Axel Kicillof, anuncio de cuarentena de agosto, YouTubeAxel Kicillof, anuncio de cuarentena de agosto, YouTube.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó que en el AMBA y el mundo “hay una cuarentena intermitente" y consideró que "la pandemia no pasó”, al participar desde la Residencia de Olivos de los anuncios de la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 16 de agosto, junto al presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

 

Kicillof afirmó este mediodía que "hay en el mundo una cuarentena intermitente" por "rebrotes o una mudanza del virus de algunas regiones a otras".

"Lo que estamos viendo es como aquellos países que parecían tener controlados los contagios hoy tienen rebrotes o una mudanza del virus de algunas regiones a otras. Hay en el mundo una cuarentena intermitente. Digo esto porque hay quienes venden que la pandemia ya pasó, que es un tema argentino", resaltó.

 

Noticias relacionadas

"Lo que está dañando la Salud y la Economía es un virus que no tiene cura y no tiene vacuna. En diciembre del año pasado teníamos 883 camas de terapia intensiva para adultos en Provincia de Buenos Aires, hoy tenemos 1979. Estamos cerca de los 700.000 muertos en todo el planeta. El coronavirus va y vuelve en todos los países. Aquellos que parecían tener controlado el contagio, tienen rebrotes", comentó.

 

Kicillof destacó el "esfuerzo" realizado por "oficialismo y oposición" para poder "trabajar unidos", dijo que "no hay forma que nos hagan pelear en el AMBA" y destacó que el virus "cruza la General Paz" y que por ese motivo "no se pueden hacer cosas distintas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)".

 

El gobernador afirmó “no hay forma de dividir los problemas del AMBA" frente a la pandemia, con lo cual "hay que trabajar con solidaridad”. Asimismo, agradeció a su par porteño Horacio Rodríguez Larreta, por coincidir en este punto, en una conferencia de prensa.

 

Kicillof, pidió esta tarde tener una "visión más humana" del coronavirus, porque "detrás de los números hay personas".

 

"Hoy lamentamos 3.437 decesos, pero el 20 por ciento son menores de 60 años. Nadie está exento de que la enfermedad toma una forma grave", advirtió Kicillof en la Quinta de Olivos.

 

"Los que murieron por coronavirus perdieron en promedio 11 años de vida. No nos dejemos llevar solamente por los números, pensemos a dónde nos puede llevar", resaltó.