Iglesia San Francisco de Asís de la ciudad de La Plata, Foto El DíaRobo a iglesia en La Plata.

El sacerdote Jorge López Ibañez vivió momentos de desesperación. Se encontraba aún en pijamas, con una herida cortante en el cuero cabelludo y muy afectado debido a la traumática situación que debió atravesar. Eran las 6 de la mañana, vio luz en la casa funeraria de enfrente de su parroquia y solicitó ayuda. “Me robaron”, dijo el religioso.

 

El Cura cayó a modo de rehén en la casa parroquial de la histórica Iglesia “San Francisco de Asís” de la ciudad de La Plata, declarada Monumento Histórico Provincial en 1975 porque allí se casaron Juan Domingo Perón y Eva Duarte.

 

La famosa boda se llevó a cabo en ese lugar el 10 de diciembre de 1945. Pero fue en secreto. En la parroquia está el expediente original del Libro de Actas, con las firmas de los novios, los testigos y los padrinos.

 

Noticias relacionadas

“Se celebró una ceremonia muy íntima, por pedido expreso de Perón. Antes hubo un intento de casamiento, el 29 de noviembre, suspendido por la gran cantidad de público que se había congregado”, había dicho el sacerdote Alejandro Díaz, quien hace unos años se encontraba a cargo de la iglesia.

 

López Ibañez dormía en momentos qn que al menos cuatro malvivientes armados y encapuchados irrumpieron en su habitación. Antes de atacarlo cortaron el cable del teléfono de línea para evitar que el religioso pudiera dar aviso inmediato a la Policía cuando ellos abandonasen el lugar, según publica el diario El Día de La Plata.

 

Se estima que ingresaron por un ventiluz de la calle 68, entre 12 y 13, porque los investigadores que recorrieron el predio detectaron signos de violencia. También se cree que los autores hicieron inteligencia previa y que contaban con información muy sensible. Es que el cura guardaba una importante suma de dólares equivalente a un millón de pesos, que los delincuentes consiguieron llevarse junto a otros elementos de valor, como un teléfono celular y hasta el cáliz de oro, el recipiente en forma de copa que el sacerdote católico utiliza para consagrar el vino en la santa misa.

 

Voceros consultados indicaron que también robaron un viejo revólver y que escaparon en el coche del religioso, un Volkswagen Golf color gris patente AC485LQ. Sobre el arma explicaron que el cura la tenía porque durante varios años fue capellán de la Policía de la provincia de Buenos Aires.

 

Evita y Perón, casamientoEl casamiento de Perón y Evita.

 

López Ibañez dijo que los autores actuaron con violencia. Le pegaron un culatazo en la cabeza que le provocó una herida en el cuero cabelludo y luego lo maniataron en la casa parroquial para que demorara en pedir ayuda.

 

Cuando el cura pudodesatarse, salió a la calle y corrió hasta la funeraria Dei, ubicada justo enfrente a la casa parroquial. A los pocos minutos llegó una ambulancia del SAME, que lo asistió en el lugar. Enseguida la cuadra se llenó de patrulleros.

 

“El padre nos vino a avisar con la cabeza toda golpeada en pijama”, contó el dueño de la cochería, en declaraciones al sitio 0221.com.ar. “Lo único que sé y que les puedo decir es que eran cuatro tipos, lo ataron y le robaron todo de la iglesia y cosas de él”, agregó.

 

Voceros policiales informaron que llevaron a cabo un operativo cerrojo y rastrillaron la zona en busca del auto de la víctima, pero no pudieron localizarlo. Para obtener más pistas, los investigadores comenzaron a analizar las cámaras de seguridad de las inmediaciones. Al parecer, parte de la banda habría escapado a bordo de un Peugeot 504, que estuvo un largo rato estacionado frente a la casa funeraria a la que acudió la víctima a pedir auxilio.

 

El religioso radicó la denuncia en la comisaría 9ª de La Plata, donde detalló como fueron sus movimientos en las últimas horas. Los detectives buscan saber con quién estuvo y quienes tenían conocimiento de la cantidad de dinero que guardaba en la casa parroquial.

 

Si bien no descartan la hipótesis de un robo al voleo, todo indicaría que los autores no solo conocían el lugar, sino que además sabían muy bien que el cura escondía con una fuerte suma de dinero.