Lionel Messi, entrenamientos del Barcelona, fútbol, REUTERSMessi entrenando. REUTERS

Luego de una semana de vacaciones junto a su familia, el astro argentino Lionel Messi regresó hoy a los entrenamientos con el Barcelona, que tuvo resultados negativos en sus testeos de coronavirus, y apunta sus cañones a la XX, que se reanudará el 8 de agosto.

 

El plantel del equipo catalán, que viene de perder La Liga a manos del Real Madrid en las últimas fechas luego del receso por la pandemia, trabajó este martes en la Ciudad Deportiva, tras una las "mini-vacaciones" que le dio el cuerpo técnico encabezado por Quique Setién.

 

En el horizonte hay una fecha concreta que significa la máxima aspiración del "Barca", ya que el 8 de agosto deben recibir en el Camp Nou al Nápoli de Italia, en la revancha de los octavos final de Champions.

Lionel Messi, entrenamientos del Barcelona, fútbol, REUTERSMessi entrenando. REUTERS 

Noticias relacionadas

El 1-1 en la ida en el estadio "San Paolo" -que Messi pisó por primera vez-, celebrada en marzo justo antes del estallido de la pandemia, puso la balanza del lado del Barcelona, gracias a su gol de visitante.

 

Pero Messi, tras perder el título de Liga, hizo una dura autocrítica con su equipo, y advirtió que tendrán que "cambiar muchísimo" si quiere dar pelea para ganar la Liga de Campeones.

 

"Dije tiempo atrás que si seguíamos de esta manera iba a ser difícil que ganemos la Champions, y no nos alcanzó para la Liga. Si queremos pelear por la Champions vamos a tener que cambiar muchísimo porque no le vamos a poder ganar al Nápoli (en la vuelta de los cuartos de final)", explicó el rosarino, de 33 años.

Lionel Messi, entrenamientos del Barcelona, fútbol, REUTERSMessi entrenando. REUTERS 

Si pasa al Napoli, el formato que eligió la UEFA para la definición del máximo torneo de clubes del viejo continente es a un partido único en una "burbuja" en Lisboa, Portugal.

 

En la práctica de este martes, estuvieron todos los futbolistas a disposición, con la excepción de Arthur Melo, que se declaró en rebeldía y sigue en Brasil, ya que ya fue anunciada su transferencia a la Juventus, en un intercambio con Pjanic.

 

De todas formas, por ese acto de indisciplina, el club le abrirá ahora un expediente sancionador al brasileño, que no tenía muchos minutos.

 

La gran novedad del retorno fue la presencia de Osumane Dembélé, lesionado desde febrero pasado, y también se ejercitaron en césped, pero al margen de sus compañeros, los franceses Antoine Griezmann y Clement Lenglet, que también estarán listos para medirse al Nápoli.