Murió mujer que recibió  trasplante de caraConnie Culp.

La Cleveland Clinic informó que Conni Culp, la mujer que fue la primera en recibir un trasplante de rostro casi completo en Estados Unidos falleció a los 57 años. "Estamos tristes por la pérdida de Connie Culp", manifestaron desde su cuenta de Twitter en la clínica, afirmando que la mujer "fue una inspiración para todos".

 

La portavoz de Cleveland Clinic, Andrea Pacetti, sostuvo que Culp, convertida desde hace mucho tiempo en una gran defensora de la donación de órganos, había fallecido el pasado miércoles dadas las complicaciones de una infección que no estaba relacionada con el trasplante que tuvo en 2008.

 

El centro de salud mencionó a Frank Papay, director del Instituto de Dermatología y Cirugía plástica de la clínica, quien se refirió a Culp como “una gran pionera”. “Su decisión de someterse a un procedimiento a veces desalentador es un regalo perdurable para toda la humanidad”, dijo el médico.

 

Noticias relacionadas

Conni Culp había resultado seriamente herida en 2004 cuando su marido le disparó con un arma de fuego en el rostro. El impacto de la bala le destrozó la nariz, las mejillas, el paladar y el ojo derecho. Luego, se disparó a sí mismo, pese a que sus heridas fueron mucho menores y fue condenado a siete años de prisión.

 

Desde el ataque perpetrado a la mujer, Culp se sometió a 30 cirugías antes de recibir el trasplante en diciembre de 2008 en la Cleveland Clinic, una operación quirúrgica muy compleja que duró más de 22h durante dos días. En ella participó un grupo multidisciplinar de médicos, liderados por la doctora María Siemionow.

 

Los especialistas médicos del centro asistencial reconstruyeron el 80 % del rostro de Culp, con el de una donante fallecida. Esta operación, realizada en el mundo apenas unas pocas docenas de veces, mejoró notablemente su vida, pues antes no podía comer ni respirar con normalidad y tenía que ser asistida con un respirador a través de un orificio en la tráquea.

 

Luego de la operación, Connie Culp, madre de dos hijos, daba charlas sobre la violencia doméstica y a apoyar a otras personas que se sometieron también a trasplantes de cara, como Charla Nash, una ciudadana de Connecticut que fue mutilada por un chimpancé mascota.