Niño donó sus ahorros para familia por cornavirusBenjamín tiene ocho años y donó sus ahorros a una familia que lo necesitaba.

Juan, profesor de tenis que junto a Rosa tienen tres hijos, les comentó a otros colegas la difícil situación que estaban atravesando. Todos pusieron manos a la obra para ayudarlos. Junto a sus vecinos hicieron rifas y juntaron mercadería y ropa para entregarles.

 

La cadena solidaria se multiplicó incluso entre gente que no conocía a Juan ni a Rosa. Entre ellos aparecieron el pequeño Benjamín y sus papás, Gisela y Sebastián. Gracias a las donaciones pudieron reunir muchos alimentos que fueron entregados a Juan y su familia. "Estamos muy agradecidos con todos por la cosas que nos dieron. En mi casa ya no había leche para mis hijos. Cuando los chicos vieron una bolsa de galletitas, se emocionaron. Es muy duro no tener que darles de comer a tus hijos. Fuimos a pedir comida, no me da vergüenza decirlo. Con las donaciones ayudamos a otras familias que tampoco tienen nada", contó Rosa.

 

Mientras Gisela y Sebastián se sumaban a la movida solidaria, apareció Benjamín y se mostró dispuesto a ayudar. "Yo le quiero dar algo a esta familia. Tengo 300 pesos ahorrados y se los voy a entregar", le dijo a su mamá. Fue así que la mujer le recomendó hacerle una carta con un dibujo. Y él, con apenas ocho años pero con un corazón enorme, agarró un papel y escribió: "Hola, soy Benja. Quiero darte este regalo y decirte que todo va a estar bien. Que mi familia y yo estamos para ayudarte y que pronto vas a poder a enseñar tenis. Mi regalo no es mucho pero espero te guste. Muchos besos". Y la carta termina con el dibujo de un arco iris.

Niño donó sus ahorros para familia por cornavirusBenjamín junto a su familia.

Noticias relacionadas

Puso la plata en un sobre y entre todos alimentos Juan y su esposa la encontraron. La quisieron devolver pero Benja no quiso. "Nos emocionamos mucho con el gesto de este nene que puede ser mi hijo. Como no podemos conocernos, nos mandamos mensajes y le agradecí mucho su ayuda", dijo la mujer.

 

El nene va a tercer grado. Es muy buen alumno y juega al rugby. Tiene muchos amigos y compañeros de colegio. "Está siempre dispuesto a ayudar. Salió de él donar su ahorros, con mi marido no le dijimos nada", contó Gisela.