Coronavirus, Bolivia, pandemia, ReutersCoronavirus en Bolivia. Reuters.

El gobierno provisional de Bolivia ha anunciado este viernes que desde el próximo martes va a suavizar la cuarentena nacional por el covid-19, pero va a mantener cerradas las fronteras con algunas excepciones.

 

"A partir del 1 de septiembre de 2020, se inicia la fase de postconfinamiento, estableciendo para ello medidas con vigilancia comunitaria activa de casos de coronavirus", se informó mediante un decreto de la mandataria interina Jeanine Áñez y sus ministros.

 

El gobierno boliviano había interpuesto la cuarentena en marzo pasado cuando se empezaron a registrarse los primeros casos de coronavirus en el país, que a la fecha contagió a más de 113.100 personas y dejó casi 4.800 muertos, de una población de 11 millones de habitantes.

 

Noticias relacionadas

El 1 de junio empezó un confinamientoflexible, decidido a nivel regional. Durante septiembre se mantendrá "el cierre de fronteras terrestres, fluviales y lacustres" y la "suspensión de eventos públicos, actividades culturales, deportivas, festivas, políticas y todo tipo de reunión que genere aglomeración de personas", dice el decreto.

 

El espacio aéreo permanecerá cerrado, con excepción para bolivianos que regresan al país y diplomático, quienes deberán certificar que no tienen covid-19.Como parte del proceso de postconfinamiento, el gobierno permitirá la circulación de personas y vehículos de 05H00 a 20H00, y los sábados 05H00 a 16H00.Hasta ahora está prohibida la circulación en los fines de semana y de lunes a viernes la prohibición regía desde las 18H00.

 

Cambio en la cuarentena en Bolivia. Video gentileza AFP Español.

 

La presidenta Jeanine Áñez justificó el nuevo decreto, aunque dijo que "siempre existe esa posibilidad" de que aumenten los contagios. "La gente necesita salir a trabajar", sostuvo la mandataria, pues si la gente no tiene problemas "por un coronavirus, será por un coronahambre".

 

Las proyecciones oficiales indican todavía que el covid-19 podría llegar a su pico en Bolivia entre septiembre y noviembre, en medio del proceso de las elecciones generales del 18 de octubre.