La zapatilla con la que patearon a Fernando Báez Sosa, crimen en GesellLa zapatilla de Thompsen.

La zapatilla ensangrentada encontrada en la casa que alquilaron en Villa Gesell los diez rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche pertenece a Máximo Thomsen, principal imputado por el crimen.
  

Así se desprende de los resultados de una pericia scopométrica realizada por expertos de la Policía Federal para identificar cuál había sido la zapatilla con la que fue pateado ferozmente en la cabeza Báez Sosa, de 18 años.
  

La pericia se conoció este viernes, apenas horas antes de que se cumplan seis meses del brutal crimen "en manada".
  

Los resultados vinieron a confirmar lo observado en videos grabados con teléfonos celulares en la fatídica madrugada del 18 de enero frente al boliche Le Brique.
  

En esas imágenes se observaba al ex jugador del CASI y de Arsenal de Zárate usando un calzado similar y pateando a la víctima tendida en el piso.
  

La zapatilla de lona negra marca Cyclone peritada fue encontrada por policías de la DDI de Villa Gesell en la casa alquilada por los rugbiers y estaba manchada con sangre.
  

Noticias relacionadas

Las pericias scopométricas sobre los calzados de los rugbiers detenidos por el asesinato comenzaron el pasado 29 de mayo en el laboratorio de la Policía Federal​ en Mar del Plata.
  

El objetivo fue cotejar las huellas de las zapatillas secuestradas a los acusados con una marca hallada en la cara de Báez Sosa, y a partir de esa comparación, determinar a su vez a quién de ellos pertenecía el calzado.
  

Para poder completar el peritaje, la fiscal de la causa, Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 5 gesellina, ordenó la toma de nuevas huellas plantares de los ocho rugbiers detenidos en la Alcaidía de Melchor Romero.
  

Los resultados complicaron aún más la situación de Máximo Thomsen, de 18 años, quien junto a Ciro Pertossi, de 20; Luciano Pertossi, de 18; Lucas Pertossi, de 21; Enzo Comelli, de 20; Matías Benicelli, de 20; Blas Cinalli, de 19; y Ayrton Viollaz, de 21, están imputados como coautores del delito de "homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".
  

Como "partícipes necesarios" están imputados Juan Pedro Guarino, de 19, y Alejo Milanesi, de 19, quienes fueron excarcelados.

  

Los pies de los acusados fueron identificados uno por uno con una técnica especial que incluye comparaciones fotográficas, lecturas de ondas de luz mediante un videoespectrómetro y el uso de tinta litográfica, la misma que se usa para la toma de huellas dactilares, lo que comúnmente se conoce como "tocar el pianito", pero con los pies, indicó el portal Infobae.
 

Thomsen y los otros siete detenidos, a los que puede corresponderle prisión perpetua, se encuentran alojados en la Alcaldía N°3 de La Plata, con la prisión preventiva confirmada por la Justicia.