Pep Guardiola, DT, fútbol, ReutersPep Guardiola. Reuters.

La novela de Lionel Messi y el Barcelona acaba de comenzar y, todo indica que por las duras negociaciones en ciernes, está lejos de terminar. Sin embargo, aparecen actores que no hacen otra cosa más que sumarle misterio a esta historia.

 

Tal es el caso de Pep Guardiola que se encuentra ¿casualmente? en la ciudad de Barcelona. Es cierto que por lo general, Guardiola va seguido a la ciudad, pero esta vez ha llamado mucho la atención.

 

Es que mientras Lionel Messi trata de lograr su desvinculación del Barcelona, se confirmó que el DT del Manchester City está en la ciudad catalana y estalló el revuelo. Sucede que desde España se hacen miles de especulaciones, como que al margen de estar de vacaciones fue hasta allí para reunirse con el crack rosarino, y seguramente tratar de lograr su llegada a Inglaterra.

 

Noticias relacionadas

La información de que Guardiola se encontraba en Barcelona se supo en las últimas horas, pero recién cobró fuerza este viernes por la noche, al difundirse una foto del entrenador en un restaurante de la ciudad. Es un famoso local de comida china. Desde la cuenta oficial de Instagram del lugar publicaron una imagen con Pep y una frase: “¡El mejor entrenador de fútbol de todos los tiempos!"

 

La publicación de la fotografía en cuestión fue tendencia en las redes sociales. En pocos minutos se llenó de comentarios, la mayoría referidos a la novela por Messi.

 

Pep Guardiola en Barcelona. Foto InstagramPep Guardiola visto en Barcelona. Foto Instagram @grupokao.

 

El programa español El Chiringuito llegó a afirmar que Guardiola y Messi ya hablaron por teléfono y que podrían “verse cara a cara en las próximas horas en Barcelona”. La relación entre Guardiola y Messi es muy buena. Pep lo potenció cuando daba sus primeros pasos en el fútbol profesional. Messi, por supuesto, fue la pieza más importante de su equipo.

 

Son momentos complicados para Messi. Pese a que todos los equipos del mundo lo quieren, las opciones para Messi están claras. Quiere un proyecto deportivo serio para afrontar sus últimos años de carrera antes del Mundial de Qatar y un equipo competitivo, con el que pueda pelear de inmediato en todos los frentes. Ante esa situación, las alternativas que sobresalen son dos: el City o París Saint-Germain. La opción de Newell’s resulta lejana.

 

El poderío de la Premier League como competencia local es muy tentador para Leo, sumado a los torneos europeos, la obsesión del equipo de Guardiola. Ahí puede estar el plus que lo lleve a inclinarse por Inglaterra. Sabe que, semana a semana, disputará uno de los campeonatos más extraordinarios del mundo.

 

El tema es que ahora Messi va a tener que ver si logra ir por una cifra menor a la cláusula de salida. El 25 de noviembre de 2017 el club anunció de manera oficial la octava renovación de Lionel Messi, en este caso hasta junio de 2021. En ese proceso la cláusula de rescisión del jugador pasó de 250 a 700 millones de euros.

 

El futbolista podía irse un año antes de la fecha de finalización de su contrato. La misma se haría efectiva siempre y cuando el jugador avisara de la ejecución de la misma exactamente un año antes de junio de 2021. Messi no ejecutó la cláusula de salida en tiempo y forma, pero ¿se puede ir igual?

 

La respuesta a esta pregunta es el eje de la batalla legal. Es que la famosa cláusula de salida especifica que el jugador podrá ejecutarla si hace uso de la misma al final de la temporada, lo que estaba fijado para el 10 de junio de 2020 pero los plazos de la temporada se vieron afectados por la pandemia, corriéndose hasta agosto.