Arrestado en Recoleta por Robar 10U$SEl detenido llevaba una pulsera electrónica y una orden de restricción por violencia de género.

Un motochorro de nacionalidad colombiana fue arrestado este miércoles por la Policía de la Ciudad, tras robarle una mochila con 10 mil dólares al conductor de un vehículo en Recoleta. El detenido tenía colocada una tobillera electrónica por una restricción perimetral a raíz de una causa por violencia de género.

Noticias relacionadas

 

Personal de División Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comisaría Comunal 2 observó durante un patrullaje de rutina un tumulto de personas, en lo que aparentaba ser una pelea. Al llegar al lugar, los efectivos notaron que no había un enfrentamiento, sino que un grupo de vecinos tenía rodeado a un ladrón para que no se escapara. Allí, los individuos, entre los que se encontraba la víctima del robo, relataron a los agentes que ese hombre hacía pocos minutos atrás había viajado como acompañante en una moto de color blanco y había roto el vidrio de la puerta de un automóvil Ford Focus gris, del que robó una mochila negra con 10 mil dólares y documentación personal.

 

Inmediatamente lo detuvieron y el delincuente, identificado como Brayan Stiven Iguarán Varela, de 20 años, oriundo de Colombia, entregó la mochila que había robado, la cual fue devuelta a la víctima al instante. Tras recuperar su dinero, el hombre, de 68 años, le indicó a los agentes que fueron dos motos las que lo habían seguido cuando salió de un banco, ubicado en avenida Corrientes y Reconquista, en pleno centro de la ciudad. Así, los investigadores creen que se trató de una salidera bancaria y que el hombre estaba “marcado”.

Arrestado en Recoleta por Robar 10U$S con pulsera electrónicaPulsera electrónica que llevaba el motochorro.

Los policías se sorprendieron al ver que el ladrón tenía colocada una tobillera electrónica. Allí, cruzaron los datos que figuraban en la pulsera con el sistema de antecedentes y se constató que el joven contaba con una denuncia por violencia de género. La causa fue radicada el pasado 11 de junio en el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas N 22, donde le habían dictado una restricción perimetral con la prohibición de acercarse a la víctima, pero con libertad ambulatoria.

 

Una vez detenido se le secuestró un teléfono celular, 20 dólares, 400 pesos, un guante de tela amarillo, un par de auriculares y un lápiz cortavidrio, según indicaron. La causa la instruye el Juzgado Criminal y Correccional Número 56, a cargo de Alejandro Litvack, quien dispuso el traslado del delincuente a la Comisaría Vecinal 2B.