalizará la distribución.
Sin bien la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (ATILRA) acató la conciliación dispuesta por 15 días por el Ministerio de Trabajo, la medida afectó la normal distribución.

 

En reclamo de una mejora salarial a la que se opone la cámara industrial, el paro se inició a las 0 del lunes y por 24 horas, pero quedó suspendido tras la intervención de la cartera laboral.

 

Noticias relacionadas

Desde la industria estiman que habrá desabastecimiento de algunos productos, porque si bien el paro fue de un solo día, fue convocado tras un fin de semana largo, sumado a que los trabajadores venían realizando asambleas y operaciones a reglamento.

 

Miguel Paulón, presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL), sostuvo que hasta este miércoles habrá "algunos problemas en los sectores frescos en las grandes ciudades cercanas a las fábricas", aunque admitió que "en las más alejadas seguramente estaremos con inconvenientes hasta el jueves".

 

"La leche se puede almacenar entre 24 y 36 horas, aunque la calidad se deteriora un poquito por la presencia de bacterias, en ese caso se destina a otro productos. Esto es lo que hace que tengas faltantes en lo que es la línea de frescos", explicó el dirigente.

 

En cuanto a la situación del sector, sostuvo que "el precio de la leche tendría que estar un 10 por ciento más alto".

 

"Como estamos impedidos de hacer aumentos de precios pedimos negociar frente al Ministerio de Trabajo que tiene un panorama más integral de cómo ven toda la situación económica", consideró el dirigente en declaraciones a Radio Rivadavia.

 

La semana pasada, el CIL advirtió que "a la creciente presión sobre la estructura de costos de las empresas lácteas, que este año acumula un aumento superior al 20% y con valores de insumos críticos a precios dolarizados, se suma la imposibilidad de trasladar estos incrementos a los precios de venta desde hace más de 6 meses, lo que está colocando a muchas empresas al borde del colapso".

 

Ante ese cuadro, advirtieron que no era posible "realizar nuevos incrementos en los salarios" y señalaron que el sector se encuentra "en el medio de una de las crisis más severas que ha vivido en su historia".

 

Por su parte, ATILRA indicó que por el efecto cuarentena el consumo per cápita de lácteos creció 56,9 litros entre enero y abril, y afirman que el precio internacional de la leche en polvo subió 14 por ciento.

 

La última paritaria había sido a mediados de diciembre, con un 57,5% de suba, más un cúmulo de bonos que vencieron en abril pasado, pero el gremio aclara que parte de ese incremento fue para compensar pérdidas salariales de 2018 y 2019.