Diputado Mariano Mansilla, denunciante de Viviana Canosa por promover dióxido de cloro

La conducta televisiva Viviana Canosa fue denunciada ante la Justicia porteña por haber promovido públicamente supuestos beneficios del dióxido de cloro, sustancia que le habría causado la muerte a un niño de 5 años en Neuquén a quien los padres le suministraron el producto con la érronea creencia de que lo protegería contra la Covid-19.

Noticias relacionadas

 

La denuncia quedó radicada ante el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad por la presunta comisión del delito previsto en el artículo 208 del Código Penal, que sanciona a quien promociona un medicamento falso, y fue presentada por el diputado provincial Mariano Mansilla, del Frente de Todos.


Mansilla habló con RADIO LATINA en el ciclo 'Show Attack' y dio detalles sobre la denuncia: "La base del tema tiene que ver con lo que ocurrió con la muerte del nene, los padres creyeron que tenía COVID y por la mala información le dieron en pequeñas dósis este líquido. El viernes se darán nuevos resultados de investigaciones, pero los médicos fueron claros sobre que la causa de la muerte del pequeño fue la ingesta de este líquido".


"Nosotros queremos que esto se difunda en todo el país porque cada tanto aparece la difusión del dióxido de cloro y es un químico que no tiene nada que ver con la salud, no está aprobado que tenga ningún beneficio", comentó.


"Los padres están siendo investigados, tienen una causa penal abierta por ser parte de la muerte del niño. Ellos querían ayudarlo, pero es tan grave lo que ocurre pero posiblemente no tendrán una cadena de cumplimiento efectivo en la cárcel", expresó.

 

En inciso 1 del artículo 208 del Código Penal, tipifica como delito a quien, "sin título ni autorización para el ejercicio de un arte de curar o excediendo los límites de su autorización, anunciare, prescribiere, administrare o aplicare habitualmente medicamentos, aguas, electricidad, hipnotismo o cualquier medio destinado al tratamiento de las enfermedades de las personas, aun a título gratuito".


"No relacionamos a Canosa con la muerte del niño, sino penar la conducta de difundir que tiene un remedio para tratar o curar una enfermedad determinada. Es un delito difundir algo que no es cierto, el periodista o conductor debe chequear que la información sea verdadera", explicó.

 

"Es importante controlar lo que se dice en televisión. Debemos tener una paciencia sobre una enfermedad que es nueva en el mundo porque sino uno termina tomando ciertas decisiones que son fatales", cerró.

 

La autopsia ordenada por la fiscal Sandra Ruixo, que interviene en la causa por "muerte dudosa" por el fallecimiento del niño, determinó que el deceso se produjo por una falla multiorgánica, pero no pudo establecer el origen de esa falla, por lo cual se dispuso la realización de estudios complementarios.