Hebe de Bonafini y Alberto Fernández, NAHebe de Bonafini junto a Alberto Fernández. NA.

El presidente Alberto Fernández respondió este martes a las duras críticas de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien le recriminó que haya estado "sentado en su mesa a los que saquearon al país",en referencia al encuentro con empresarios que mantuvo el Día de la Independencia."Ustedes saben muy bien que en la mesa de este Presidente se sientan todos y todas, porque esa es mi responsabilidad, este gobierno cree en el diálogo para poder avanzar", dijo el primer mandatario.

 

"Compartimos el dolor por el sufrimiento de nuestro pueblo, que se ha agravado por la tragedia de la pandemia que enfrentamos. Vivimos horas muy difíciles", manifestó el presidente Alberto Fernández en una misiva publicada en su cuenta de Twitter.

 

El jefe del Estado mencionó algunas de las medidas del Gobierno destinadas a ayudar "a los que estaban más abajo para llegar a todos". Y agregó: "Tengo la enorme responsabilidad de ser el Presidente de todos los argentinos".

 

Noticias relacionadas

"Entiendo al ejercicio de la política como el instrumento que nos permite cambiar la vida de nuestro pueblo", le manifestó el presidente a Hebe de Bonafini. "Este gobierno trabaja todos los días para ello y cree en el diálogo para poder avanzar. Ustedes saben muy bien que en la mesa de este Presidente se sienta gente de empresas grandes, medianas y pequeñas, trabajadoras y trabajadores, movimientos sociales, estudiantes, jóvenes, nuestros científicos; todos y todas, porque esa es mi responsabilidad", añadió.

 

De esta manera, contestó la dura carta publicada esta mañana por Hebe de Bonafini. Allí, la titular de Madres cuestionó al jefe del Estado por convocar en Olivos, el jueves pasado, con motivo del Día de la Independencia, al Grupo de los Seis (G-6), integrado por los representantes de las principales cámaras empresarias del país, para discutir sobre la crisis económica y el escenario pospandemia.

 

 

En esa reunión, Fernández juntó a empresarios y gobernadores con un mensaje de tono conciliador. "Vine acá a terminar con los odiadores seriales", expresó el Presidente. Añadió que "el odio y la división nos postergan y paralizan", y llamó a trabajar en conjunto para reconstruir la economía del país.

 

Hoy Bonafini escribió: "Después de mucho discutirlo nos dirigimos a usted con mucho dolor porque nos sentimos agraviadas y heridas en lo más profundo de nuestro corazón al ver que usted sentó en su mesa a todos los que explotan a nuestros trabajadores y trabajadoras, y a los que saquearon el país".

 

"Y lo más grave de todo: a los que secuestraron a muchos de nuestros hijos e hijas que luchaban por un Patria liberada", sentenció Bonafini.

 

Además, expresó que espera ver sentados "alguna vez" en la mesa de diálogo del Gobierno a "los trabajadores y trabajadoras que tienen callos en las manos y en los pies, y la espalda doblada de trabajar".