Carlos Slim, empresario mexicano, Agencia NACarlos Slim, empresario, NA.

Hace ya más de un mes que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, visitó Estados Unidos y fue acompañado por una delegación de empresarios donde se encontraba Carlos Slim.

 

Slim es el hombre más rico de México y América Latina, según la revista Forbes, y decidió sumarse para manifestar su deseo de que su fundación participe en el proyecto para traer a la región la vacuna que produce la Universidad de Oxford contra el coronavirus.

 

Más cerca en el tiempo, en la pasada semana, el empresario dialogó con el gobierno para informar que el acuerdo estaba cada vez más cerca y no se equivocó.

 

Noticias relacionadas

Días después se dio a conocer la noticia que laboratorios de México y Argentina planean producir y distribuir entre 150 y 250 millones de vacunas en toda América Latina para el primer semestre de 2021.

 

Tras el anuncio, el gobierno mexicano remarcó que fue "crucial" el apoyo de Fundación Slim, que sorprendió alcanzando un acuerdo con AstraZeneca para contribuir a la financiación del proyecto.

 

El hijo del empresario, Carlos Slim Domit, expresó que la fundación participará "con la disponibilidad de los recursos en complemento con los gobiernos de los países" y que el objetivo es que la vacuna esté "a precios muy accesibles".

 

López Obrador, dijo sobre esto: "Hay una aportación -no me corresponde a mí mencionar de qué monto- de la fundación, porque no pueden intervenir gobiernos, dado que no tiene fines de lucro todo el proceso de descubrimiento de esta vacuna".

 

El vocero de Carlos Slim, Arturo Elías Ayub, aseguró a la agencia AFP que la principal motivación del magnate para participar en el proyecto es "salvar vidas.

 

“América Latina accederá a la vacuna a un precio que no contempla lucro porque fue la condición que puso Oxford. Aquí nadie está ganando dinero: ni AstraZeneca, ni los laboratorios que la van a fabricar ni ciertamente tampoco la Fundación Carlos Slim", remarcó.

 

Francisco González, profesor de Política Latinoamericana de la Universidad Johns Hopkins, en EE.UU., dijo: "Sus decisiones siempre polarizan a la opinión pública. Algunos ensalzan su figura diciendo que así es el capitalismo, y que es mejor tenerlo en México porque genera empleo y negocios".

 

Y agregó: "Pero otros lo acusan de abuso de poder, de tener ventajas por ser siempre muy cercano y positivo con el presidente de turno, independientemente de la ideología”.

 

No es la primera contribución de la Fundación Slim en México en la lucha contra el coronavirus ya que donó equipos médicos e insumos especialmente para el Centro Citi Banamex de la capital, que fue transformado en hospital temporal durante la emergencia.