Explosiones en BeirutTremendas consecuencias por explosiones en Beirut.

Los habitantes de Beirut se enfrentaron el miércoles a una escena comparable con el mismísimo infierno. A 24 horas de haberse producido una dantesca explosión en el puerto que sacudió toda la capital de Líbano, y que provocó al menos 100 muertos y miles de heridos, se pudieron ver bloques enteros llenos de cristales y escombros. La desolación en persona.

 

Del puerto, donde imponentes silos de grano han sido seriamente destrozados, aún podían advertirse vestigios de humo, fuego e incendios. Gran parte del centro de la ciudad estaba llena de vehículos daños y de escombros que terminaron cayéndose desde las destruidas fachadas de los edificios locales en ruinas.

 

Todo quedó captado por las imágenes de video de un dron.

 

Noticias relacionadas

Por lo menos 100 personas perdieron la vida y más de 4.000 resultaron heridas, dijo hoy George Kettaneh, funcionario de Cruz Roja Líbano, informando además que la cantidad de víctimas mortales podría subir, dado que hay unos 100 desaparecidos.

 

Líbano se encontraba al borde del colapso debido a una grave crisis económica que llevó a protestas multitudinarias en los últimos meses. Los hospitales enfrentaban un repunte de contagios de COVID-19 y preocupa que el coronavirus pueda propagarse más a medida que la población desborde los hospitales.

 

Las fuerzas de seguridad vallaron toda la zona portuaria luego de la entrada de una excavadora para retirar los restos existentes. Un joven suplicó a los soldados que le dejasen pasar a buscar a su padre, desaparecido desde el incidente. Fue redirigido a un funcionario del puerto que tomó nota de los detalles.

 

En uno de los distritos más afectados, Achrafieh, trabajadores de defensa civil y soldados trataban de localizar a los desaparecidos y limpiar los escombros. Al menos un hombre seguía atrapado bajo las piedras de un viejo edificio que se vino abajo. Los voluntarios le dieron una botella de oxígeno para ayudarle a respirar mientras otros trataban de liberarle una pierna.

 

El desastre captado por un dron.

 

La violenta explosión destrozó muchos edificios, lo cual deja a muchísimas personas sin hogar en un momento en que muchos libaneses han perdido su empleo y han visto como sus ahorros se evaporaban por al crisis monetaria. También preocupa cómo hará el país para seguir importando casi todos los bienes de primera necesidad con su principal puerto devastado.

 

Varios países ya prometieron ayudar al Líbano a afrontar las consecuencias de la explosión, e incluso Israel ofreció ayuda humanitaria. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció que visitará el país el jueves para ofrecer su apoyo a las autoridades locales.

 

La crisis económica de Líbano está radicada en décadas de corrupción sistemática de facciones políticas que explotan las instituciones públicas para beneficio de sus partidarios. Después después del final de la guerra civil, los libaneses sufren frecuentes cortes de electricidad y servicio públicos deficientes.