Repartidor asesinado en AdroguéEl repartidor asesinado en Adrogué.

La comunidad de la localidad bonaerense de Adrogué sigue conmocionada por el asesinato de Fernando José Marino, un joven repartidor que se suma a la larga lista de víctimas de la inseguridad.

 

Mientras se llora la muerte del joven, los dos motochorros que lo acribillaron de un disparo con el objetivo de robarle la camioneta, siguen prófugos y la familia de la víctima reclama claramente "una mejor Justicia".

 

"Me arrancaron un pedazo de mi vida", comentó notablemente dolido José, padrino del repartidor asesinado. De todos modos, y pese al duro momento que le toca vivir a toda su familia, el hombre dijo también que saca las fuerzas "para pelear" para que su muerte no quede impune.

 

Noticias relacionadas

"Nos estamos matando entre todos", se lamentó el hombre, y haciendo referencia a los delincuentes sostuvo: "A ellos no les importa, los dejan libres y vuelven a matar". Entonces, destacó el tío del joven asesinado: "Nosotros no podemos salir a matar".

 

Pero eso no ha sido todo, ya que también cuestionó a jueces como abogados que dejan que presos condenados recuperen su libertad y sigan delinquiendo. "(Los delincuentes" tienen que estar presos en una Justicia en la que sí se respete la condena", dijo el hombre muy dolido.

 

Así mismo, y según lo expresado por los testigos presenciales del hecho de violencia, Marino trató de evitar que le robaran la camioneta con la que trabajaba haciendo repartos para Mercado Libre y en ese momento los ladrones le dispararon y escaparon finalmente sin llevarse nada.

 

El joven falleció poco después de llegar al hospital y los investigadores analizan ahora los videos de las cámaras de seguridad para identificar a los asesinos.