Vacuna contra coronavirus, Rusia, ReutersVacuna contra el covid-19. Reuters.

El Ministerio de Sanidad de Rusia ha informado de manera oficial este sábado que ya produjo la primera partida de la vacuna contra el coronavirus registrada en el país que se va a comercializar bajo el nombre de Spútnik V.

 

“Ha sido producida la primera partida de la vacuna elaborada por el Centro de Microbiología y Epidemiología Gamaleya del Ministerio de Sanidad de Rusia”, se sostuvo en en comunicado gubernamental.

 

Previamente, el director del Centro Gamaleya, Alexandr Ginzburg, había manifestado que para diciembre próximo o enero de 2021 el país producirá mensualmente cinco millones de dosis de la vacuna y que en curso de un año podrá cubrir toda las necesidades de este preparado.

 

Noticias relacionadas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió con cautela la noticia de que Rusia había registrado la primera vacuna del mundo contra la COVID-19, indicando que ésta, tanto como las demás, deben seguir con los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.

 

La vacuna rusa no se encontraba entre las seis que, según señaló la OMS la semana pasada, estaban más avanzadas. Causó preocupación mundial y los inmunólogos advirtieron que no hay forma de saber que es segura y, mucho menos, efectiva.

 

La OMS con sede en Ginebra mencionó entre esas seis a tres candidatas a vacunas desarrolladas por laboratorios chinos, dos estadounidenses (de las farmacéuticas Pfizer y Moderna) y la británica desarrollada por AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford.

 

Vacuna rusa contra el coronavirus, REUTERSTest de la vacuna en Rusia. Reuters.

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, manifestó que Rusia “se ha saltado ciertos ensayos” a la hora de desarrollar la vacuna, y aseguró que su país no hará lo mismo.

 

“No sabemos mucho sobre ella, esperamos que funcione, de verdad, esperamos que funcione”, expresó Trump, quien dijo además: "Nosotros creemos que es importante seguir todo el proceso”.

 

El director de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, Francis Collins, llegó a comparar con una “ruleta rusa” la decisión de los desarrolladores de la vacuna en Rusia de saltarse lo que describió como “partes fundamentales” del proceso de aprobación.

 

Rusia suma ya 917.884 casos de COVID-19 y 15.617 fallecimientos por esta enfermedad.