Samsung Galaxy Z Flip 5GSamsung Galaxy Z Flip 5G. Foto: Samsung.

La tecnología avanza a pasos agigantados y lo que hasta hoy es novedoso, mañana ya deja de serlo. Por supuesto que la telefonía celular no escapa a esta regla.

 

Y esto queda en evidencia, sobre todo por lo que ha publicado recientemente el portal especializado en tecnología Serverlujan.com, haciendo foco en lo nuevo de Samsung

 

Galaxy Z Flip 5G es una variante del modelo original (Galaxy Z Flip) presentado ya en febrero con su mismo diseño y formato, pero... no todo es igual, y los cambios importan aunque no sean tan evidentes a simple vista. 

 

Noticias relacionadas

Llega al mercado con la diferencia de un soporte para las nuevas redes de banda ancha móvil y un nuevo chipset, el más avanzado de Qualcomm para este año: el Snapdragon 865+.

 

El diseño del aparato es el mismo que el del Samsung Galaxy Z Flip original, al menos en lo que hace a su aspecto externo. De este modo, el terminal está separado en dos módulos unidos mediante una bisagra, el móvil se pliega hacia dentro. Las medidas del aparato en cuestión son las mismas que las del modelo 4G. Vale decir: 167,3 x 73,6 x 7,2 mm cuando está desplegado y 87,4 x 73,6 x 15,4 cuando está plegado. También pesa excatamente lo mismo, es decir,183 gramos.

 

Tampoco presenta novedades en la pantalla, donde se sigue viendo un panel AMOLED plegable de 6,7 pulgadas con resolución Full HD+ (2.636 x 1.080 píxeles) en formato 21,9:9. Samsung conserva la tasa de refresco de 60 Hz, así como las características de la pantalla secundaria: tecnología Super AMOLED, 1,1 pulgadas y 300 x 112 píxeles de resolución.

 

¿PERO DONDE ESTÁN LOS CAMBIOS DE IMPORTANCIA?

Es en el procesador donde los usuarios van a encontrar las verdaderas nocvedades y sorpresas. Samsung ha quitado el Snapdragon 855+ y ha implementado el Snapdragon 865+, último procesador firmado por Qualcomm. Este, a efectos prácticos, es un Snapdragon 865 vitaminado con un 10% más de potencia y compatibilidad con Qualcomm Fast Connect 6900.

 

En otras palabras, los núcleos del procesador pueden alcanzar una velocidad de 3,1 GHz y la GPU Adreno 650 renderiza un 10% más rápido. Según Qualcomm, es capaz de generar hasta 144 fotogramas por segundo. Por otro lado, al ser compatible con Qualcomm Fast Connect 6900, el dispositivo puede alcanzar los 3,6 Gbps de velocidad de descarga en redes WiFi y es compatible con WiFi 6E.

 

Samsung Galaxy Z Flip 5GEl nuevo modelo. Foto: Samsung.

 

OTRO TEMA IMPORTANTE: LA CONEXIÓN:

Más allá de la potencia, la gran novedad se encuentra en la conexión 5G. El Snapdragon 865+ es compatible con redes 5G NSA y SA. Eso significa que el Galaxy Z Flip se podrá conectar a las redes 5G actuales y a las que llegarán en un futuro.

 

El sistema operativo que trae este nuevo modelo de Samsung es Android 10 con One UI. Como en la versión previa del teléfono, la capa de personalización tiene items agregados que permiten aprovechar de manera notable la pantalla plegable, como el modo Flex o la multitarea. A todo esto le dará vida una batería de 3.330 mAh con carga rápida de 15W y carga inalámbrica inversa de 9W.

 

Finalmente, la cámara. Tampoco aquí existen grandes novedades en cuanto a sensórica y funciones; ya que tiene dos sensores de 12 megapíxeles, siendo el segundo un gran angular con 123º de campo de visión. Se podrá usar tanto como con la pantalla plegada como con el teléfono cerrado gracias a la pantalla secundaria. La cámara para selfies, oculta en un agujero en la pantalla principal, se queda en 10 megapíxeles con apertura f/2.4.

 

El Samsung Galaxy Z Flip 5G llegará primero al mercado comercial de los Estados Unidos, tanto al mercado libre como a las operadoras, y todo desde el 7 de agosto. Estará disponible en Mystic Gray y Mystic Bronze, un nuevo color bronce. Su precio será de 1.449,99 dólares.

 

Samsung Galaxy Z Flip 5GUltra compacto. Foto: Samsung.