Gastón Silva, jugador de Independiente, mercado de pases, Agencia NAGastón Silva, NA.

El defensor uruguayo Gastón Silva acusó a la dirigencia de Independiente de "extorsión", tras la demanda que le realizó el club por ocho millones de dólares en respuesta al reclamo del futbolista por "casi ocho meses" de sueldos impagos.

 

Silva publicó una carta en su cuenta oficial de Twitter para brindar su postura luego de varios meses de conflicto.

 

"Independiente me demanda por ocho millones de dólares: de la negación de la realidad a la extorsión", sostiene el descargo público del jugador.

 

Noticias relacionadas

En primer lugar, el defensor acusa a la dirigencia del "Rojo" de no cumplir el contrato firmado y que durante "más de medio año de trabajo" no cobró en tiempo y forma su remuneración.

 

En ese sentido, el futbolista uruguayo acepta que percibe "importantes ingresos" pero remarcó que no dejan de ser trabajadores y que por ello promete ejercer "una férrea defensa" legal.

 

En cuanto a la contrademanda presentada por el club, por el monto de ocho millones de dólares, Silva la catalogó como "terrorismo de mercado" ya que pretende "generar temor en los clubes" que estén interesados en contratarlo.

 

"Mi caso es muy sólido, no hay que ser abogado para darse cuenta de que si un club fue intimado al pago de una suma equivalente a casi ocho meses de sueldo y no te pagó, poco derecho tiene a reclamar. Sentido común", apuntó.

 

Silva también reveló que le ofreció una propuesta al club "antes y después" de la libertad de acción que otorgó la AFA por falta de pago pero que desde la dirigencia encabezada por Hugo Moyano tomaron este caso como una cuestión "personal".

 

"Responden que el tema conmigo es personal, una cuestión de orgullo, que no les importa arreglar porque al juicio 'lo va a pagar el próximo'", en referencia a una próxima dirigencia".

 

En este punto, Silva remarcó: "Muchachos, al juicio lo va a pagar Independiente, no hay 'ellos, nosotros ni próximos'".

 

El jugador aclara que su posición "es diferente", ya que está agradecido con la conducción del club por haberle permitido tener "el honor de jugar en un grande América".

 

"El club utiliza esta demanda para forzarme a arreglar bajo condiciones abusivas", denunció Silva, quien advirtió que de ser necesario se quedará sin jugar hasta que la FIFA se expida.

 

Por otro lado, el jugador le dedicó unas palabras al hincha de Independiente y aseguró que entiende el "enojo" pero aclaró que "no existe el jodido de Silva" y que en este caso "hay un malón de jodidos".

 

"Si tuviste problema con uno, quizá el 'jodido sea ese uno'. Pero si tenés problemas con casi todos, quizá tengas que revisar tu manera de conducir", remarcó, para agregar que "la pandemia afectó a todos los clubes, pero noticia es uno solo".

 

También consideró que no es "razonable" que los dirigentes lo quieran "ensuciar" por el conflicto que protagonizó con Pumas, de México, previo a su llegada al club de Avellaneda, y aclaró que si se "erró en el camino" de su contratación, el "error" fue compartido.

 

Luego del descargo, Silva expresó que volverá a guardar silencio público hasta "esperar la palabra que importa: la de los tribunales de la FIFA".