Messi, Barcelona vs. Nápoli, Champions League, Reuters	Messi hizo una obra de arte. Reuters.

Este sábado, el Barcelona jugó un partidazo ante el Nápoli en el Camp Nou, buscando su pase a los Cuartos de Final de la Champions League. El resultado final fue un contundente 3-1 que les dio la chance de lograr ese objetivo, pero sin embargo, en el partido hubo un gran destacado. Como no podía ser de otra manera: Lionel Messi.

 

El astro argentino hizo lo que sabe: una maravilla.

 

¿Pero cómo fue la obra de arte de Lío? A los 22 minutos, bajó la pelota de pecho recostado sobre la derecha y no dudó en encarar para adelante. Dejó en el camino a Lorenzo Insigne y a Mario Rui, buscó pasar a Koulibaly y perdió el equilibrio porque le puntearon la pelota. Pero Messi es casi humano.

 

Noticias relacionadas

No se resignó a perder la pelota, se levantó, eliminó al defensor de Senegal, intentó una gambeta y al ver que se caía decidió definir de zurda, al palo más lejano de Ospina.

 

Pese a la estirada, el arquero colombiano no la pudo sacar y Messi, desde el suelo, se puso de pie para salir a gritarlo con todo. Infernal.

 

Con este grito de gol, el argentino aumenta sus impresionantes cifras en la Orejona: llegó a los 115 goles en 142 partidos y va por más. Además, rompió otro récord impresionante: ya son 35 los equipos a los que les convirtió en Champions League.

 

Mirá el golazo de Messi.