Eduardo Fernández, diputado Frente de Todos, Foto TwitterDiputado Eduardo Fernández. Foto: Twitter.

Eduardo Fernández, diputado nacional por Córdoba por el Frente de Todos Eduardo, hizo oficial mediante un comunicado que tuvo que cerrar la empresa familiar "Postres Serrano", fundada hace 65 años por su padre. "Con mucho dolor quiero comunicar que tomamos la dura decisión familiar de bajar la persiana de la vieja y querida fábrica que fundara mi papá, allá por 1955", señala el texto.

 

Fernández, contador de profesión, es presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios de Córdoba (Apyme) desde hace años y fue primero en la lista de diputados del kirchnerismo en la provincia.

 

"Nuestra pequeña empresa, que desde que don Fernández padre falleciera en el año 2015 pasó a ser administrada por mi hermano, sufrió severamente durante los últimos años las consecuencias de ese otro virus que llevó al cierre a 25 mil pymes de nuestro país entre 2015 y 2019, situación que se agravó con el estallido de la pandemia mundial al punto de dejarnos imposibilitados de producir", comentó en el comunicado, asestando una crítica inocultable a la gestión de Mauricio Macri.

 

Noticias relacionadas

"Postres Serrano" fabricaba bizcochuelos e insumos destinados en un 90% a salones de fiestas, cotillones y hoteles, actividades todas muy golpeadas por la pandemia y la cuarentena. Fernández indicó que, desde que comenzó el aislamiento, los cuatro trabajadores que conformaban el personal de la fábrica recibido el programa Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), instrumentado por el Gobierno nacional.

 

De acuerdo al legislador, por la imposibilidad de seguir funcionando, ofrecieron a los empleados "la totalidad de las máquinas, la marca y cartera de clientes para que, si así lo consideran, puedan tomar en sus manos la propiedad de la fábrica".

 

Y continuaba: "Quiero llevarle tranquilidad a ellos y a nuestros proveedores de que vamos a cumplir con todos los compromisos ligados a este triste cierre, como lo hemos hecho siempre en todos los actos de nuestra vida, honrando la larga trayectoria de nuestra pyme y de nuestro querido padre que hubiera soñado otro final para la fábrica".

 

Fernández reconoce que lo que le pasó a su empresa, "no es más que una realidad repetida a lo largo y ancho de todo el país" y aclara que decidió comunicar la información "para eliminar cualquier tipo de especulación o versión tendenciosa que pueda circular en los medios y redes sociales".