Playas de Miami, Estados Unidos, ReutersPlayas de Miami, colmadas de gente. Reuters.

El estado de Florida anunció el pasado domingo que en las últimas 24 horas más de 15.300 personas han contraído el coronavirus, lo que marca un récord no solo para ese estado sino para todo EE.UU., que nunca antes había registrado tal aumento de casos desde que comenzó la pandemia.

 

Florida se ha transformado así en el nuevo epicentro del virus en el país al registrar este domingo un incremento que dejó atrás el récord que registró California la semana pasada con 11.694 nuevos casos diarios y la cifra de 11.571 que reportó el 15 de abril Nueva York, cuando ese estado era el más golpeado por el virus.

 

Pese a este complicado panorama, las playas de ciudades como Miami seguían colmadas de gente este fin de semana.

 

Noticias relacionadas

El estado sureño también reportó 45 nuevas muertes en las últimas 24 horas, elevando la lista de fallecidos a 4.242. Las cifras se dan a conocer al final de una desalentadora semana que superó récords en Florida, con 514 fallecimientos.

 

El rápido crecimiento de casos ha puesto en alerta y en problemas a los hospitales de Florida, que tienen ocupadas un 76,4 % de las camas para ingresos generales y un 81,2 % de las camas de cuidados intensivos (UCI), indicó este domingo la Agencia para la Administración de la Atención Médica (AHCA).

 

La situación es mucho más grave todavía en el condado de Miami-Dade, el más poblado del estado y donde están siendo usadas el 94,8 % de las camas para cuidados intensivos.

 

El domingo, el alcalde de Miami-Dade, el republicano Carlos Giménez, avisó que los hospitales del condado pronto podrían quedarse sin camas y sin ventiladores para los pacientes más graves.

 

Playas de Miami, Estados Unidos, ReutersMucha gente en las playas pese al coronavirus. Reuters.

 

Ha habido definitivamente un aumento de la cantidad de personas que han ido al hospital, de ingresos en las unidades de cuidados intensivos y de los pacientes con ventiladores. Todavía tenemos capacidad, pero sí que estoy preocupado”, expresó oportunamente Giménez en una entrevista con la cadena CNN.

 

El regidor manifestó que ya algunas habitaciones de hospitales han sido convertidas en unidades de cuidados intensivos y afirmó que ese trabajo continuará.

 

Pese a esto, Disney World reabrió parcialmente el sábado dos de sus cuatro parques temáticos ubicados en Orlando. Los visitantes habían reservado sus boletos con anticipación, para controlar la cantidad público con el fin de respetar normas de distanciamiento social, que la empresa estableció en dos metros entre cada persona, tanto en las atracciones como en las tiendas.

 

En el Estado también hubo una protesta de los dueños de restaurantes y trabajadores del sector contra las nuevas medidas que dictan que los restaurantes deben cerrar sus asientos en el interior para combatir el aumento de los casos de coronavirus. Según los organizadores de las protestas, la medida es injusta, ya que otros negocios permanecen abiertos. Además afirman que no hay evidencia clara de que cerrarlos sea parte de un plan realista para gestionar de manera efectiva la crisis actual.